‘The Medium’ (Banjong Pisanthanakun, 2021) | Sitges 2021 | Crítica

¿Te consideras lo suficientemente valiente para ver ‘The Medium’?

Si te dan susto las películas de miedo, no deberías ver ‘The Medium’ a no ser que tengas unas ganas locas de pasar un mal rato tremendo. Esta cinta puede no ser la más original del mundo, ciertamente es difícil encontrar una fórmula que no haya sido explotada antes, pero su presentación como falso documental es tan creíble que en más de una ocasión te encontrarás pensando que lo que están viendo tus ojos no es ficción, y será entonces cuando un escalofrío lleno de ‘posibles’ te recorra la espalda.

Un documental sobre chamanismo se convierte en una horrible pesadilla cuando una muchacha es poseída por algo diferente a la diosa que todos esperaban.

‘The Medium’ es una película de cocción lenta. Probablemente sea eso lo que más gente le achaque, aunque, es en ese metraje rodado sin prisa, pero sin pausa donde más sensación de documental encontramos. No es fácil de ver, y no precisamente porque le falte exotismo, que de eso rezuma por todos sus costados. Es difícil de ver porque es complejo de seguir si no conoces absolutamente nada sobre chamanismo tailandés, y seamos sinceros, pocos son duchos en ese tema. Yo desde luego no tenía ni idea de la mitad de las cosas que estaban diciendo mientras la veía, pero puede ser que la curiosidad que genera el indagar en algo desconocido te haga quedarte más que irte. Al menos, ese fue mi caso.

Exorcismos, posesiones demoníacas, y la creencia de que algunos mortales cuidadosamente elegidos pueden curar dolencias y ver más allá de lo meramente palpable en esta realidad es sin lugar a dudas excusa más que perfecta para disfrutar de ‘The Medium’. Todo ello, rodado en parajes inhóspitos y salvajes que ofrecen un viaje para los sentidos del que solo podrás disfrutar plenamente si llegas sin prejuicios y con mucha valentía, pues la intensidad que la cinta crea, agobia y pone, en mas de una ocasión, la piel de gallina.

Gran parte de culpa la tienen los planos que Banjong Pisanthanakun graba y que están llenos de oscuridad, no solo a nivel fotográfico pero también metafísico. La cámara tiembla cuando debe dándonos esa sensación de estar en vivo y en directo, cual documental, pero es capaz de completar con el uso de planos mucho más abiertos que nos introducen en la grandeza del paisaje donde se rueda. Es justo ahí donde entra su reparto y donde deben caer todas las alabanzas.

Tanto Narilya Gulmongkolpech quien da vida a Mink como Sawanee Utoomma que da vida a Nim, tía de Mink y chamana de la comunidad en la que nos adentramos, se salen en sus interpretaciones. Ellas son el corazón y la intensidad de la cinta. Gracias a su impecable trabajo captan nuestra atención a pesar de haber sido escogidas por no ser conocidas en un intento de darle verismo a la acción rodada y no distraer con caras ‘famosas’ al espectador.

Mink es una joven adolescente que, sin quererlo, parece haber heredado la maldición o bendición familiar. Dependerá de a quien le preguntes que se escoja una u otra palabra para describir su situación. Lo que queda claro desde muy pronto es que su vida está siendo manipulada por una entidad que nadie puede ver, a la que muchos temen y a la que solo unos pocos pueden hacer frente. Narilya Gulmongkolpech, se enfrenta a un papel arduo física y mentalmente como en pocas grabaciones puede verse. En todo momento nos creemos su historia y a su personaje, algo que todos sabemos no siempre se logra en películas de terror donde es fácil caer en el ridículo cuando menos se espera.

Por su parte, Sawanee Utoomma, parece hecha a medida para esta película. Nunca creerías que está actuando. La naturalidad de sus gestos, unos ojos llenos del peso de una responsabilidad enorme dentro de una comunidad aislada y la modulación de su voz harán que te plantees demasiadas cosas en muy poco tiempo y no podrás apartar la mirada de ella, tiene tal halo ‘mágico’ a su alrededor que es imposible.

Chamanismo vs. Catolicismo

‘The Medium’ no es una simple película de terror con la que dejar de pegar ojo o encender todas las luces de la casa. Ofrece mucho más porque nos hace repensar y cuestionar el sistema de valores y creencias de toda una comunidad. Seas creyente o no, ‘The Medium’ tiene la capacidad de hacerte dudar de la realidad que te rodea. Puede que esa impronta no dure mucho, pero se queda contigo. La sensación de verismo es tal, que acabarás empatizando tanto con los personajes que sus miedos y sus creencias se trasvasarán a ti.

¿Cuánta verdad hay en las palabras que dicen que a día de hoy gran parte de la población ya no cree en nada? La religión, el misticismo y la creencia de que quizá hay algo o alguien además de nosotros en este planeta y, no digamos ya universo, es tan potente como lo fuese en plena Edad Media porque somos producto de los pueblos que vinieron antes que nosotros, de sus creencias, formas de vida y de su teología y misticismo. Somos seres racionales, pero eso sale por la ventana en cuanto nos encontramos con situaciones a las que no podemos dar explicación o que nos cuesta digerir. Esto es lo que explotan los creadores de ‘The Medium’, porque esas sensaciones y comportamientos heredados están en todos nosotros independientemente del punto del mapa en el que nos hayamos criado. Nuestras historias, costumbres y rituales pueden ser distintos, pero todos somos humanos y es difícil escapar al instinto y a la imaginación, que corre rauda, aun cuando no queremos.

No esperábamos menos de una cinta creada por el director de ‘Shutter’ y producida y escrita por Na Hong-jin, director del exitoso thriller de terror ‘The Wailing‘. Dos maestros que dan vida a una cinta que no dejará indiferente a quien se atreva con ella. Espera de ella escenas crudas y brutales que llegan a través de heridas autoinflingidas, abuso animal, diálogos obscenos y llenos de improperios e incluso incesto que dan forma a una trama que no olvidarás porque la fuerza de sus imágenes es tal que vuelve en flashes para recordarte que lo que has visto puede ser ficción, pero que hay todo un mundo ahí fuera que desconocemos y se encuentra lleno de posibles.

Tráiler ‘The Medium’

¿Nos encanta?
Overall
3.8
  • Fotografía
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición de sonido
Sending
User Review
0 (0 votes)

Sitges 2021 trajo estas otras maravillas:

Crítica de ‘Veneciafrenia’ (Álex de la Iglesia, 2021) | Sitges

Crítica de ‘Belle’, volver a encontrar tu voz (Mamoru Hosoda, 2021) | Sitges

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.