Entrevistamos a Juan Antonio Moreno por su documental ‘Bienvenidos a España’

Juan Antonio Moreno Amador es director, guionista y productor. Sus películas han recibido más de 100 premios y han sido seleccionadas en más de 500 festivales como el Festival Hot Docs de Toronto, el Festival de Montreal, CPH:DOX de Copenhague, Sheffield Doc/Fest en Reino Unido, Camerimage o DocumentaMadrid. Ha recibido el Premio Reina Sofia de Comunicación Social y el Premio de Excelencia concedido por la Universidad Carlos III de Madrid, donde imparte clases en el Máster de documentales. 

Hoy hablamos con él por el estreno de ‘Bienvenidos a España‘, un nuevo y brillante documental que retrata las vidas de aquellos que llegan a nuestra tierra en busca de un futuro mejor. Pero antes, te dejamos conocer un poco más en sus propias palabras…

Nací en Extremadura en 1982, en Talavera la Real, y me crié en el barrio de la picuriña. Desde niño me encantaba escuchar las historias de mis abuelos, las que contaban y las que callaban. Tenía una curiosidad inmensa por descubrir siempre lo que había más allá de todo. Mis maestros han sido ellos junto a mis padres y mis hermanas, mis amigos, mis parejas, mis profesores, mis compañeros de oficio y los protagonistas de mis películas…

Necesito contar historias que conecten con el corazón, que nos ayuden a comprendernos y a crecer como seres humanos desnudos ante lo esencial, historias que nos permitan alcanzar la libertad de ser nosotros mismos. Y despierto cada día con el deseo de cultivar el arte de seguir siendo un niño, de aprender, de explorar, de jugar, de bailar y de emocionarme con esta deliciosa realidad que es la vida“.

Comenzamos

Marta: ‘Bienvenidos a España’ puede verse en las salas de cine. Es totalmente esperanzador poder ver una perspectiva cómo la que muestras en este documental, solo puedo decir que me ha encantado. Enhorabuena por el estreno. Muchas gracias por estar aquí.

Juan Antonio Moreno: Muchas gracias a vosotros. Me alegra muchísimo que te haya gustado.

Marta: Voy a meterme de lleno. ¿Cómo llegas a Torreblanca? Es algo que desde un principio me fascinó, cómo se parte de ahí.

Juan Antonio Moreno: Llegué a Sevilla terminando justo mi anterior trabajo, ‘Donde me lleve el viento’. Llegué con Marian, que era una mujer embarazada de Costa de Marfil, terminando de grabar esta película y pensando ya en ‘Bienvenidos a España’, aunque no sabía cómo iba a titularse aún en ese momento. Quería ver varios centros de acogida, de refugiados. Estuve en Canarias, Madrid y Extremadura, y luego me interesé por ver como eran en Sevilla, donde estuve visitando varios centros de La Comisión Española de Ayuda al Refugiado y uno de ellos fue el de Torreblanca. Yo no sabía donde iba, solo que estábamos saliendo de la ciudad por la autovía de Málaga y cuando llegué no sabía lo que me iba a encontrar, la verdad. Me encontré un edificio enorme, con rayas blancas y negras, y yo pensé “¿esto que es?”. Nada más llegar me recibieron la directora y los trabajadores, y me contaron rápidamente que había sido un puticlub que habían reconvertido en un centro de acogida. Imagínate mi sorpresa, empezaron a enseñarme el lugar y a contarme cosas mientras me enseñaban las salas de fiestas, los jacuzzis, las habitaciones…Dado el tono que quería para la película y dado el número de plazas que había. Uno de los centros mas grandes, con 206 plazas para refugiados, la mayoría familias, pues no lo dudé. Ese era mi ‘Bienvenidos a España’, era el lugar donde grabarlo por las posibilidades que me iba a dar y sobre todo porque un lugar que había sido un burdel, que fuese ahora un centro de acogida, un lugar de protección me parecía que tenía una connotación que podía decirnos mucho a todos.

Marta: Quizá lo que más llega es ver a esas familias. Aunque hay muchas historias distintas dentro de ‘Bienvenidos a España’, de gente que viene sola, escapando de un lugar en el que ya no se sienten protegidos, sea el que sea, aquí vemos también a familias enteras y eso añade una perspectiva infantil que no siempre vemos. En la película vemos como se van acomodando poco a poco a su nueva realidad. ¿Cómo ha sido trabajar con grupos humanos algo más grandes de lo habitual?

Juan Antonio Moreno: Ha sido un viaje apasionante. En Torreblanca había aproximadamente unos 40 niños, contando adolescentes. Era un lugar lleno de vida. Nos alojamos durante un tiempo con ellos para conocerles, tanto a ellos como a su día a día, y fue en ese proceso cuando fueron apareciendo los protagonistas de la película. Otros no vivían en el centro, porque habían pasado a otra fase, y me interesaba también poder observar como estaban viviendo en una segunda fase de inclusión, o cómo Jorge que ya había conseguido la tarjeta de refugiado y cómo era su vida en Sevilla.

Marta: Lo cierto es que muestras historias totalmente dispares. No solo por el tipo de persona, sus edades, sino por sus vivencias, personalidades y la forma en que se adentran en Andalucía, en España. Me resulta curiosísimo ver esa España de contrastes. ¿Tenías esa idea cuando empezaste a grabar?

