.

‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ (2021) | Netflix

Un cataclismo ha devastado el mundo. Gus, mitad chico y mitad ciervo, se une a una variopinta familia de niños híbridos como él para buscar respuestas a lo ocurrido.

Fotograma de 'Sweet Tooth: El niño ciervo' | Netflix
Fotograma de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ | Netflix

Lo de Netflix es altamente curioso. Lo digo en el aspecto positivo de la curiosidad, pues de un tiempo acá está mostrando diversas obras que hacen pensar que otras producciones de la plataforma son un mal sueño dentro del despacho de creaciones oficiales de la misma. Claro, nos metemos de lleno en un amplísimo género como el distópico para intentar llamar la atención y además añadimos detalles que lo hacen aun más interesante como un virus que asola la humanidad, pero esto no es sinónimo de de triunfo, que se lo digan a ‘IO’.

‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ empieza por algo.

Gus es un híbrido, mitad humano, mitad ciervo, y es justo en el instante en el que estas criaturas empiezan a formar parte de la humanidad donde comienza la historia de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’. La premisa, curiosa de por sí, aleja los sentimentalismo personales de un niño perdido en una distópica situación que lucha por la supervivencia y nos genera un interés mayor en el por qué, algo que normalmente las creaciones postapocalípticas cuentan muy de puntillas o pasan por lo alto directamente. En esta ocasión el día D y la hora H dan como resultado una especie diferente, y con ello el comportamiento que, por desgracia, deberíamos pensar adoptaría el ser humano sale a flote.

Precisamente en la dificultad de entender al humano es donde radica el interés de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’. En un mundo totalmente necesitado de historias post apocalípticas que levanten el ánimo y alimenten el espíritu, nos encontramos con alguien que lo hace todo sencillo como Gus, que ve la bondad en cada acción y que, obviando los peligros que su propio padre le ha explicado de la humanidad, busca su propio camino y se encabezona en seguirlo. Pero además ve como a su alrededor no hay ese aura de benevolencia en todo tal y como el piensa, por lo que no queda otra que entrar en el modo «supervivencia post apocalíptica» que muchos de los que forman el público de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ esperaban.

Fotograma de 'Sweet Tooth: El niño ciervo' | Netflix
Fotograma de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ | Netflix

Los personajes.

Los personajes son la gran elección de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’. Un elenco de actrices y actores que realizan su trabajo de forma más que notables son quienes le dan un mayor sentido a la serie y los que consiguen que sea algo más que una idea algo loca por parte de sus creadores. Como bien he dicho muestra diversos mundos que conocemos de otras producciones cinematográficas y televisivas: entre ‘The Walking Dead’ y los géneros postapocalípticos en general al trato X-Men que se le otorga a los híbridos. Todo ello sigue alimentando la obra, sigue haciéndole creer que con un guion medianamente aceptable y unas interpretaciones que persigan esa premisa todo estará hecho y, lo mejor de todo, para que tiene razón.

‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ es intensa en la mayoría del metraje. Con mensajes no tan ocultos pero no en primera plana sobre cambio climático, la esencia del ser humano o la amistad y el amor va colocando las baldosas del camino que la hacen ser la producción que es y todo ello acariciando a su vez una mezcla de sensaciones que dibujan la sonrisa perpetua en el público. Por lo que es emocional pero con sentido, no buscando únicamente saltar el resorte sentimental de quien esté viéndola; tiene criterio en lo que cuenta, a pesar de la locura que es.

Fotograma de 'Sweet Tooth: El niño ciervo' | Netflix
Fotograma de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ | Netflix

En definitiva.

‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ es una serie muy rara, pero con una mezcla de aspectos de interés que la hacen interesante para todos. Desde un mensaje medioambiental a lo que supondría una lucha humana por la supervivencia, pasando por como suponemos el humano se comportaría ante una situación tan distópica como la que se nos presenta. La bondad es la inocencia de Gus, el ambiente es ‘The Walking Dead’ pero sin tanto rollo como la serie de AMC, y el resultado es una serie que cautiva y llama la atención. ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’ es altamente disfrutable.

Tráiler de ‘Sweet Tooth: El niño ciervo’.

¿Pasa el corte?
Overall
3.6
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
0 (0 votes)

A destacar

  • Los efectos tan interesantes.
  • La premisa es curiosa, y el mensaje necesario.

‘Ejército de los muertos’, zombis, humor y gore a tu servicio. (Zack Snyder, 2021) | Netflix

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*