‘The fam’, la familia nunca se escoge (Frédéric Baillif, 2021)

La cinta que presenta Frédéric Baillif es una de esas imposibles de crear más honestas y reales. No has visto, en mucho tiempo, nada similar, aunque claro, no en muchas ocasiones el director usa la improvisación y a actrices amateur para crear su obra. Ahí es donde radica la belleza y el verismo sin filtros de ‘The fam’.

Un grupo de chicas adolescentes alojadas en una casa de acogida vive junto a los trabajadores sociales. Esta experiencia crea inesperadas tensiones e intimidades. Viven bajo el mismo techo pero no se han elegido el uno al otro. Un incidente desencadena una cadena de reacciones exageradas, pero su ansia de vida también fortalece los lazos. Como una familia.

Dicen que el roce hace el cariño, supongo que depende de a quien le preguntes y en que circunstancias se de. Lo que queda claro en ‘The fam’ es que las familias son tan variadas con las personas que las componen, y hay siempre elementos y situaciones que fortalecen o debilitan los lazos que puedan crearse dentro de los núcleos de convivencia.

En ‘The fam’ se lanza una primera pregunta al aire. ¿Qué es realmente una familia? ¿Qué nos hace dotar a un conjunto de relaciones personales con ese calificativo? Las jóvenes que se presentan en la película han vivido experiencias traumáticas que no les han permitido crecer dentro de una normalidad normativa al uso. Todas ellas, con sus personalidades, experiencias vitales y traumas son puestas en un mismo núcleo habitacional, esperándose de ellas que pasen los años y queden liberadas de la custodia del sistema.

Ahí radica la belleza de esta película en enfrentarnos a un sistema y en hacernos cuestionarlo. Debemos criar jóvenes dándoles seguridad, estabilidad y cariño, pero éste, ultimo lo justo. ¿Cómo lo hacen los trabajadores sociales para hacer ver que se preocupan por ellas y que verdaderamente importan cuando no se les permite ‘acercarse’ o involucrarse demasiado?

En ‘The fam’ los silencios son infinitos y solo se rompen por gritos de ira, golpes e insultos de unas jóvenes que intentan controlar su miedo, abandono e ira, y solo a veces lo logran. Hay que estar preparados para lo que se va a ver, pero merece la pena cada minuto de visionado. Una película real y cruda que debería salir a la calle y ser comentada, solo así, quizá, despertando y verdaderamente mirando, seríamos capaces de mejorar tanto como ellas se merecen.

Tráiler

¿Nos encanta?
Overall
3.3
  • Fotografía
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Originalidad
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • El fuerte sentido de realismo que destila la cinta.
  • La honestidad que se refleja en las relaciones y conversaciones que se muestran.
  • El trabajo brutal de sus protagonistas.

Otras producciones con mucho que contar son:

Sex Education’, hablemos de sexo y hablemos bien (T3, 2021) | Netflix

Laëtitia o el fin de los hombres’ (Jean-Xavier de Lestrade, 2019) El sistema no funciona | Filmin

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *