.

‘White House Farm’, rigor para una historia escabrosa (2020)

Nada más empezar a ver ‘White House Farm’ eres consciente de que algo terrible está a punto de pasar, es una sensación que no puedes sacudirte. Por algo permanece en la memoria de los más mayores en el Reino Unido.

Si bien es cierto que el título no deja lugar a dudas de que algo malo va a pasar, la ambientación de la serie está tan conseguida que transmite esa sensación agónica que lentamente se va confirmando.

Una noche de agosto de 1985, los cadáveres de cinco miembros de una familia son encontrados en una granja de Essex. El circo mediático comienza a la par que lo hace la investigación policial.

‘White House Farm’ es una serie que consta de seis episodios de unos 43 min. aproximadamente, lo que la hace muy cómoda de ver. Y cómo siempre, los eventos basados en hechos reales nos atraen infinitamente más, será porque el ser humano es así de curioso y morboso por naturaleza.

Sheila Caffell, sus hijos gemelos de seis años, Daniel y Nicholas, y sus padres, Nevill y June Bamber fueron las personas que se encontraron muertas dentro de la granja en la noche de la tragedia.

La serie comienza dándonos a conocer cómo eran las vidas de este conjunto de personas que murieron y de aquellas que las rodeaban. A través de los primeros episodios vemos cómo las relaciones familiares eran complejas, sus vidas, mundanas, nada tenían de extraordinarias.

Muy pronto la serie se centra en la investigación policial, y lo hace de forma elegante, discreta y nada grotesca. Es desde este momento en el que se empieza a introducir, de forma magistral material grabado de la época con las escenas de la serie.

Hay que quitarse el sombrero. La ambientación y la recreación de la atmósfera son de diez. Hay veces que no eres capaz diferenciar realidad de ficción.

Visualmente te transporta a los años 80. Te lleva de paseo por los infinitos campos de grano y te introduce en un área rural donde parece que nunca pasa nada.

La policía de Essex inicialmente creyó que Sheila, que tenía problemas de salud mental, había asesinado a su propia familia antes de dispararse a sí misma. Estamos ya en esa fase central de la serie, donde se han expuesto los hechos, ahora queda resolverlos.

La crítica al cuerpo de policía es velada pero clara, sobre todo en los episodios centrales. ‘White House Farm’ se centra mucho en la implicación del detective Stan Jones y de la prima de Sheila. Es a través de ellos que se busca la verdad. Los demás personajes solo quieren pasar página y dar carpetazo al asunto.

Las dudas que asaltaban al sargento detective Stan Jones sobre la teoría del asesinato-suicidio y sobre el hermano de Sheila, Jeremy Bamber nos hacen disfrutar en la serie de unas clases magistrales de interpretación.

Todo el elenco está sobresaliente. Se trata de personajes marcados en el imaginario colectivo, lo que los hace difíciles de interpretar, y todos ellos cumplen sobradamente dejando interpretaciones de calidad, muy creíbles y acertadas.

Para nosotros, destaca, por el peso de su papel la actriz Alexa Davies que da vida a Julie Mugford, la novia de Jeremy Barber, quien es clave en todo el entramado.

‘White House Farm’ se basa en una extensa investigación, entrevistas y relatos publicados que incluyen ‘The Murders at White House Farm’ de Carol Ann Lee con material adicional de ‘In Search of The Rainbow’s End’ de Colin Caffell, esposo de Sheila y padre de Daniel y Nicholas Caffell.

‘White House Farm’ es una de esas series que jamás podrá sorprendernos por su final. Los spoilers los llevamos leyendo en la prensa escrita demasiado tiempo, pero no busca sorprender con giros inesperados.

Busca y consigue transportarte a la época y al crimen, contando con toda la veracidad que el paso del tiempo permite, unos hechos que marcaron a toda una comunidad.

Jeremy Bamber actualmente está cumpliendo cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Es uno de los pocos presos en el Reino Unido sujetos a una orden de por vida.

Podrás verla a partir del 20 de agosto en Starzplay

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.5
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Edición y montaje

Puntos fuertes

  • Guion sólido y cuidado
  • Buen montaje y edición
  • Interpretaciones de calidad

Si quieres seguir con series de factura similar toca ver…

‘El incendio’, la sensación inglesa llega a Filmin


‘El nido’ (2020), drama y thriller made in Glasgow

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario