.

‘Blue Jay’ (Alex Lehmann, 2016) | A buenas horas

No se que tendrán las películas románticas, pero a mi nunca me acabaron de convencer. Navegando por Netflix, encontré ‘Blue Jay’, resultándome interesante nada mas que por el hecho de que esta rodada en blanco y negro. Guiándome por el monocromo, me animé a verla, y tengo que decir lo mismo que con todas: no me gustó.

Jim y Amanda se encuentran por casualidad en su pueblo natal de Crestline en California después de veinte años sin verse. Él está allí porque su madre ha fallecido y tiene que poner su casa a la venta; ella está visitando a su hermana porque está embarazada. Los dos tienen muchas cosas que contar así que deciden ir a una cafetería para ponerse al día. A pesar de haber seguido caminos distintos, vuelven a conectar como si nada hubiera cambiado. Cuando llegan a la que fue la casa de Jim, la ex pareja se ve transportada al pasado y a los increíbles momentos que vivieron juntos

No deja de caer en los tópicos del cine comercial romántico, una historia tan bonita como inalcanzable. Desde el primer minuto se nos presenta a los personajes, sin un tiempo previo de conocer algo de sus historias, simplemente se encuentran. El uso del blanco y negro podría haber estado mucha mas explotado, ya que no va acompañado de encuadres clásicos y bonitos, ni una banda sonora que resalte, simplemente se aplicó un filtro a la imagen, y ya. Aunque también puede haber sido la estrategia para hacerla “diferente”.

Sarah Paulson afortunadamente lo borda, demostrando que es una actriz en forma, incluso sacándola de su rol de mujer fumadora y seria. Nada a comentar de Mark Douplas, que a veces da pena, no por su personaje, si no por su actuación.

Los personajes se empeñan tanto en contar esa historia adolescente tan bonita, como es el primer amor, que en muchos momentos da la sensación de que la reviven, no la recuerdan, llegando a rozar el ridículo. Estamos acostumbrados a un tipo de rol de géneros en este tipo de cine, donde el hombre es la persona fuerte que no muestra sus sentimientos y la mujer es la persona de lagrima fácil. Pues aquí, como punto mas fuerte de la película, ese rol cambia por completo.

No podríamos  decir tan siquiera que es una película de sofá y helado. Con muy buenas intenciones pero con poco trabajo, ‘Blue Jay’ es otra de las muchas que se quedan en el intento de ser buenas obras románticas.

¿Pasa el corte?
Overall
2
  • Originalidad
  • Montaje y edición
  • Fotografía
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones

Deja un comentario