.

‘Un mundo feliz’ (2020), una mirada tras el velo del hedonismo

‘Un mundo feliz’ nos presenta una sociedad utópica ha conseguido la paz y la estabilidad a través de la prohibición de la monogamia, la privacidad, el dinero, la familia y su propia historia. Como ciudadanos de Nuevo Londres, Bernard Max (Harry Lloyd) y Lenina Crowne (Jessica Brown-Findlay) solo han conocido su rígido orden social. De vacaciones en las tierras salvajes, se verán enredados en una desgarradora y violenta rebelión donde se verán involucrados con los habitantes de esa zona. Sus vidas, y la sociedad que conocen, no volverán a ser las mismas desde que John (Alden Ehrenreich) entre en juego. 

‘Un mundo feliz’ llega este otoño con una nueva versión a STARZ, concretamente lo hace el 4 de octubre de 2020, y podemos asegurarte que visualmente te va a atrapar desde el minuto uno. La serie, ambientada en el futuro distópico creado por Aldous Huxley vuelve a poner al filósofo británico en boca de todos.

Cuando la idea es tan compleja…

Pues pasa lo que pasa, que aunque no lo quieras, te estrellas. Y ciertamente no es que el golpe sea mortífero, pero sí dañino. ‘Un mundo feliz’ hecho en 2020 tiene este aspecto, una factura tan perfecta que parece que estás en Navidad y estás viendo un anuncio de colonia tras otro.

Visualmente es un espectáculo innegable, no solo por como nos muestra Nuevo Londres, una ciudad de esas futuristas de ensueño en las que no falta detalle y en la que no puedes encontrar falta alguna porque todo está impecable, sino por ese contraste brutal que hace con las Tierras Salvajes, donde todo es polvo, suciedad y decadencia.

Esa diferenciación sí la hace bien. Desde primera hora eliges a que bando pertenece tu corazón, es imposible no sentirte más atraído o cómodo en uno de los mundos, y rápidamente te sorprendes de tu elección, al menos yo lo hice.

Pero claro, quizá aún no sepas muy bien de qué va ‘Un mundo feliz’. Si no has leído la novela o has visto nunca los intentos previos de traerla a nuestras pantallas lógicamente puede chocar, aunque lo cierto es que la serie está lo suficientemente bien montada para comprender que está pasando.

Te encontrarás con una sociedad perfecta en la que las clases sociales vuelven a ser el pan de cada día. Solo que en este caso te encuentras con seres humanos clasificados en Alphas, Betas, Gammas, Epsilons… y cada una de las categorías tienen asociada una función dentro de una sociedad hermética y puramente hedonista.

Y es en ese hedonismo donde han intentado ganar puntos con ‘Un mundo feliz’. ¿A que me refiero? A que si quieres ver largas escenas de sexo grupales, pues esta es tu serie, pero que sí buscas algo más de significado en un guion, entonces, probablemente, no te decantes por ella.

El libre albedrío no es ni conocido, ni echado de menos en ‘Nuevo Londres’ y probablemente eso es lo que más trabajo nos cuesta digerir, ya que hace que los personajes actúen de una forma muy repetitiva y eso haga algo tedioso el conjunto de los episodios.

‘Un mundo feliz’ no trae nada nuevo a la mesa. A nivel visual es muy impactante, pero también es cierto que no vemos nada creativamente innovador o novedoso, y a nivel de subtramas e historias, solo se dejan caer unas pocas de perlas a lo largo de todo el metraje.

Y esto llegar a dar hasta coraje, porque hay tantísimo donde rascar, como por ejemplo la decadencia de las sociedades, ese peligro que tiene la masificación y cosificación de las relaciones interpersonales, el desgaste de los recursos y su mal reparto a nivel global, en definitiva, cómo demonios se ha llegado a esa situación en un primer momento y que ha tenido que pasar para que el mundo cambie de forma tan dramática, y solo lo haga en una parte del planeta.

Eso sí, reparto magnético

Pero terminemos con una nota positiva, y esta es el gran elenco que han juntado para dar vida a un mundo complejo. Todos los personajes aportan algo, aunque no se les da el tiempo necesario para poder mostrar cambios profundos o creíbles en todos ellos.

Humanos aprendiendo a ser humanos, ese es el resumen en el que podemos englobar a cada uno de los protagonistas. Unos porque nunca han vivido como tales y otros porque inexorablemente siempre, al ser humanos y vivir en una sociedad imperfecta y en continuo cambio, siempre están creciendo y modificando su patrón de conducta.

Para dar vida a cada una de las piezas móviles tenemos a Jessica Brown Findlay de ‘Downton Abbey’, en el papel de la Beta+ Lenina Crowne, Harry Lloyd de ‘Counterpart‘, quien es uno de los altos dirigentes de Nuevo Londres conocido por el nombre, Bernard Marx, Kylie Bunbury a quien habrás visto en ‘Pitch’, y que en ‘Un mundo feliz’ hace de la mejor amiga de Lenina, Frannie.

Además, el siempre enigmático Joseph Morgan (Klaus para los amigos) ‘The Originals’, quien tendrá un papel vital al dar vida a uno de los trabajadores de menor nivel dentro de Nuevo Londres, y por supuesto Demi Moore, la madre alcohólica de John (Alden Ehrenreich), el salvaje que tiene a toda una ciudad asombrada por sus extrañas costumbres y comportamientos, completan un reparto de mucha calidad que ha hecho lo que ha estado al alcance de sus manos.

Merecen una especial mención tanto Nina Sosanya (‘La materia oscura‘) como Hannah John-Kamen (‘Killjoys‘) que aportan un extra de elegancia y dramatismo a la serie muy de agradecer, ya que sus ratos en pantalla son sin lugar a dudas de los más completos de toda la serie.

El día 4 atrévete a echarle un vistazo porque como hemos dicho, a pesar de sus muchos fallos y elementos más débiles, es una serie que te permite pasar las horas agradándote la vista con su presentación en pantalla, y eso nunca está de más.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
2.8
  • Guion
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Originalidad
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • El diseño de vestuario y escenarios
  • Un reparto que cumple con todas las expectativas
  • Entretenimiento asegurado

Otras series de STARZ que no puedes perderte son…

‘The Great’ (2020), la empedernida vanidad

‘Hightown’, drogas, sexo y la obsesión por resolver un asesinato

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario