‘Splash Splash Love’, el sabor de las mandarinas (2015)

Splash Splash Love’ es el minidrama perfecto para sonreír sin parar y alegrarnos la vida que tanto nos duele a veces. Sus dos episodios de una hora cada uno que puedes ver en Viki es la conjunción perfecta de todo lo que nos gusta en Dramaland. Joseon, un rey dispuesto a todo por su pueblo, una joven que no sabe bien que hacer con su vida y que termina en la Edad Media, mucha comedia y por supuesto un romance precioso de esos que traspasan los límites temporales.

Jang Dan-bi (Kim Seul-gi) es estudiante de la escuela secundaria superior. Ella tiene una habilidad especial que le permite transportarse a cualquier lugar en los días lluviosos. Pero el día de su examen de ingreso a la universidad, Dan-bi no puede hacer frente a la presión, sobre todo en el área de matemáticas y se escapa a un patio de recreo. Sin saber por qué, ella cae en un charco y es transportada a la época de Joseon. Allí, conoce al joven rey Yi-do (Yoon Doo-joon), experto en matemáticas. Yi-do se encuentra en una situación difícil debido a las sequías y la propagación de una epidemia.

Splash Splash Love’ es descubrir el delicioso sabor de los bombones por vez primera, lo útil que es un rotulador y por supuesto lo preciadas que pueden ser las mandarinas. Todo es novedoso, fascinante y muy, muy llamativo en este minidrama. La vida cotidiana es puesta en perspectiva y, mientras, nos damos cuenta de las muchas ventajas y facilidades con las que vivimos en el siglo XXI nos vemos riendo a carcajada limpia conforme los protagonistas de Joseon descubren las maravillas del mundo moderno.

Cuando conocemos a Jang Dan-bi nos damos cuenta de que es una joven que no ha encontrado su lugar en el mundo. Se ve abrumada por la presión de los exámenes de acceso a la universidad y se siente torpe y tonta porque no cumple con las expectativas de la sociedad en la que vive. Aún así hay mucha vida y picaresca en ella, solo necesita el lugar apropiado para descubrirlo. Quizá lo que más atrae al público de este minidrama es como de cercano es el personaje protagónico femenino. Todas nos hemos sentido como Jang Dan-bi en alguna ocasión. Todas hemos querido escapar a otro lugar y todas soñamos con una aventura tan fascinante como la que le aguarda a ella.

Por designios celestiales, ese lugar que le dará alas será la antigua Joseon (si has venido a ver una serie realista, no vas a encontrarla aquí, eso si, te recomendamos ‘Sandglass‘ para disfrutar de hechos reales e historia en estado puro). Allí pronto se dará cuenta de que en el reino de los ciegos el tuerto es el rey, y ella, con sus conocimientos de bachillerato, por mediocres que estos sean, está muy por encima del mas ducho intelectual del periodo en el que aparece. Por fin ha encontrado su lugar en el mundo, solo tiene que hacerse pasar por eunuco y exprimir su cerebro al máximo en busca de todos los datos e información que los K-dramas han guardado en su subconsciente a lo largo de los años.

Yoon Doo Joon acompaña a Kim Seul-gi dando vida al joven rey que lleva toda su vida formándose y preparándose para gobernar. Un hombre que había olvidado lo que era que alguien lo mirase a los ojos, sin miedo, sencillamente viendo a la persona que es y no el cargo que ostenta. El trabajo interpretativo de ambos es sobresaliente. Su presencia es continua en escena y nunca bajan la guardia. Se sorprenden y ruborizan, y es tal la complicidad entre ambos que en mas de una ocasión nos parece que llevamos con ellos desde siempre. El elenco se completa con Jin Ki-joo como So-heon (amiga de Dan-bi) y por supuesto Reina Soheon del clan Cheongsong Shim en la realidad alternativa, y Ahn Hyo-seop como Park Yeon.

No esperes nada y encuéntralo todo cuando caigas rendida ante el ritmo fluido de una trama que repasa alguno de los logros más sonados de Seojong el Grande, nuestro Yi-do en la serie. Unos logros que cambiarán el curso de la historia en Corea y que aquí se presentan de soslayo, cotidianos, mientras los protagonistas le dan forma y se descubren el uno al otro.

Un romance lleno de situaciones graciosas, inocentes, llenas de frescura, que destilan juventud y vida, mucha vida. Cuenta además con el tono dramático justo y, por supuesto, con muchas alusiones al destino, las estrellas y el reencuentro de almas que una vez se amaron profundamente. A pesar de ser breve no escatima en detalles. El vestuario es muy acertado y las escenas de lluvia, una vez más, nos hacen querer vivir en un K-drama. Son sencillamente perfectas gracias a unos contrastes de luz y juegos de cámara que hacen que se pare el tiempo mientras las escenas se desarrollan en pantalla.

Puedo invitarte, sabiendo que la disfrutarás infinitamente, a verla o reverla, porque ‘Splash Splash Love’ tiene todos los visionados que quieras darle. Nunca se hará pesada y siempre te alegrará la jornada. Nunca una sequía nos había dado tantas alegrías.

Tráiler de ‘Splash Splash Love’

¿Nos encanta?
Overall
4
  • Originalidad
  • Guion
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Otros minidramas que te van a encantar son:

The boy next door’ (2017), una parodia para no dejar de reír.

Blue Birthday’, un millón de segundas oportunidades (Park Dan Hee, 2021) | Miniserie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.