.

Juego Peligroso

Cuando Gabriel García Márquez respiraba Cine

…mis relaciones con el cine (…) son las de un matrimonio mal avenido. Es decir, no puedo vivir sin el cine ni con el cine, y a juzgar por la calidad de las ofertas que recibo de los productores, también al cine le ocurre lo mismo conmigo. García Márquez. Muchos años después, frente a la clepsidra secreta de la inmortalidad, Gabriel García Márquez habría de enfrentarme como lector y a amante del ci...[Read More]