.

’18 again’, nunca lamentes nada que te haya hecho sonreír (2020)

’18 again’ es una serie bellamente contada desde el primer episodio, no hay un momento en que nos sintamos fuera de lugar y probablemente sea porque es un reflejo de nuestra realidad, o muchos fragmentos de ella, y eso hace que cuando la vemos, sea como volver a casa, a ese hogar continuamente en construcción. Y sí, su título, y ahora su trama te sonarán cuando veas que está basado en la película de 2009, ’17 Again’, dirigida por Jason Filardi.

Jung Da Jung (Kim Ha Neul) está casada con Hong Dae Young (Yoon Sang Hyun) de 37 años. Tienen un hijo y una hija de 18 años. Jung Da Jung trabaja duro a diario persiguiendo su sueño, y su situación personal empieza a superarla. Mientras tanto, Hong Dae Young se arrepiente de sus decisiones pasadas, desearía poder volver atrás, y así ocurre cuando tras desearlo, vuelve a tener 18 años y ahora tiene que hacerse pasar por Go Woo Young (Lee Do Hyun)

Historia pasada, presente y futura se entremezclan dándonos un colorido y enmarañado lienzo lleno de impresiones e imperfecciones. Hacía mucho tiempo que no disfrutaba de una historia que reflejase tantas realidades y emociones de forma tan fehaciente. El guion de ’18 again’ juega con la fantasía, con ese deseo que muchos tienen de volver atrás en el tiempo, con esa idea que a veces nos asalta, ¿Cómo sería mi vida si…?

Y es en las decisiones, grandes y pequeñas, en lo que fue, lo que es y en el que será en lo que se regodea de forma continuada. Todos los personajes, independientemente de su edad, se ven asaltados por las dudas, el miedo al fracaso y la soledad del ser incomprendido, porque si algo aprendes, o recuerdas mientras ves ’18 again’ es que todos, en algún momento nos sentimos así, y no compartirlo puede alejarte de lo que verdaderamente quieres.


«Perdona rápidamente. Besa despacio. Ama de verdad. Ríe incontrolablemente y nunca te arrepientas de nada que te haya hecho sonreír.» 
Audrey Hepburn

La desidia de la cotidianidad es fulminante en la relación de Jung Da Jung y Hong Dae Young. Cuando no eres capaz de encontrar un resquicio del amor infinito que una vez sentiste por tu pareja, el más mínimo temblor puede resquebrajarlo todo, haciéndolo añicos. La paciencia se agota rápidamente y la falta de comunicación y la frustración se adueñan de todo. ’18 again’ es una batalla interna tras otra. ¿Es mi vida la vida que quiero, esa con la que había soñado?

Y es que, mientras pasan los episodios, los protagonistas, que parecen haber olvidado el amor que los unía, los momentos que vivieron y aquello por lo que tan arduamente lucharon por crear, ya no son capaces de reconocerse. Ahora intentan reinventarse, sobrevivir a una nueva fase, pero tendrán que hacerlo independientemente, ya que Jung Da Jung ya no soporta el peso de su mundo, y también el de su marido, sobre su espalda.

Hong Dae Young ha llegado a un punto en el que no es capaz de ver la felicidad que hay en su vida, así como tampoco logra dar valor a su trabajo y esfuerzo, lo que le ha llevado a ser un ser que se ha abandonado a sí mismo, lamenta su presente, y culpa en todo y todos cómo se siente. Solo cuando se le da la oportunidad de volver a su antiguo cuerpo y de poder volver a elegir que camino tomar es cuando despierta de su propia condescendencia y aprende a valorar lo que tenía.

No sé sabe lo que se tiene hasta que se pierde

Hay un continuo reencuentro de los protagonistas consigo mismos, somos espectadores privilegiados de su lucha interna. En su crecimiento personal está realmente escondida la belleza de ’18 again’. Son crisis existenciales tan reales como devastadoras emocionalmente y sin darte cuenta te ves reflejado en ellas, una vez más.

