.

Joan Collins

Las (más) grandes arpías televisivas

Toda buena historia necesita un héroe. O un antihéroe. Alguien capaz de encarnar aspectos positivos del ser humano y, en ocasiones, algunos claroscuros que le den entidad como personaje. Pero también es necesario contar con un antagonista a la altura. Las series de televisión, sea cual sea el género al que pertenezcan, necesitan personajes entre los que puedan encontrarse protagonistas que represe...[Read More]