.

‘Veneno’, (2020) Capítulo final, el homenaje que Cristina Ortiz mereció.

Javier Ambrossi y Javier Calvo han cerrado esta madrugada la serie ‘Veneno’ de la mejor manera posible y haciendo un merecido homenaje a la figura e historia de Cristina Ortiz, la Veneno.

Durante estos ocho capítulos, los Javis han querido dejarnos bien claras dos cosas. La primera que la historia que se cuenta tiene gran parte de ficción y gran parte de verdad. Con gran acierto se entremezcla la verdad recogida en nuestra hemeroteca con toques de ficción que toda historia tiene cuando es contada por alguien. ¿Cómo contaríamos nuestra vida si alguien nos preguntara? La verdad que el simple hecho de hablar del pasado en primera persona, tiene su toque de ficción.

Por otro lado, los Javis mantienen presente, episodio tras episodio, esa sensación constante y asfixiante por momentos, de estar asistiendo a una historia trágica y dolorosa. Sabemos el final, pero no es eso lo que nos ahoga, lo que nos rompe y nos duele es el ver, cómo Cristina Ortiz fue destrozada vilmente por la televisión y la fama, y cómo tras su breve y efímero momento de gloria, nunca más tuvo esa felicidad plena y ese amor que ella siempre buscó.

En este último episodio, esa entremezcla de ficción-realidad y la sensación de vida trágica, alcanzan su clímax. La historia de Cristina llega a su fin, a pesar de todos conocer el final, los creadores de la serie saben cómo sorprendernos, y regalarnos un capítulo con tres funerales y una emoción y un dolor en el pecho permanente.

No esperaba yo que en la serie se entrara a hablar de los detalles del fallecimiento de Cristina Ortiz. Sinceramente, me sorprende para bien, que algo tan turbio y confuso, se encuentre retratado tan bien. Se cuenta lo que hay, y lo que se sabe. Y se hace desde el respeto, sin entrar a valorar si lo que se sabe o lo que se concluyó, es la verdad o no la es.

Este último capítulo de ‘Veneno’ lleva por nombre ‘Los tres entierros de Cristina’. Sus entierros de la mitad de las cenizas en Adra y la otra mitad en el Parque del Oeste, y un tercer entierro, que es el que Cristina siempre mereció y nunca tuvo.

El tercer funeral (que en la serie es el primero), es sin duda, uno de los mejores momentos que nos deja esta serie. Cristina Ortiz, desde el más allá, y Valeria Vegas, en una última y conmovedora conversación se ven juntas, mientras vamos asistiendo al funeral que todos ansiamos que hubiera sido real.

Todas y cada una de las personas que fueron alguien en la vida de La Veneno van apareciendo, una a una, para despedir a una persona que hubiera soñado y deseado con todas sus fuerzas ver cómo toda esa gente quiso decirle adiós.

Es un momento precioso, que te dejará sin palabras y con un llanto desconsolado y que, se cierra con la entrada triunfal de la que es, sin duda, la persona que más quiso y más ha ayudado a Cristina Ortiz en los momentos más difíciles de su vida.

En retrospectiva, y viendo lo que a día de hoy supone, haber tenido, más de 20 años atrás, a Cristina Ortiz en televisión, la amargura que deja la serie es aún mayor si cabe. Para mí, personalmente, ver esta serie y volver a recordar la figura de La veneno, me ha generado el mismo sentimiento y dolor que siento al hablar de Ladi Di. Ese dolor que te deja el asistir a una vida incompleta, rota y robada antes de tiempo.

Unas semanas atrás y tras estrenarse el tercer capítulo en el cine, hablaba del posible éxito o fracaso de ‘Veneno’, atreviéndome a vaticinar un triunfo asegurado. Hoy puedo decir sin equivocarme, que 2020, nos ha traído una de las mejores series de la televisión española de los últimos años.

Quizá para muchos de vosotros, la historia aquí contada, no sea más que una historia corriente. Sin embargo, para muchas personas, ‘Veneno’ es verse representadas y visibles. Cristina Ortiz abrió el camino, no ha sido el más fácil, pero si el más bonito. ¿Es bonita mi vida? Pregunta Veneno en repetidas ocasiones a Valeria, y ésta siempre trata de contentarle y hacerle ver que lo es.

Hoy gracias a Javier Ambrossi y Javier Calvo y a todas esas actrices trans que aparecen en esta serie, podemos afirmar que la historia de Cristina Ortiz es, efectivamente, bonita. No porque esté llena de luces, ni de buenos momentos, sino porque gracias a ella, pusimos rostro y nombre a miles de mujeres trans que no encontraban su lugar más allá de parques como el parque del Oeste.

Valeria, ¿Es bonita mi vida?

Es preciosa

Pues léemela otra vez.

Tráiler capítulo final

¿Pasa el corte?
Overall
4.1
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Banda sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • La importancia de la historia que se cuenta
  • El montaje con el cual se consigue una mezcla de realidad y ficción emocionante de principio a fin.

¿Te has quedado con ganas de ver más contenido LGTBIQ+? Aquí te dejamos algunas recomendaciones…

‘Pose’ (2018), una historia llena de optimismo

‘Call me by your name’ (2017), Luca Guadagnino

Química. Me encantan las series, especialmente un buen drama. La lectura y el binge-watching como formas de vida.

Deja un comentario