.

‘The OA’: Netflix arriesga con una historia sobre vida más allá de la muerte

‘The OA’, uno de los últimos estrenos de la plataforma Netflix del pasado mes de diciembre, es una de esas series a las que conviene acercarse sin saber prácticamente nada de su argumento. Lo mínimo e indispensable para comenzar su piloto y dejarse llevar por su estética propuesta. Sólo así el espectador puede sumergirse en una historia que mezcla lo fantástico, toques de metafísica y un debate entre la vida y la muerte mediante un estilo que sigue la estela de la brillante ‘The Leftovers’ de HBO.

Creada por el director Zal Batmanglij y la actriz Brit Marling, quien también ejerce el rol protagonista, la serie de Netflix propone un viaje en el que el espectador debe poner a un lado su incredulidad y dejarse llevar por una historia enigmática y desconcertante que, a lo largo de sus ocho capítulos, va desvelando misterios y planteando cuestiones morales.

La premisa de partida es sencilla: tras siete años desaparecida, la joven invidente Prairie Johnson aparece en un puente sin dar detalles de dónde ha estado durante ese tiempo, con la vista recuperada y unas terribles cicatrices en su espalda.Tras su regreso, las preguntas no dejan de surgir: ¿dónde ha estado esos años? ¿Cómo ha recuperado la visión? ¿A qué se deben esas cicatrices? Guiada por estas preguntas, la historia llevará al espectador, a través de dos líneas temporales paralelas, por el presente y pasado de Prairie, desvelando los misterios y el enigmático significado del título de la serie. Y ésta es precisamente la premisa que juega a favor de la serie: el desconocimiento y secretismo en torno a su historia. La propia Netflix así lo aplicó durante las primeras noticias de su nacimiento allá por 2015, el rodaje y el estreno, guardando silencio sobre su nueva producción. Y no ha sido una mala jugada.

The OA - Brit Marling

‘The OA’ – Brit Marling | Netflix

‘The OA’: ¿serie brillante o pretenciosa?

‘The OA’ es una serie ambiciosa en varios planos, lo cual la sitúa en una frontera entre la brillantez y la decepción. Por un lado, presenta una muy interesante manera de narrar, afianzándose en el montaje paralelo y el flashback, demostrando, capítulo a capítulo, que el arte de contar historias es lo que realmente cautiva tanto a los personajes como al espectador. Por otro lado, está construida con una hermosa e irreprochable fotografía que ejerce de elemento emisor de emociones y sensaciones. Por último, plantea un conjunto de reflexiones sobre el más allá, el tránsito de la vida a la muerte y los límites de la locura, aspectos un tanto pretenciosos que muchos críticos han apuntado como el punto débil de la ficción de  Zal Batmanglij y Brit Marling.

En cuanto a la actuación, los personajes de ‘The OA’ están capitaneados (y casi fagocitados) por su protagonista, Prairie (Brit Marling), una actriz capaz de apropiarse de un personaje que camina sobre un cable sin red de protección y darle autenticidad sólo con su rostro.

El resto de actores, todo sea dicho, actúan de manera desigual, si bien el problema es que sus personajes no están del todo bien desarrollados. La actriz que interpreta a la madre de Prairie, Alice Krige, resulta plano e irritante, si bien su contrapunto, Scott Wilson (a quien recordarás por su Hershel en ‘The Walking Dead’), construye mucho mejor al abnegado padre de la protagonista. También se encuentran en el casting Jason Isaacs en un papel antagonista, Patrick GibsonPhyllis Smith (que defiende con dignidad a su atribulado personaje) y Paz Vega, entre otros.

The OA - Brit Marling cuenta su historia | Netflix

‘The OA’ – Brit Marling cuenta su historia | Netflix

En el plano estético, puede que a muchos irrite la deliberada propuesta hipsterindie de la serie. La fotografía e imágenes son deslumbrantes, utilizándose algunos recursos innovadores como la escena que abre el episodio piloto, con una grabación en formato vertical procedente de un móvil que muestra la sorprendente reaparición de Prairie. Se trata de una propuesta que busca forjar una manera visual de narrar con personalidad propia, lo que hace de ‘The OA’ una serie que, cuanto menos, no deja indiferente.

Desconcertante, inclasificable, pretenciosa, hermosa, enigmática, hipnótica… son muchos los adjetivos que se pueden aplicar a ‘The OA’. Sin embargo, conviene dar una oportunidad a esta serie sobre la vida y la muerte, los límites de la locura y, sobre todo, el acto sanador de contar historias. No ha empleado mal su dinero Brad Pitt al apadrinar como productor la nueva producción de Netflix. Merece la pena acercarse a ella.

Trabajo en marketing, aunque lo mío es el periodismo y la literatura. Consultora de proyectos digitales por accidente, redactora y crítica de vocación. Enganchada a las series y al cine. En mis estanterías siempre hay un hueco para la literatura japonesa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*