‘The Greatest Love’, hasta que salga el arcoíris (2011)

Ae-Jung es exmiembro de una banda femenina que tuvo mucho éxito en el pasado, pero ahora ella es una actriz odiada y con poco éxito que sale donde puede. Dokko Jin es una estrella hallyu con muchísima fama, todo lo que toca se convierte en oro, y cuando conoce a Ae Jung-queda enamorado de ella, pero su ego es herido cuando ella lo rechaza rotundamente. Él no puede entender cómo es que una estrella como él es rechazado por alguien como Ae-Jung. Además de esto, la novia oficial del actor es Kang Se-Ri, una conductora famosa y excompañera de banda de Ae-Jung. Por otro lado, Yoon Pil-Joo, un doctor de medicina oriental que no tiene interés en la industria del entretenimiento, conoce a Ae-Jung por casualidad y se enamora de ella.

The Greatest Love’ es uno de los llamados must see de Dramaland, puedes ser reticente a verlo, como lo era yo, pero al final del día, cuando te atreves, descubres que es llamado así por algo. La comedia romántica encuentra aquí, y junto a ‘Master’s Sun’, uno de sus exponentes clásicos más elevados. Y es que los episodios vuelan y todas las pegas que puedas ponerle no importan, tu estás encantada con su tono cálido y la profundidad de lo que cuenta con solo empezarlo.

La presión de ser famoso, de tener gente mirando, criticando y cuestionando cada una de tus acciones se pone en el punto de mira y es tratado, de forma magistral en ‘The Greatest Love’. De forma magistral, porque a través de personajes complejos pero cálidos, e incisivos fragmentos de diálogos, se muestra como afecta a quienes padecen de ‘fama’, así como a aquellos a quienes les rodean. ¿Qué nos mueve a comentar o criticar lo que una ‘personalidad’ hace o deja de hacer? Esta no es la cuestión principal, pero si que, como espectador, acaba asaltándote. Lo que centra este K-Drama es cómo una joven es machacada a nivel social y emocional, manipulada y vapuleada por una sociedad del entretenimiento absurda y cruel a más no poder, mientras ella solo intenta hacer su trabajo.

Esto será solo el comienzo, una vez empieces la serie irás descubriendo que hay muchas ideas secundarias en las que centrar la atención. Se hablará de roles, sobre todo en el cierre de la serie, que es fantástica en ese aspecto, de presión social, de expectativas, de diferentes formas de querer, de amistad y sobre todo de crecimiento personal. Lo dicho, un K-Drama de esos que atrapan.

Ae-Jung, Kong Hyo-jin, es honrada y trabajadora. Su sentido del orgullo ya se perdió hace algún tiempo o quizá es tal su deseo de probar a quien la rodea, equivocado, que, con infinita resilencia y esfuerzo, se niega a desaparecer de escena. Para Ae-Jung no hay trabajo pequeño, solo trabajo, y uno siempre tiene espacio para mejorar. Solo con esto ya te habrá ganado, aunque todo en su personaje es un conjunto enorme de clichés. Es algo torpe, no centra mucho su atención en su aspecto físico o ropa, y es todo un amor de persona. Podrías creer que pronto te cansarás de ella, pero esos clichés, en una historia romántica bien contada como esta, con sus muchos tintes de comedia, va a engancharte desde el minuto uno haciendo que rápidamente se te olvide que te consideras una persona quisquillosa en ese aspecto.

Mención especial tiene, el que es uno de los mejores actores coreanos de la última centuria, y es que después de haber visto a Cha Seung Won actuar en cintas como en ‘Man on High Heels’, o la reciente ‘Night in Paradise’, que puede verse en Netflix, quedas fascinada al ver su lado más egocéntrico y a la par dulce (en los niveles que esto es posible) en ‘The Greatest Love’. Si ya conoces al actor te darás cuenta del alto nivel interpretativo que ofrece en este K-Drama, pues crees cada momento de su personaje, a pesar de sus muchas excentricidades. Dok Go Jin, el actor al que interpreta, es arrogante cual rey de la era Joseon, lo que nos deja infinidad de momentos divertidos cuando poco a poco ve que debe bajarse de su pedestal para poder conseguir su último objetivo. Habrá momentos que te recuerden a ‘Orgullo y Prejuicio’, seguro que cuando veas la serie te acordarás de estas palabras.

Para mi, lo más agotador de todo ‘The Greatest Love’ ha sido el personaje de Yoo In-na, y mira que ella me gusta en todo lo que hace (‘Goblin‘ o ‘Touch Your Heart’, por mencionar alguna serie suya), pero aquí, dando vida a Kang Se Ri, esa mujer malcriada, egoísta y tóxica que solo puede mirar por sí misma, y que no crece casi ni un ápice en los dieciséis episodios con lo que cuenta la serie, he terminado aburrida de ella. Lo cual, debo mencionar, dice mucho de ella y poco del guion en este apartado.

Además de Kang Se Ri, tenemos otro personaje en discordia amorosa, un doctor de medicina oriental (Yoon Pil Joo interpretado por Yoon Kye-sang) que lo tiene todo y aún así decide encontrar pareja a través de un programa de televisión. A partir de aquí todo se liará aún más y la serie encontrará sus momentos más hilarantes y también los más ‘pesados’, ya que las dinámicas entre todos los protagonistas se volverán, en ocasiones espesas e incluso tediosas. Los celos y las ‘infinitas buenas intenciones’ hacen que el drama pierda emotividad e intensidad al centrarse demasiado en ello.

Era el año 2011 y ‘The Greatest Love’ seguro sorprendió por la calidad interpretativa de sus protagonistas, que como siempre, despuntan en todo lo que hacen. Eso si, probablemente lo más destacable no fueran ellos dos, sino esos secundarios que aparecen y aunque sea durante breves instantes roban la escena. Así ‘Ding Dong, el némesis de Dok Go Jin o una patata serán los verdaderos protagonistas de este K-Drama al que por supuesto tampoco le faltan triángulos amorosos secundarios y situaciones muy absurdas que jamás creerías pero que aquí cuelan, porque una vez empezada, ya estás bajo su hechizo.

‘The Greatest Love’ no tiene la mejor de las fotografías o un montaje de esos que recuerdas por escenas inolvidables que se quedan clavadas en la retina, pero si cuenta con una banda sonora bonita y alegre que acompañan al conjunto. Además, su guion, que puede no ser muy original, si que trata temas de importancia a nivel de comportamiento social, lo cual la hace muy interesante. A todo esto añádele un final de esos que gustan, de los que te dejan con la sonrisa en la cara y con el corazón satisfecho y tendrás el resumen perfecto de una de las joyas de la corona según las dramalovers.

Hasta aquí voy a adelantarte. Ahora te toca ir a verlo, o volver a disfrutarlo. Déjanos algún comentario si ya la has visto o vuelve a pasarte una vez lo hagas. Estaremos encantados de seguir la conversación entonces.

Tráiler

¿Nos encanta?
Overall
3.3
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Originalidad
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • El crecimiento de los personajes.
  • Lo divertida y dinámica que es la historia.
  • Un reparto de calidad que no decepciona.

Otros K-Dramas en los que aparece nuestra protagonista son:

‘When the Camellia Blooms’ (2019), el despertar del hipopótamo

‘Master’s sun’, el sexto sentido de Dramaland (Jin Hyuk, 2013)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.