.

Queridísima mamá

‘Queridísima mamá’ (Frank Perry, 1981)

Recuerdo que la primera vez que vi Queridísima mamá pensé en mi madre. Su carácter era a prueba de budistas; tenía el poder de desquiciar a cualquiera, creía firmemente en el poder de las collejas y en la efectividad pedagógica de los correazos. Era una buena hija de su generación. Cuando yo era niño y tenía la ma...[Read More]