.

‘Kingdom’, la dosis perfecta de zombies (2019) | Netflix

Ambientada en la época de la dinastía Joseon (1392-1897). ‘Kingdom’ sigue al príncipe heredero Lee Chang (Joo Ji Hoon), el cual se embarca en una misión suicida para investigar una misteriosa plaga que ha estado azotando al país mientras intenta sobrevivir y reclamar su legítimo acceso al trono.

Cuando el canibalismo es la única respuesta posible, cuando la desesperación alcanza las cotas mas altas entre las clases menos privilegiadas, es entonces, cuando llega la revolución, el caos o la muerte, y en el caso de ‘Kingdom’ son las dos últimas las que se plantan en escena, y de qué forma.

Una pandemia se desata en un mundo que aún no comprende muy bien, por qué, cómo o quien es el culpable de ella. El misticismo, la necesidad de adorar o seguir ciegamente órdenes no crean más que subyugación, más muerte y necesidad de rebelión. Así conoceremos a Lee Chang, ese príncipe heredero que tendrá que hacer frente a todas las confabulaciones de palacio para poder desenmascarar la verdad tras los últimos días del rey.

Lee Chang (Joo Ji Hoon)

Las intrigas palaciegas se unen a la desesperación de un reino que muere por omisión. El gore está asegurado en el momento en que la pandemia se desata, y nadie sabe como hacerle frente. Nos encontramos con zombies que corren raudos y que consiguen contagiar de forma veloz a todos aquellos con los que se cruza. El nivel de realismo es de admirar. Cualquier otra producción podría haber pecado en este aspecto, no le pasa a ‘Kingdom’.

"Heavy is The Head That Wears The Crown"
William Shakespeare 

La noche será señal de muerte y solo cuando el sol se alce entre las montañas llegará el ansiado y necesitado descanso que les permitirá a nuestros protagonistas prepararse para la siguiente batalla por sus vidas. Nunca antes un amanecer dio tanto alivio.

Estos momentos de la serie nos permiten ver como un rey se hace así mismo. Nuestro protagonista, que no sabía nada del mundo real, de pronto se ve inmerso en él, intentando proteger a unos súbditos con los que jamás habría cruzado palabra de no ser por las circunstancias.

Vemos, episodio tras episodio el reflejo de una sociedad estamental que abusa del poder, que pisotea a aquellos más débiles haciendo gala de unos delirios de grandeza dignos de Versalles. Eso es también ‘Kingdom’. Luchas palaciegas donde el respeto por la vida de los demás no se conoce, donde solo manda tener más que el de al lado, sin importar las consecuencias.

Sobreviviendo en este ambiente hostil, luchando contra el infortunio entran en escena Kim Sung Kyu quien da vida a Young Sin un cazador de tigres y la siempre impecable Bae Doona, que da vida a una suerte de curandera con increíbles conocimientos de botánica y remedios naturales llamada Seo Bin.

El resto del elenco llena de epicidad cada una de las escenas. Hay hueco para todo, desde escenas que arrancan una carcajada hasta otras que hacen se nos escape una lagrimilla. Puedes comparar ‘Kingdom’ con cualquier super producción de Hollywood y no palidecerá en ningún momento.

Los contrastes de luz son brutales y se usan de forma muy inteligente para generar sensación de pánico, claustrofobia y terror. El montaje no se queda atrás y es rápido, elegante y bien encajado pese a la dificultad de sus muchas partes móviles. Toda una obra de arte en aspectos técnicos.

Sí, ‘Kingdom’ es una serie de zombies, pero dentro de una trama de corrupción, ansias de poder y engaño aderezadas con un espectacular despliegue de medios. Un vestuario que te deja fascinada por su calidad y nivel de detalle, porque lo mismo es grandioso que sencillo y práctico, pero sobre todo porque es el ayudante perfecto para transportarte a la era Joseon. Su color y textura a través del uso de distintos tejidos ayuda a comprender mucho mejor la psique de los personajes y su lugar en la trama.

Todo ello rodado en preciosos parajes, bosques centenarios e infinitas murallas. El baño de sangre es continuo, sobre todo en la segunda temporada, así que si eres un poco aprensible quizá deberías decantarte por otro kdrama, aunque sería una pena total ya que es 100% recomendable y más entretenida aún.

Una serie que cuenta con dos temporadas en Netflix, de la que no puedes perderte ni un segundo. Te prometo que cuando acabes solo querrás saber si habrá tercera entrega de la que es una de las mejores series del género de las que disfrutar.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.8
  • Fotografía
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
  • Originalidad
Sending
User Review
5 (1 vote)

Puntos fuertes

  • Bae Donna, siempre Bae Donna
  • La trama, que no para de sorprender
  • Puesta en escena de 10

Quieres más Bae Donna, lo sabes, lo sabemos, por eso tienes que ver…

‘Stranger’, el azote de la corrupción (2017 y 2020)

‘Sense8’, la maravilla de las hermanas Wachowski

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*