.

‘The Witch: Part 1. The Subversion’ (2018, Park Hoon-jung) | A buenas horas

Prepárate para que tu mente explote en mil pedazos. Si tienes Netflix y aún no has visto ‘The Witch: Part 1. The Subversion’ te has perdido la que quizá sea una de las mejores cintas de acción, thriller y drama de toda la plataforma, y sí, es decir mucho, pero no exagerando ni un ápice.

Así de bueno es este largometraje dirigido por Park Hoon Jung, un director al que no conocía hasta hace una semana pero que ha pasado a convertirse en uno de esos cineastas del que esperaré con ganas su siguiente estreno. Será porque no solo dirige, sino que también escribe los guiones que todo tiene coherencia, cohesión y quedas sorprendido en cada giro argumental. Vas a engancharte a él, aún no lo sabes, pero ya te lo adelanto yo.

Una chica de 19 años, Ja Yoon, (Kim Da Mi) sin memoria de su infancia guarda un misterioso pasado dentro de su vida aparentemente normal. Un grupo de extraños se presentan convirtiendo su existencia en un sangriento caos. 

En ‘The Witch: Part 1. The Subversion’ se nos cuenta una historia de esas que a todos los humanos nos atraen, una de venganza que se sirve como un plato bien frío. Con un plan de acción de esos pensado y gestado hasta el mínimo detalle. Cuando conocemos a Ja Yoon nos encontramos ante una adolescente con un pasado trágico que intenta ayudar a su familia en un momento de crisis económica muy agudo.

Nos presentan al personaje protagonizado por Kim Da Mi como uno devoto de su familia, atrevido y muy fuerte. Una joven que debe su vida a la familia que la acogió en su granja, cuando la encontraron medio muerta en la zona de cultivo con apenas ocho años. Ja Yoon lleva una vida corriente, de hecho, esa es una de las cosas que más fascinan de la cinta, que pasa por todos los estadios e incluso por más de un género de forma tan sutil que no notas el cambio de tempo o ambiente.

En ese primer tercio de la película el color, las risas y la adolescencia en su máximo detalle encuentran su lugar. La relación de la protagonista con su mejor amiga y el sueño de ganar un concurso de talentos, así lo denotan. Pero en ese punto culmen de ingenua inocencia la vida pasada de Ja Yoon llega y no llama a la puerta, más bien la tira de una patada.

Ahora es cuando la cosa se pone interesante. El color de los fotogramas cambia, pasamos de los colores cálidos a los fríos, los azules lo inundan todo y solo se dejan manchar por el rojo sangre, que correrá a raudales y no se esconderá en ninguna escena.

En un magistral uso de la cámara, Park Hoon Jung, consigue que notemos incrementar nuestra adrenalina. Todo está medido, cada golpe, gesto, bala que se dispara, tiene un lugar certero en el que terminar. Las escenas de lucha están coreografiadas hasta decir basta, y aunque nada de ello es real, corriente o normal, es tal el nivel de realismo que compras cada segundo de metraje.

Hemos pasado de una historia que parecía tranquila a todo lo contrario, es el momento de que te prepares para disfrutar de giros en la trama, una historia mucho más profunda y sobre todo de unas interpretaciones que te dejarán boquiabierto conforme pasen los minutos. Todo lo que creías o pensabas veías venir no llega, llega algo mucho mejor.

Kim Da Mi, es quien lo borda, en todos los aspectos. Yo solo la había visto en el drama coreano ‘Itaewon Class’, y había quedado prendada de ella, pero ahora puedo decir sin riesgo a equivocarme que se trata de una de las mejores actrices de Corea del Sur, su juventud añade mérito y prometiendo una carrera de esas de las que todos hablarán.

El registro de Kim Da Mi, o mejor dicho, los registros, porque los hace todos, sin despeinarse, sobresaliendo en cada uno de ellos, ya sea en un momento de incredulidad o en uno de tristeza profunda, rozan la perfección. La crees, es imposible no hacerlo, gracias a su actuación ‘The Witch: Part 1. The Subversion’ consigue alcanzar ese nivel que la hace relevante y muy interesante.

El elenco se completa con Choi Woo Shik, otro de esos jóvenes actores que una vez conoces quieres volver a ver en todo lo que pongan en televisión o cine. En esta cinta lo vemos en un papel impecable, dando vida a un personaje con tendencias psicopáticas, con mucho carisma y con unos toques infantiles que lo hacen infinitamente odioso. Vamos, que lo borda.

Choi Woo Shik

Ahora eso si, ¿Quieres un personaje clave, con momentos épicos y decidido a sobrevivir, vengarse y matarlos a todos? Entonces llama a Park Hee Soon y le das cualquier papel. solo con la mitad de bien que lo hace aquí ya te has asegurado un exitazo. Dando vida en ‘The Witch: Part 1. The Subversion’ al Señor Choi interpreta al antagonista definitivo.

No nos extraña que vayamos a tener una parte 2, porque te quedas con ganas de mucho más, necesitas saber que va a ocurrir con Ja Yoon y sin quererlo te has vuelto adicto a un director y guionista que es capaz de mantener una atmósfera de tensión durante dos horas sin hacerte cuestionar ni un minuto del mismo.

Con una historia que roza la ciencia ficción, que se sumerge en el thriller noir más oscuro y que se permite momentos de candidez y felicidad ordinaria, lo encuentras todo, acompañado de una banda sonora bien cuadrada y un montaje y edición pulcros y acertados. No puedes pedir más, solo te queda verla y disfrutarla.

Tráiler

Por supuesto tenemos otras cintas coreanas que recomendarte

‘Me and Me’ (2020, Jeong Jin-yeong) | Filmin

‘#Alive’ (Il Cho, 2020) | Netflix

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario