.

‘The rain’, delirios de grandeza (2018) T3

Seis años después de que un agresivo virus propagado por la lluvia acabara con casi todos los habitantes de Escandinavia, dos hermanos salen de la comodidad de su bunker para regresar a una civilización que seguramente ya no exista. Pronto se unirán a un grupo de jóvenes supervivientes que también intentan descubrir si hay señales de vida en un país desolado.

Esta era la premisa de ‘The rain’, que hace dos años sacudió por completo Netflix y nos dejó esperando mucho más de lo que luego entregó. La idea de la serie, sus infinitas posibilidades abrumaban a cualquiera que leyese sobre ella. El problema llegaría después, cuando nos lanzásemos de lleno a ella.

Habíamos subido tanto el nivel y nuestras expectativas que el golpetazo fue fino. La primera temporada, con la novedad, se salvaba, pero ya había lagunas tan profundas en ella que ni Patinir podría haberlas inmortalizado.

En estos tiempos de pandemia que corren, la verdad es que la serie ha caído mejor cuadrada imposible, ya que juega con un virus, pero no solo a nivel social y humano, sino a escala planetaria, entendiendo que vegetación y fauna también se ven afectados y contaminados.

Los efectos son devastadores. Seguimos a un grupo de jóvenes que de golpe y porrazo se encuentran en una sociedad sin reglas o normas. Nadie sabe como actuar o a que atenerse, salvo por supuesto la gran empresa, Apollon, todo muy a lo ‘Umbrella Corp’, que juega a ser dios a expensas de todo lo que es justo en la Tierra.

Simone (Alba August) y Rasmus (Lucas Lynggaard Tønnesen) son los dos hermanos encargados de llevar todo el peso de la trama sobre sus hombros, lo cual nada dice de la calidad, la profundidad o las ideas que quiere transmitir la serie. Solo nos dice que la historia nace, se desarrolla y termina con ellos.

El problema de ‘The Rain’ es que por mucho que lo intentan, sus personajes no calan en nosotros, hay veces que lo mismo sería ver maniquis intentando actuar. En parte es problema, y gordo, del guion. La historia va forzadísima siempre, no hay un momento en el que digas ‘por fin se donde estoy plantado’, y esto es porque ni los personajes dentro de la historia, ni los actores delante de la cámara saben donde se hallan.

En un mundo en plena destrucción y declive absolutos la profundidad de los temas que se dan, solo se atisban o se rasgan en su superficie. ‘The Rain’ quiere decir tanto que al final no consigue transmitir nada.

Vemos como los personajes luchan por sobrevivir, aunque la mayoría de las veces mas bien parece lo contrario viendo las decisiones que se toman. El personaje de Simone, al cual intentan poner sobre un pedestal a nivel moral es tan impredecible y poco creíble que solo es salvada por unos cuantos secundarios que la arrollan gracias a su tridimensionalidad y su buen plante en pantalla.

El cartel de la tercera temporada lanza al aire una pregunta que la verdad nos hemos planteado en mas de una ocasión a lo largo de las tres temporadas que ha durado la serie. ¿Pueden sobrevivir el uno al otro? o mejor dicho ¿Serán capaces de no acabar con la humanidad por tal de aferrarse el uno al otro?

La codependencia de Simone y Rasmus es entorno a lo que gira todo, eso y los delirios de grandeza que le dan a él, claro que quizá algo de culpa tenga que lo haya salvado/infectado un virus que solo deja sombra y muerte a su paso. Esta tercera temporada nos permite hablar de egos tan grandes como los muros de contención de la serie y de problemas éticos y morales que no se habían atrevido a tratar antes.

El problema viene, y vuelvo a reiterar lo dicho, en que no son capaces de profundizar. Quizá una vueltecilla más al guion habría hecho que la serie no fuese un suficiente sino un notable.

Pero no pienso terminar sin romper una lanza enorme a su favor, y es que ‘The Rain’ es esa serie que te da igual lo mala que sea, engancha y mucho, y una servidora ha visto las tres temporadas sin remordimiento alguno, disfrutando de sus destellos de lucidez y su muy trabajada escenografía y efectos especiales.

En otra vida, volvería a verla.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
2.5
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
  • Guion
  • Fotografía
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Buenos efectos especiales
  • Una gran idea que desarrollar
  • Preciosos paisajes de montaña

Si quieres seguir disfrutando del norte, tenemos alguna recomendaciones

‘Darkness’, el nordic noir que quita el sueño

‘Beforeigners’, ¿Aún no hablas protonórdico? | HBO

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario