.

‘Un paseo para recordar’ (Adam Shankman, 2002) | A Buenas Horas

Jamie era la última persona de la que se enamoraría Landon. Demasiado seria y conservadora para su gusto. Hija de un pastor de la iglesia baptista, Jamie no tenía miedo de manifestar que la fe era lo más importante en su vida, aunque ello le costara las críticas de sus compañeros. Landon y su pandilla mandaban en la escuela, pero su reinado terminaría en cuanto salieran del instituto y tuvieran que afrontar las responsabilidades de la vida.

Si todas habíamos creído superar ‘Un paseo para recordar’, una viene aquí a recordaros que Mandy Moore y esta película no se superan jamás.

¿Cuántas películas de chico rebelde que se enamora de la chica buena hemos visto? Yo sinceramente he perdido la cuenta. ¿Fue ‘Un paseo para recordar’ la primera? Probablemente no. ¿Es, por tanto, recordada por ser la mejor en ese género? Obvio. Por eso y porque Mandy Moore está increíble en esta película.

Muchas son las veces en las que hemos visto a un chico como Landon Carter (Shane West) enamorándose de la chica menos popular y más inteligente del instituto. Por eso si os digo que la cinta es perfecta y la mejor en su género, me tachareis de exagerada, pero realmente lo es.

‘Un paseo para recordar’ tiene todos los ingredientes para triunfar con el paso de los años, pues a un reparto sobresaliente y una banda sonora inolvidable, se le une que los protagonistas carecen de los clichés machistas que hacen que una película de este tipo pase por nuestra vida sin pena ni gloria.

Landon es uno de los chicos más populares del instituto, sin aparente causa alguna denota cierta rebeldía. Sin embargo, ya desde las primeras escenas vemos que Landon es mucho más de lo que aparenta.

Tras un incidente, Landon es castigado en el instituto y es ahí donde tras años coincidiendo con Jamie Sullivan, por primera vez entabla una relación algo más cercana.

Ambos, pero especialmente Landon, son reticentes a comenzar una relación más íntima. Jamie está demasiado ocupada con todas las metas que quiere alcanzar en su vida y Landon aborrece perder su reputación por relacionarse con ella. Hasta aquí todo correcto, la historia de siempre.

Otro cliché más, Landon es castigado a participar en la obra de teatro y además es elegido protagonista de la misma (¿En serio? Sí, hija sí). Obviamente es un pésimo actor y termina pidiendo ayuda a Jamie, la otra protagonista, la cual accede con la condición de que le prometa que no se enamorará de ella.

Si no fuera una película y no conociéramos mejor a Landon, todas nos habríamos reído con él ante tal ocurrencia por parte de Jamie. ¡No caerá esa breva chica! debió pensar Landon para sus adentros.

Cierto es que la trama empieza siendo bastante plana y siempre predecible. Todos sabemos desde el principio que acabarán enamorándose. Sin embargo, ninguna vimos venir la obra de teatro y especialmente la aplastante y abrumadora actuación de Jamie cantando a Landon y a todas nosotras la inolvidable canción ‘Only Hope’.

Por supuesto tenemos temazo que te sabes de memoria

So I lay my head back down
And I lift my hands and pray
To be only yours I pray
To be only yours
I know now you're my only hope

Jamie enamoró a Landon y nos enamoró a todas nosotras. Es un momento de los que te dejan sin palabras y te obligan a rememorarlo y rebobinarlo una y otra vez hasta que terminas tarareando para tus adentros la canción indefinidamente en bucle (So I lay my head…). Historia del cine. (Sí, lo digo)

A partir de este momento la película torna a una trama mucho más romántica y bastante menos predecible y plana. Landon llevaba tiempo negando lo innegable y tras la actuación de Jamie, decide dar el paso, olvidarse del que dirán y empezar a dar rienda suelta a sus sentimientos.

Landon tiene algo que le hace diferente de todos los demás rebeldes que hemos visto antes y después de esta película. Landon estaba perdido y gracias a Jamie encuentra su camino, no se avergüenza, no trata de cambiarla y lo más importante siempre trata a Jamie con respeto y con amor.

Jamie que no esperaba ni tenía entre sus metas enamorarse, termina compartiendo su vida con Landon. Ambos nos regalan momentos de una belleza más que agradable. La película nos deja grandes e inolvidables escenas.

Jamie quiere disfrutar de la vida, tiene claro lo que quiere y Landon está dispuesto a ayudarla a conseguir todos sus metas.

 A día de hoy resulta difícil superar el momento en el que Landon lleva a Jamie entre dos estados para conseguir uno de sus objetivos en la vida de estar en dos lugares a la vez. INOLVIDABLE.

Si no tuviéramos bastante con la actuación musical, la historia de amor y los protagonistas que tienen una química entre ellos innegable, tenemos que añadir que la película también tiene su momento dramático. No lo vimos venir, a pesar de algunas pistas que nos deja la cinta (¿Una lista de cosas pendientes?), nos pilló desprotegidas y nos rompió el corazón.

Esta película tiene el don de haber perdurado en el tiempo, la historia de amor, los protagonistas y el giro dramático la hacen una película única casi 20 años después. Estoy segura que nostálgicas como yo, aun la ven de vez en cuando para recordar una vez más lo emocionante, agradable y bonita que es la historia de Landon y Jamie.

Es cierto que ‘Un paseo para recordar’ ha sido eclipsada por cintas de más renombre como ‘El diario de Noa’, pero sin duda, es una de esas películas que cuanto más ves, más necesitas volver a verla. Si como yo, los visionados de esta película en tu adolescencia fueron incontables, vengo a recordarte que con la edad la perspectiva mejora. Si es tu primera vez, disfrútala.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.3
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Fotografía
  • Banda Sonora

Puntos fuertes

  • Mandy Moore cantando Only Hope.
  • La química de los protagonistas.
Química. Me encantan las series, especialmente un buen drama. La lectura y el binge-watching como formas de vida.

Deja un comentario