La mezcla de líneas temporales, y la necesidad que tiene el guion de mostrarnos cómo los protagonistas han llegado al momento en que nosotros irrumpimos en sus vidas es clave para darle a la trama la corporeidad robusta que tiene. Sus vidas son un desastre, o al menos esa sensación es la que nos deja cuando empieza, nadie es feliz, y no comprendemos como se llega a tal punto cuando cada vez que volvemos en el tiempo vemos cómo dos jóvenes luchan con todas sus fuerzas por sobrevivir en un mundo hostil, intentando hacerlo lo mejor posible con las herramientas que tienen a su alcance.

Nos llevamos un duro golpe de realidad, la vida es trabajo continuo, y también lo son las relaciones, nada debe darse por sentado, y Hong Dae Young lo aprende de una forma muy especial.

Las interpretaciones, de todos los involucrados, hacen que esta historia tan mundana nos atrape. En cada uno de ellos hay un fiel reflejo de lo que el guion quiere transmitirnos. La mención especial es para Lee Do Hyun mientras da vida a Go Woo Young, pero sobre todo cuando interpreta las partes de la vida pasada de Hong Dae Young, porque es entonces cuando no puedes contener la emoción, y cuando pasas a amar a un personaje con el que quizá no habías congeniado.

Los sueños se hacen realidad

Y si no que se lo digan a nuestros protagonistas. ’18 again’ nos muestra como los sueños se hacen realidad, en muchas ocasiones, gracias al trabajo y la perseverancia. Jung Da Jung (Kim Ha Neul) y Ye Ji-hoon (Wi Ha-joon) son muestra de ello. Ella lucha contra corriente, a pesar de no haber contado con oportunidades siendo joven, trabajando cada minuto que tiene libre para convertirse en reportera. Su sueño se cumple justo cuando más lo necesita, y un mundo nuevo se abre ante ella.

Ye Ji-hoon es también perseverancia, superación y sobre todo responsabilidad. Este joven jugador de beisbol, que se verá pronto muy vinculado a la vida de la protagonista, será clave en el desarrollo de la historia, acaparará un trocito de nuestros corazones y nos dejará preciosas y honestas conversaciones, esas que a veces necesitamos con alguien y que levantan el espíritu.

The Kids Are All Right

Y por si fuera poco, ’18 again’ también hace hueco, y da mucha relevancia, a uno de los momentos más trascendentales de la vida de una persona, la adolescencia. Se atreve con ella mediante la presencia de los hijos de la pareja. Roh Jeong-eui da vida a Hong Shi-ah mientras que Ryeo Un hace lo mismo como Hong Shi-woo.

Desde la vida familiar hasta la amorosa, nos subimos en la montaña rusa que es volver a ese momento en que te estás descubriendo. Impresiona, sobre todo, lo naturales que son las relaciones, lo fluidas que son las conversaciones y lo mucho que todo puede confundirte a esa edad.

El guion, como hemos dicho antes, emociona, es equilibrado y no cae en tópicos odiosos, sino más bien pone de manifiesto realidades muy dispares de forma pareja en un solo drama. La banda sonora es preciosa en su totalidad, todas las canciones se acomodan a la perfección a lo que está ocurriendo o a lo que están sintiendo los personajes.

Estéticamente su fotografía es bastante corriente, algo que compensa con su montaje, bastante trabajado si nos fijamos en las transiciones que se hacen cuando cambiamos del Hong Dae Young de 37 al de 18. Un drama sobre vidas corrientes, sobre el pasar del tiempo, los sueños rotos y la búsqueda de la felicidad.

’18 again’ es la historia de superación, de valentía y de madurez que no pensabas encontrar en este kdrama, pero que te arrolla y sorprende en cada minuto de metraje. Tendrás que hacer frente a millones de sentimientos encontrados, los suyos, pero también los tuyos, que llegarán en forma de tsunami y te tendrán poniendo en perspectiva tu existencia mientras estés viéndola.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
4
  • Guion
  • Forografía
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
  • Edición y Montaje
  • Originalidad
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Lo bonita que es la historia que cuenta
  • La realización y su guion

Otros kdramas tan bonitos como este son…

‘Cuando florece mi amor’ (2020) A true love story

‘Romance is a bonus book’, aún tienes el resto de tu vida

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario