.

‘Bright Minds’, primeras impresiones de lo nuevo de COSMO

Una vez más COSMO acierta con sus series. Este verano podremos disfrutar de una serie de factura francesa fresca y muy entretenida. Hablamos de la serie ‘Bright Minds’, que nos llevará al corazón de una comisaría parisina y a conocer y trabajar codo con codo con la inspectora Raphaëlle y Astrid, una trabajadora del archivo criminológico.

‘Bright Minds’ es una serie de esas fáciles de ver, de las que podrías ponerte a cualquier hora y en gran cantidad de episodios sin cansarte, puesto consigue atrapar con el carisma de sus personajes y atraer con un guion divertido y misterioso.

Gran parte de culpa de esto la tienen las dos protagonistas femeninas, quienes al presentar unas personalidades tan dispares y opuestas, se complementan a la perfección. Son muy distintas pero en ningún momento chocan, todo lo contrario. Son mujeres con capacidades extraordinarias que se apoyan e intentan comprender, esto último será el pilar clave de su relación y de la serie.

En muchos aspectos nos recuerda a ‘Rizzoli & Isles’, aunque, obviamente mucho más europeizada y con unas características específicas muy particulares que la hacen diferenciarse claramente.

Cónoce a Astrid

Astrid (Sara Mortensen) es ordenada, algo compulsiva y discreta. Y por una buena razón: tiene síndrome de Asperger, un déficit del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista y que afecta la interacción social recíproca y la comunicación verbal.

Es una persona muy organizada y metódica que necesita puntos de referencia permanentes y no tolera la improvisación ni las situaciones inesperadas. Vivir fuera de su ámbito de comodidad será el reto continuo al que se enfrente una vez descubra que los mejores puzzles están fuera de las cuatro paredes que la rodean en el archivo.

En una fantástica interpretación Sara Mortensen nos sorprende con su metódica gesticulación y sus manierismos. En el que es sin lugar a dudas un papel complejo, la actriz consigue ser creíble en todo momento.

Es el turno de Raphaëlle

Raphaëlle Coste (Lola Dewaere), por su parte, es una comandante de policía con un hijo a su cargo y con una vida bastante complicada. Es espontánea, impulsiva, desordenada y le cuesta mucho centrarse. Su rutina cambiará para siempre cuando se encuentre con Astrid, y tenga que cuidar y medir cada una de sus acciones mientras aprende a trabajar con ella.

Es quien pone el punto cómico en la serie, y lo hace con una naturalidad pasmosa. Es un personaje con unas posibilidades de desarrollo extraordinarias que esperamos ver avanzar y madurar conforme pasen los episodios.

Lo que más nos ha gustado es la frescura con la que se presenta en sus relaciones personales. Nada más arrancar la serie parece que conocemos a sus protagonistas de siempre, nos sentimos cómodas con ellas y esperamos con ganas ver cuales serán sus siguientes pasos. Además, los secundarios complementan muy bien la narración.

El hijo de la inspectora, un joven superdotado que adora a su madre nos permite ver y hablar del papel de una madre trabajadora y del enorme esfuerzo que pone por formar parte de su vida, a pesar de su olvidadiza personalidad.

A todo esto debemos añadir que los primeros episodios se presentan con una buena historia, que engancha, un puzzle que resolver con mucho trasfondo.

Si estás cansada de versiones americanas, aprovecha para dar un paseo por París mientras se resuelven los casos más complejos y misteriosos.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
2.8
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Fotografía
  • Banda sonora

Puntos fuertes

  • Sencilla y fresca en su visualización
  • Muy entretenida
  • Buenas interpretaciones

La serie se estrena el jueves 2 de julio a las 23:00 horas en COSMO.

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario