.

Crítica de ‘Underworld: Guerras de sangre’ (2016, Anna Foerster)

Título original: Underworld: Blood Wars

Año: 2016 (Estados Unidos)

Duración: 91 min.

Director: Anna Foerster

Reparto: Kate Beckinsale, Theo James, Charles Dance, Bradley James, Lara Pulver, Tobias Menzies, Alicia Vela-Bailey, James Faulkner, Oliver Stark, Peter Andersson, Daisy Head, Brian Caspe, Dan Bradford, David Bowles, Clementine Nicholson

Guión: Cory Goodman

Fotografía: Karl Walter Lindenlaub

Música: Michael Wandmacher

Género: Acción

Sinopsis: Nueva entrega de la franquicia Underworld, en la que la vampira Selene (Kate Beckinsale) deberá defenderse de ataques brutales de los dos clanes, el de los Lycans y el de los Vampiros que la traicionaron. Con sus únicos aliados, David (Theo James) y Thomas su padre (Charles Dance), ella debe detener la guerra eterna entre Vampiros y Lycans, aunque signifique tener que hacer un último sacrificio.

Crítica de ‘Underworld: Guerras de sangre

por Jaime Garzía

“No, Selene…”

No. Lo lamento, pero ‘Underworld: Guerras de sangre’ no. Una nueva entrega de la saga protagonizada por Kate Beckinsale y su queridísima Selene debería haber propuesto algo más atrevido y digno de lo que las películas de ‘Underworld’ significan para muchos. Precisamente, para estos adeptos es para quien parece estar dirigida, única y exclusivamente, pues parece más un amalgama de licántropos y vampiros con situaciones ya dadas en sus anteriores películas y una recopilación de flashbacks sobrantes que no hacen más que aumentar el tiempo de metraje de una cinta que debió terminar antes si quiera de grabarse.

Con la estética y ambientación clásica de la franquicia, ‘Underworld: Guerras de sangre’ nos regala como nuevo una fotografía más o menos pasable, pero lo negativo contra lo que debía luchar para que fuese minimamente aceptable era demasiado: desde un guion ridículo y escueto hasta unas interpretaciones bastante planas por todos menos, y quien lo diría, por Theo James. Todo esto pasando por una acción demasiado edulcorada, unos efectos un tanto estridentes y un montaje que nos permite marearnos tranquilamente en la butaca gracias a sus cortes tan bruscos.

Una más en una saga que debería empezar a plantearse si le queda mucha vida para continuar. Que Selene haya vivido 1500 años no quiere decir que la franquicia también deba hacerlo; y esta entrega es una razón de peso para ello.

Tráiler de ‘Underworld: Guerras de sangre

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*