.

‘V.I.P.’ (Park Hoon-jung, 2017) | A Buenas Horas

El hijo de un oficial de alto rango de Corea del Norte, Kim Kwang Il (Lee Jong Suk), se ve comprometido con una serie de asesinatos que se cometen en varios países del mundo. De esta manera, cuerpos de seguridad de Corea del Sur y Corea del Norte, además de la Interpol, comienzan a perseguirlo, empieza ‘V.I.P.’.

Norte y sur una vez más se encuentran en el cine coreano para traernos una de las cintas más inquietantes que recordamos. En ‘V.I.P.’ no se esconde nada ni a nadie. Los personajes que veremos muestran lo peor de la raza humana y nos deja desamparados ante su brutalidad. Una brutalidad que no conoce límites y que activa todos nuestros mecanismos de supervivencia.

En cuanto empieza ‘V.I.P.’ te ves poniéndote en lugar de los inspectores de policía, preguntándote que harías tu si fueras Chae Yi Do (Kim Myung Min) o Ri Dae Bum (Park Hee Soon) y la respuesta llega mucho más rápido de lo que podrás esperar en primera instancia. Solo tienes que conocer al psicópata interpretado por Lee Jong Suk para en menos de medio segundo saber que gustosamente te convertirías en un monstruo tu mismo si esto supusiera acabar con la amenaza que trae consigo su mera existencia.

‘V.I.P.’ es pura brutalidad física que deja secuelas emocionales a todos aquellos que se acercan a Kim Kwang Il, el personaje interpretado por Lee Jong Suk. Qué no es ni más ni menos que un psicópata adinerado que solo ha conocido en esta vida el privilegio y la crueldad que de la mano va con su personalidad.

Una vez conocemos a Kim Kwang Il y sabemos que se trata de un norcoreano que se rifan las agencias de inteligencia, comprendemos que la información es poder y que el dinero todo lo mueve, nada nuevo bajo el sol, pero en ‘V.I.P.’ pronto descubriremos que lo que un humano es capaz de soportar y de resistir cómo persona y cómo profesional siempre tiene un límite, y con eso jugará el largometraje.

Desde el primer minuto nos metemos de lleno en una investigación policial de ritmo frenético en el que los hilos de la corrupción hacen gala de su largo alcance. La política hace que la justicia salga por la ventana, nada es correcto, amable o humano en ‘V.I.P’ y pronto todos los personajes se convertirán en monstruos para poder dar caza a Kim Kwang Il.

Esta es la premisa y mejor baza de la cinta, que todos los personajes que muestran tienen taras, son imperfectos y además son letales. Falla, eso sí, en su falta de diversidad. No busques personajes femeninos, no los hay, no busques matices o un gran abanico de emociones, tampoco las encontrarás, pues solo hay oscuridad en su metraje, guion e incluso banda sonora.

Sí hay algo que achacarle a esta cinta es que quizá haya demasiadas partes móviles desde muy al comienzo de la trama y su exposición no es la más ordenada que podamos encontrar. Esto hace de ella una película difícil de digerir, aunque no será lo que te genere más dolor de estómago.

Debes tener algunos conocimientos de geopolítica e instituciones de defensa nacional para seguirle el ritmo a la trama y comprender quien es quien. Si es así, enseguida te engancharás a ella y comprenderás lo que está pasando desde el principio. Sabrás que se esconde tras el término ‘V.I.P.’ y te darás cuenta de que la impotencia que deben sentir los protagonistas se ve reafirmada por esta simple palabra.

Este largometraje que nos plantea Park Hoon-jung es una conjunción perfecta de caos, sadismo, cero moral o empatía y una fotografía turbia llena de grises que palidecen con el cuerpo frágil y desnudo de las víctimas. Hemos dicho que no se esconde nada, y los primeros planos en este aspecto te dejan revuelta el alma, son escenas crueles que buscan justo eso, hacerte cerrar los ojos o apartar la mirada.

Un thriller con todas las de la ley, con acción, persecuciones, conversaciones que te hacen dudar de donde está la justicia en este mundo y que te despiertan del sopor de comodidad y seguridad en el que vivimos. Con unas interpretaciones que no olvidarás fácilmente, debes ver ‘V.I.P.’ si eres un enamorado del género, saldrás encantado.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.5
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Originalidad
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Un impresionante Lee Jong Suk, que se come la cámara, como nunca antes.
  • Una historia tan brutal como estremecedora.

No puedes perderte estos otros thrillers de infarto coreano, ya sea película o serie.

‘Search’ (2020), la avaricia no tiene conciencia | OCN

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario