.

‘Recuerdos de juventud’, camino a la fama (2020) | Netflix

‘Recuerdos de Juventud’ empieza como una serie ligera, bonita, con un fondo de cambio de etapa y mucho crecimiento personal. Conforme avanzan los episodios, aunque su esencia principal se mantiene, evoluciona, madura y crece junto a sus personajes, aunque eso sea atípico y nos descuadre.

Este kdrama muestra la vida de cinco jóvenes, centrándose en su intento de cumplir sus metas, conseguir su trabajo soñado mientras luchan contra las convenciones sociales en una sociedad que está demasiado orientada a la vida familiar.

Park Bo-gum da vida a Sa Hye-jun el hijo menor de una familia trabajadora. Desde muy joven ha tenido claro su objetivo y nunca ha dependido de nadie para luchar por él. Es independiente, valiente y muy tenaz. Trabaja como modelo, aunque su sueño es convertirse en un actor de renombre.

Junto a él encontramos a Byeon Woo-seok como Won Hae-hyo y Kwon Soo-hyun como Kim Jin-woo. El primero de ellos es lo opuesto a Sa Hye-jun, en cuanto a familia se refiere. Lo ha tenido todo al alcance de su mano. Una vida de privilegios no lo ha alejado, al menos, de mantener relaciones sociales amables y honestas como la que comparte con Sa Hye-jun Kim Jin-woo.

Kim Jin-woo, es, de los tres amigos quien menos sueña con la fama y el estrellato. Para él es importante poder cuidar de su familia y abrir un estudio de fotografía. Es capaz de navegar los egos y complejas emociones de sus amigos aportando siempre calidez a las relaciones en las que está presente. Jo Yoo Jung es Won Hae Na la hermana pequeña de Won Hae-hyo, una joven que lo ha tenido siempre todo y que tiene aún por delante la ardua tarea de decidir quién quiere ser y cómo quiere vivir su vida.

Finalmente encontramos a una increíble Park So-dam dando vida a Ahn Jeong-ha, una joven que aprende a dejarse llevar y a encontrar la felicidad en el caos que es la vida. Su personaje es honesto, pausado y muy atento a su bienestar y el de los demás. Sus rasgos no se encuentran muy a menudo en pantalla, y son todo un soplo de aire fresco en unos guiones que pecan de vanidosos y superficiales muchas veces.

Cada uno de ellos se rebela a su manera y toman decisiones por y para ellos. Sus errores y aciertos son suyos y de nadie más. En ese aspecto es donde más madura es la serie. ‘Record of youth’ o ‘Recuerdos de juventud’ en nuestro país impresiona por la madurez de su guion y el alto nivel reflexivo de sus personajes.

Sin importar la juventud de los mismos, todos ellos son respetuosos con los sentimientos de los demás, y hablan de lo que pasa por sus cabezas, ya sea dinero, amor o familia. Pero el verdadero toque realista se consigue gracias a los post de Instagram. Esa es la nueva realidad, y se muestra tal y como es. Vemos de manera fidedigna la forma de relacionarse a través de este medio, de compartir o dar noticias y el peso e influencia que tiene en sus/nuestras vidas.

El tempo de la serie es pausado, compartimos sus rutinas diarias, y aunque hay mucho movimiento y cambio de escenarios debido a que los seguimos en su día a día, nunca nos vemos atropellados por el ritmo frenético que sus vidas llegan a tomar en algunos momentos.

¿Un vistazo a la industria televisiva?

Si tengo que destacar algo de esta serie es cómo se vuelca en mostrar un mundo que a veces está demasiado idealizado. Se esfuerza en mostrar la cultura en las calles de Seúl y lo hace desde una perspectiva joven, fresca. Nos lleva a eventos callejeros y a descubrir lugares de aprendizaje como escuelas, sets de rodaje y la que quizá es una de las librerías más enormes que jamás he visto en pantalla.

La ética de trabajo de sus jóvenes protagonistas es de alabar. Ninguno de ellos se deja llevar por el éxito rápido, el dinero o la fama. Son conscientes en todo momento de que ningún golpe de suerte les ha dado nada, todo lo que tienen es gracias al infinito trabajo y dedicación puestos de forma continuada, día tras día.

‘Recuerdos de Juventud’ juega con las carreras profesionales de sus protagonistas para mostrarnos cómo es una sesión de fotografía, una pasarela o un set de rodaje. Presenta todo el trabajo que hay tras ellos, la gran cantidad de gente que se necesita para llevarlos a cabo y el mucho artificio que hay una vez miramos detrás de la cortina.

