.

Un Halloween de risa

No todos aquellos que disfrutamos del cine tenemos en la noche de Halloween un momento de relajación y disfrute. No, no todos sabemos apreciar aquello que el cine de terror le otorga al que lo ve, ni sabemos degustar ese ratito de «pasarlo mal», como lo llaman ello.

Es por ello que, aquí y humildemente, te propongo unas cuantas películas que tratan de un género más o menos de terror, pero que no terminan de asustar… para que así si te preguntan puedas dar un título que suena a miedo, pero que es más suavecito que el terciopelo ;).

‘Zombieland: Mata y remata’ (2019)

Por empezar con algo de este propio 2019, tenemos una película que une a Woody Harrelson, Emma Stone y Jesse Eisenberg con un grandísimo puñado de zombies en pantalla. Sin ir más lejos, la segunda parte de esa curisosísima ‘Bienvenidos a Zombieland’ del 2009 es una comedia entretenida, salvaje y de fácil sonrisa.

Sin ir más lejos, la crítica la ha denominado como más gamberra y gozosa que la primera… y muchos de nosotros bien que disfrutamos más de una comedia gamberra que de un fantasma que salga por cualquier pozo sucio y abandonado… ¿verdad?

‘Éramos pocos y llegaron los aliens’ (2015)

A ver… es una película de aliens. Y de zombies, vampiros y hombre lobo. Y de universitarios… ¡en fin! En su día escribí sobre esta película que nos cuenta como en Dillford (Ohio) hace tres días todo estaba tranquilo y se mantenía el estatus de siempre: los vampiros estaban en la parte superior del orden social, los zombis eran en la parte inferior, y los seres humanos se quedaban en el medio. Pero este delicado equilibrio se ve destrozado cuando el apocalipsis alienígena llega a Dillford y pone fin a toda la armonía. Ahora es el humano contra vampiros contra zombies, y todos ellos están en contra de los alienígenas.

Pero…¿Mola o no? Un montón. ‘Eramos pocos y llegaron los aliens’ nos sumerge en una película mala, pero la cual disfrutaremos sin ningún tipo de duda, siempre y cuando sepamos que lo que vamos a ver no tiene un fundamento racional en el que asentarse. La cinta es divertida, amena y con todas las cosas que le puedes pedir a un producto semejante. Rápida, sin un objetivo mayor que el de hacer que te entretengas y sin un ápice de vergüenza para mostrar sus carencia.

‘Sharknado’ (2013)

Si en ‘Eramos pocos y llegaron los aliens’ podíamos hablar de que todo esto fuese algo más o menos «normal», aquí es totalmente imposible. Semejante despropósito solo nos permite sentarnos y disfrutar de este triunfo de la cadena SyFy que vamos a consumir como verdaderos -y locos- amantes del #CineCutre que somos. Una historia cuyo trasfondo no es más que la supervivencia en un ambiente en el cual los tiburones están liando lo que están liando, gracias, en parte, a la posibilidad del cine para crear lo impensable. A ver… tiburones que caen de jod**** tornados, ¿vale?

Es un esperpento tan grande; algo tan sumamente absurdo que es imposible no pasarlo como un auténtico enano delante de la misma. La cinta no decae, al contrario, su ridiculez se acentúa conforme el metraje avanza dejándonos más y mejores momentos con cada tiburón que el tornado lanza.

‘Planet Terror’ (2007)

A ver… es que el sello de Quentin Tarantino es de una tinta muy buena. ‘Planet Terror’, dirigida por Rodríguez, se trata de una película de zombies. Mientras los afectados por un extraño virus se convierten en un ejército de agresores enloquecidos, Cherry, una bailarina de striptease lisiada, y su ex-novio Wray dirigen un espontáneo equipo de guerreros, adentrándose en la noche hacia un destino que dejará millones de afectados, infinidad de muertos y unos cuantos afortunados supervivientes que lucharán por encontrar el último rincón seguro en el mundo.

En ella la sangre, zombies muy rarillos, un montón de leyes de Murphy y demás harán las delicias de aquellos que quieran ver una de zombies… pero no quieran pasar mucho miedo en la butaca.

‘Las brujas de Zugarramurdi’ (2013)

Si es que una de akelarres y brujas debía haber… y que mejor que aportar en este Halloween el toque español que con una películas que nos transporte a Navarra, a conocer a un montón de mujeres deseosas de carne humana… bien cocinada.

Una película que la crítica alabó y a la cual hasta Boyero tuvo que sucumbir y tuvo que poner el colorcito verde. Sin duda una obra más que decente para la noche de Halloween.

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Deja un comentario