.

‘Condor’, con la CIA nada es lo que parece (2018)

Desde el mes de junio venimos disfrutando de lo nuevo de la cadena AT&T, pero no nos hemos atrevido a hablar de ‘Condor‘ hasta llevar una base de capítulos lo suficientemente amplia como para poder hacernos una buena idea de que es lo que nos podemos encontrar durante su visualización. Como muchos sabrán la serie se encuentra inspirada en el thriller político ‘Three Days of the Condor‘ de Sydney Pollack del año 1975.

¿Cual es su trama?

En la serie nos encontraremos con un protagonista, Joe Turner, que siempre se ha encontrado incómodo y con sentimientos difíciles de catalogar sobre su trabajo en la CIA. Solo esta información nos hace leer entre líneas que nos encontraremos un capitulo de conspiraciones tras otro, cuando el protagonista descubre unos datos y toda su oficina sufre por ello, teniéndose que poner a la fuga. Joe tendrá que ver de que es capaz para sobrevivir mientras logra sacar a la luz todo el entramado conspiratorio que pretende acabar con la vida de millones de personas y que tiene unos tintes racistas que le harán plantearse para quien trabaja de forma continua. El abuso de poder, la hiper vigilancia del estado, así como el ‘todo vale por defender mi patria’ atacando a mi patria.

Si algo queda claro viendo unos cuantos capítulos es que la ironía de la trama es profunda. Se nos muestran una gran cantidad de personajes que con sus acciones desencadenan unas reacciones morales dudosas, y sobre todo mucho sufrimiento e inestabilidad social. Estamos hablando de asesinatos pactados, violencia y tiroteos en las calles con lo que eso supone para las familias y el estado general de la paz general. Cada uno de los protagonistas tiene un papel imprescindible, ya que nos encontraremos desde el jefe de unidad de la CIA que intenta averiguar que pasa, como a otros que forman parte de una facción de la cual sospechamos mucho, pero sabemos muy poco, así como por supuesto las familias y seres cercanos de cada uno de ellos. Las victimas colaterales de una guerra de espías que pasa muy poco tiempo en la sombra.

Entre los actores y actrices tendremos a Max Irons, William Hurt, Leem Lubany, Mira Sorvino, Brendan Fraser, and Bob Balaban. Al protagonista, Max Irons, lo has visto en ‘La dama de oro o en ‘The host’, mientras que a Leem Lubany, que tiene una de las caracterizaciones más complejas de la serie, la recuerdas por interpretar a Salima en ‘Rock the Kasbah’, no podemos dejar de mencionar el turbulento papel de Brendan Fraser, que da vida a uno de los conspiradores. Un personaje del que vamos descubriendo fragmentos, pero que nos costará ubicar y mucho más adivinar sus intenciones reales y motivaciones-

Si algo nos está gustando de ‘Condor’ es eso, que la acción nunca cesa, lo cual no es igual a explosiones y peleas continuas, sino más bien un sutil baile entre personajes y sus relaciones. ¿Cómo comportarse en un mundo de espías cuando no perteneces a él? Muy curioso ver como se muestra todo lo que rodea al mundo de las esposas de espías, que no es más que mucha frivolidad acompañada de grandes interpretaciones. Son estos personajes y esta parte de la trama la más emotiva y quizá cuidada de toda la serie.

Dicho todo esto, ¿Por qué verla?

  • Es una serie más de espías, pero es la serie de espías del verano.
  • La acción no cesa, los capítulos vuelan.
  • Los protagonistas mantienen la tensión y actuaciones bastante plausibles.
  • Los capítulos se titulan tras frases que aparecen nada más empezar el capítulo. Todas ellas perfectas para la narrativa.
  • Los diálogos fuera del mundo ‘espía’ revelan de forma aplastante todas las consecuencias de este.
  • Ya está renovada para una segunda temporada

 

 

 

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*