‘West Side Story’ (Steven Spielberg, 2021) | Oscars 2022

Cuando no tienes nada que envidiarle a una de las obras maestras de la historia del cine y nadie puede reprocharte tu buen hacer y la excelencia cinematográfica en tu obra, sabes que el éxito está asegurado. No se puede poner en tela de juicio, a día de hoy, y tras una extensa carrera, que Spielberg es uno de los grandes directores de nuestra era. ‘West Side Story’ es puro color y sincronía aderezado con una banda sonora épica y unos personajes que trascienden el paso del tiempo. Todo ello, igual, pero a un mismo tiempo, muy distinto, sesenta años después.

Los adolescentes Tony y María, a pesar de tener afiliaciones con pandillas callejeras rivales, los Jets y los Sharks, se enamoran en la ciudad de Nueva York en la década de los 50. Nueva versión del legendario musical ‘West Side Story’, a su vez adaptación de una famosa obra de teatro de Broadway, que modernizaba la historia de ‘Romeo y Julieta’, de Shakespeare.

Broadway puede dormir tranquilo. El escepticismo y la negatividad que podía haber en torno a la nueva versión de Spielberg desparece de un plumazo con solo ver cinco minutos de metraje. Si no fuese porque ya nos pilla lejos, bien podríamos decir que estamos en la Nueva York de los años 50, en plena efervescencia constructiva de la ciudad, donde jóvenes intentan sobrevivir a una ciudad que ni los espera ni cuenta con ellos en sus brillantes planes de futuro. Muchos de nosotros, es ahora cuando nos hemos acercado por vez primera a este clásico. Estas películas ya no se hacen, y quizá esa sea la magia innegable con la que cuenta ‘West Side Story’, que puede ser una reiteración, pero es una que ha hecho que un amplio público que no conocía a María o Tony y mucho menos sabía cuadrar a los Jets y Sharks ahora buceen en la historia de Hollywood y descubran el clásico, porque nunca es demasiado tarde si la película es buena.

Fotograma de 'West Side Story'
Fotograma de ‘West Side Story’

‘West Side Story’ es una vieja historia sobre pobreza, racismo y personajes que viven dentro de ese mundo complejo en el que no encuentran amparo, protección o entendimiento. Nada es distinto a día de hoy. Las bandas han podido cambiar de nombre, pero el trasfondo es el mismo. El sistema no tiene intención de darle solución a una problemática que deja muertos en las calles, dolor en los corazones de quienes pierden a un ser querido y rencor y mucha rabia en quienes sobreviven a una guerra abierta que a nadie en el poder le interesa dar fin.

El nivel artístico y por ende técnico de ‘West Side Story’ roza lo magistral. Nada se le puede achacar en estos apartados a un director que con movimientos raudos y fluidos de cámara nos hace disfrutar de una fiesta de color y música ‘exótica’ en las que solo un paso en falso lo habría estropeado todo. Hay que quitarse el sombrero ante el enorme trabajo de un reparto colosal que ha debido de entrenar durante meses sin pausa para lograr la cohesión y sincronía que se puede ver en pantalla.

Las localizaciones están enormemente conseguidas, la Nueva York decadente que se nos presenta cumple con todas nuestras expectativas gracias al detallismo de unas calles cuyos negocios sobreviven a duras penas, pero en los que el color no falta. Spielberg nos muestra el día a día de los personajes adentrándonos en unos hogares corrientes de cuyos tendederos cuelgan prendas sencillas, pero coloridas, que contrastan enormemente con el ladrillo y el metal de edificios ruinosos. Nos lleva también a comercios de barrio y los pone en contraste con los grandes almacenes en los que nuestras protagonistas viven en las sombras, donde se dedican a limpiar cuando ya los clientes han marchado a casa, pasando, por supuesto, también, por una comisaría de policía y morgue que todos conocen demasiado bien.

Fotograma de 'West Side Story'
Fotograma de ‘West Side Story’

Un elenco de lujo que nadie esperaba

Rita Moreno, quien una vez diese vida a Anita y Ariana Debose quien es Anita en pleno siglo XXI se salen de la pantalla. La fuerza de ambas actrices traspasa la pantalla y nuestras expectativas. Cuando ellas están solo hay vida, fortaleza, carácter y presencia. Lo demás se dibuja solo de fondo reforzándolas enormemente. Rita Moreno da vida a Valentina, una mujer que siempre ha vivido entre dos mundos al ser latina y haberse casado con un americano. Impresiona, sobre todo, en un solo, en el que sentada, sola en su tienda, interpreta ‘Somewhere’, y mientras lo hace no puedes pensar en nada más. Spielberg demuestra, con esta escena y otras muchas a lo largo de la película que cada uno de sus personajes es una estrella relevante y que en ‘West Side Story’ no hay papel pequeño ni artista secundario.

Ariana Debose se ha ganado a pulso y con sudor su nominación a los Oscars 2022 y su estatuilla en los Bafta como mejor actriz secundaria. Ariana es un portento físico y vocal. Lo demuestra en cada escena que protagoniza, ella es el verdadero alma de ‘West Side Story’. A partir de ahora estarás deseosa de ver su rostro en pantalla a sabiendas de que te encontrarás con una interpretación de diez por su parte.

¿Quién no cae rendido ante una historia de amor trágica e imposible? ¿Cómo se escapa a la fatal atracción de un amor prohibido? Con todo eso que nos atrapa inexorablemente, como si fuésemos jóvenes e inocentes nuevamente, nos cautiva Spielberg. María y Tony son todo lo que una pareja joven nos recuerda nuestro imaginario colectivo, debe ser. Son soñadores e ilusos, y por supuesto egoístas, como solo alguien de su edad puede serlo, y así se crea una historia de amor llena de trabas y desgracias entre canciones y bailes que te dejan con la boca abierta.

Ansel Elgort, a quien le cogimos la matrícula en ‘Baby Driver‘, demuestra que está listo para cualquier papel que le lancen. Dando vida a Tony quedará en el recuerdo como ese Romeo americano por el que todo joven actor mataría. Su interpretación es sólida y junto a Rachel Zegler dando vida a María nos darán las mejores escenas que recuerdas en escaleras de incendios. La joven Rachel da a su personaje una personalidad y voz únicas. A pesar del tiempo pasado, de la puesta en escena de esos años 50, el conjunto se presenta fresco y rejuvenecido por sus movimientos gráciles y por su lealtad sin límites. No hay en ella hueco para el raciocinio solo para lo que dicta su corazón.

Si ‘West Side Story’ no te da ganas de de bailar, correr desenfrenadamente y buscar el atuendo más vivo de tu armario, probablemente seas una causa perdida y ya nada más lo consiga. Aún así, verla, supondrá un disfrute de 156 minutos en los que quedarás atrapada en su historia y enamorada de las actuaciones de un reparto al que no podrás evitar seguirle la pista a partir de ahora. Una obra maestra del cine americano.

Tráiler de ‘West Side Story’.

Overall
3.8
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
4 (1 vote)

Puntos fuertes

  • ARIANA DEBOSE, en mayúsculas, interpretando a Anita.
  • Una fiesta de color a la altura de Bollywood

Seguimos de Oscars 2022. ¿Te atreves?

Crítica de ‘El poder del perro’, la ensordecedora soledad (Jane Campion, 2021)

Crítica de ‘Madres paralelas’ (Pedro Almodóvar, 2021), Pedro, de verdad…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.