Juan Antonio Moreno: Sí, porque ya había trabajado en este tema, con personas desplazadas, refugiadas en países como Afganistán, Kosovo y Sierra Leona y en primera persona pude conocer como era la realidad sus vidas a través de Sadaf y su hermana Shabnam, las boxeadoras afganas de ‘Boxing for freedom’, que llegaron a España invitadas por un festival y que por motivos de persecución en su país decidieron solicitar asilo durante esa estancia en nuestro país. Estuvieron en casa, no conocían a nadie. En sus primeros meses me iban contando su día a día y sus emociones y de cómo se sorprendían de nosotros, de España de nuestra cultura y nuestras tradiciones. Fue en funeral, de un familiar muy cercano a mi y que ellas llegaron a conocer muy bien y fue ahí donde descubrí el verdadero contraste entre nuestras culturas, y esa fue la chispa que necesitaba para ‘Bienvenidos a España’. Cada protagonista viene de un lugar, de una educación, de una cultura… por eso me interesaba que no fuese tanto una película de refugiados, sino una que hablase también de nosotros, de los españoles visto por ellos.

Marta: La verdad es que hay momentos en los que te ves totalmente reflejado en esa gente a la que por ejemplo preguntan direcciones por la calle, porque hay un momento de la cinta en la andaluza en mi pensaba. “Es imposible que esta criatura se haya enterado de a donde tiene que ir con esas instrucciones…”. Esos momentos gustan mucho, porque relajan la situación, y luego, las tradiciones, esa Semana Santa, tan sevillana, y cómo la muestras y cómo le llega a alguno de los protagonistas, lo mismo que ese día del Orgullo, con otro persona muy particular y especial. No quiero decir mucho para que la gente se anime a ir al cine a verla. Verdaderamente en ‘Bienvenidos a España’ te ves reflejado como español y yo creo que también es bueno que se nos recuerde que siempre hemos sido una tierra de acogida, que no se nos puede olvidar.

Juan Antonio Moreno: Si, y además, una tierra muy diversa, con mucha diversidad en cuanto a culturas, muy rica. Yo creo que hemos sido una tierra de acogida, y somos, una tierra acogedora independientemente de la burocracia y la administración, yo hablo como pueblo. Me interesa que nos veamos en la pantalla y que se nos muevan cositas por dentro acerca de nosotros y nuestras tradiciones y que nos identifiquemos con ello.

Marta: Te quería preguntar por el apartado técnico. ¿Cuál ha sido la parte más compleja de grabar? Os habréis tenido que mover bastante entre localizaciones una vez que ellos también se mueven, y seguir sus historias no ha tenido que ser fácil. Ellos están creando su vida y eso es algo muy cambiante.

Juan Antonio Moreno: Yo no vivo en Sevilla, y parte del equipo tampoco y al inicio nos planteamos vivir en Sevilla o lo más cerca posible, pero gracias a las comunicaciones no ha sido necesario. Si que ha sido complejo, de alguna forma seguirles y acompañarles, ya que son muchos, es una obra muy coral, y yo creo que esa ha sido la complejidad.

Marta: ¿Cuánto tiempo habéis estado con el rodaje, posproducción y demás? ¿Qué te lleva grabar una cinta de estas características?

Juan Antonio Moreno: Unos cuatro años. El rodaje yo quería que fuese el mismo tiempo que dura el programa de acompañamiento, de acogida y de inclusión para personas refugiadas que es 18 meses o 24 meses. Esa ha sido la duración del rodaje en sí.

Marta: Una cosa que me ha encantado ha sido la banda sonora. ¿A quién tienes que darle las gracias por poner ese poquito más de vida a las escenas? Desde luego acompaña impecablemente a las escenas.

Juan Antonio Moreno: Pues en primer lugar a Jorge Magaz, compositor. Ha sido la primera vez que he trabajado con el y ha sido una conexión apasionante y vibrante. Desde el primer momento conectó con el tono que queríamos en montaje y he disfrutado muchísimo con su trabajo. Luego hay varios temas de bandas que yo personalmente escucho y que me gustan, y que de alguna forma, en montaje, nos llamaban, se revelaban para estar en alguna de las secuencias. Por otra parte, todo el trabajo de sonido en directo también han sumado muchísimo. La mezcla final de Gabriel Gutiérrez, con quien he trabajado en otras ocasiones, fue deliciosa.

Marta: Para quien se anime a acercarse al cine va a ser una experiencia super completa, no solo a nivel de imagen, ya que hay mucho color, tradición y nos vemos totalmente reflejados. Y a todo eso se añade mucha amabilidad, calor y mucha esperanza por parte de los protagonistas y de la gente que se cruza en sus caminos. Muchas gracias por tu tiempo. Esperamos que se vea mucho en las salas de cine y llegue a los espectadores tanto como nos ha llegado a nosotros.

Juan Antonio Moreno: Espero que el público la disfrute y se divierta en las salas de cine. Muchas gracias por este rato.

Tienes que ver ‘Bienvenidos a España

‘Bienvenidos a España’, singularmente bella, especialmente necesaria (Juan Antonio Moreno, 2021)

Otro documental que seguro te va a encantar es:

‘Nuestra vida como niños refugiados en Europa’ (2020), un corto de Silvia Venegas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.