A la par que lo hace no deja pasar la oportunidad de recordarnos que pese a esa idealización hay seres humanos tras los papeles interpretados y así introduce temas como el acoso, la privacidad o falta de ella, el estrés y presión al que se ven sometidos y la enorme soledad que a veces conlleva estar en el punto de mira de toda una nación.

A nivel social exigimos perfección, una perfección que no es más que una ilusión y ‘Recuerdos de Juventud’ muestra lo complejo que es navegar en esas aguas y mientras intentas mantener un atisbo de la normalidad que conocías hasta no hace mucho.

Pero volviendo a los sets de rodaje, una de las grandes aportaciones de esta serie es que nos lleva de un kdrama a otro sin tener que cambiar de serie. Gracias a los rodajes en los que trabaja Sa Hye-jun lo mismo estamos dentro de una historia épica de época que en una serie donde los gángsters son los reyes de la ciudad.

Y es gracias a esta herramienta que son los sets de rodaje o las series dentro de series, descubrimos que ‘Recuerdos de Juventud’ puede pecar de muchas cosas, pero no será a nivel interpretativo. Sobre todo Park Bo-gum, en su papel principal de actor que logra el estrellato nos deja escenas muy variadas que representan la felicidad de un amor nuevo o la tristeza de alguien que se siente insuficiente a pesar de haberlo dado todo.

La familia no siempre es un sólido pilar de apoyo

Es reseñable y remarcable el análisis que se hace de las dinámicas familiares y de cómo éstas afectan a las vidas de los hijos. A lo largo de la serie vemos cómo las decisiones y acciones de los padres marcan la salud emocional y las decisiones de sus hijos. Se pone ante nuestros ojos una verdad que se nos suele pasar por alto, y es que todos, incluso los padres, son imperfectos, egoístas y están llenos de temores.

Esos miedos e inseguridades trascienden más allá de sus vidas y ‘Recuerdos de Juventud’ no ceja en su empeño de poner de relieve el aprendizaje y etapas de maduración por el que sus protagonistas pasan gracias a ello.

Para terminar

No vamos a terminar esta crítica sin hablar del elefante en la habitación. Como todo buen kdrama que se precie, la relación romántica de sus protagonistas es clave y eje pivotante de la acción. En estos dieciséis episodios disfrutamos de una relación que comienza con el encuentro fortuito de una fan con su actor favorito y que termina con dos personas que consiguen encontrar su lugar en el mundo.

Si quieres ver una serie con personajes que se toman en serio sus relaciones y cómo sus acciones afectan a quienes les rodea, te aconsejo encarecidamente veas ‘Recuerdos de Juventud’.

Técnicamente, quizá lo que más descuadra ‘Recuerdos de Juventud’ es el montaje de la serie, que quizá no es el más acertado al mostrar imágenes futuras bastante trascendentales para luego volver sobre sí y contar todo lo que quedaba pendiente. Pierde bastante al espectador, y nos deja con un sabor amargo en más de un episodio.

La banda sonora es bastante moderna y atrevida. Hay un poco de todo, quizá es porque lo mismo estamos sobre una pasarela que en el rodaje de una serie de época y eso siempre da mucho juego. Por supuesto hay momentos épicos bajo la lluvia donde la banda sonora es vital para acompañar a la escena y qué decir de ese piano al aire libre donde nuestros protagonistas muestran sus dotes musicales.

No falta detalle artísticamente hablando. ‘Recuerdos de Juventud’ no es una serie para encumbrar como obra maestra, pero sí es una serie para hablar de ella. Hablar en profundidad de todo lo que muestra o toca casi de pasada. Desde las relaciones familiares, a las románticas, pasando por temas como son el suicidio, la prevención de enfermedades y la ética laboral.

Una serie que merece la pena y que puedes ver en Netflix España desde hoy mismo. Una vez la termines, coméntanos qué te ha parecido. Estaremos esperando tu opinión.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
2.9
  • Fotografía
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Originalidad
Sending
User Review
4.5 (2 votes)

Puntos fuertes

  • La madurez de sus diálogos
  • La sencillez de la trama
  • Las relaciones personales de los protagonistas

Tenemos otros kdramas en Netflix que seguro también te enganchan

‘My First First Love’, la familia que se escoge (2019) | Netflix

‘Itaewon Class’, Restauración y venganza | Netflix

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario