.

¿Spider-man vuelve a casa?

Dicen que el verano es el peor aliado para las relaciones de pareja porque durante su transcurso se producen numerosas rupturas que solo dejan cadáveres sentimentales a su paso; y si no que se lo digan al idilio amoroso entre Disney y Sony, ambos son la última víctima que se ha cobrado el verano a causa de un posible desacuerdo en las negociaciones de los derechos cinematográficos del superhéroe más popular de Marvel, Spider-Man. El trepamuros será un experto combatiendo el crimen en las calles de Nueva York, pero en lo que respecta a sus andanzas por el cine no está teniendo la misma suerte, sobre todo cuando se acerca su tercera entrega en solitario, ¿verdad, Andrew Garfield?

El culebrón que están protagonizando parece vivir sus días más negros después de las pesimistas declaraciones de Kevin Feige y Tom Holland:

“Nunca se pensó para que durase para siempre. Sabíamos que habría una cantidad finita de tiempo en la que seríamos capaces de hacer esto”.

Kevin Feige, Presidente de Marvel Studios.

“Hemos hecho cinco grandes películas. Han sido cinco años increíbles. Lo he pasado como nunca en mi vida. Todo lo que sé es que voy a seguir interpretando a Spider-Man”

Tom Holland

Ya solo falta que Mickey Mouse y Tom Holland se pronuncien cantando una canción de despecho  similar a Olvídame y pega la vuelta de Pimpinela para manifestar su descontento con la situación. ¿Se imaginan?

¿Quién es?
Soy Spider-Man
¿Qué vienes a buscar?
A los Vengadores
Ya es tarde
¿Por qué?
Porque ya no eres de Disney y Sony se va a centrar en ti

Resulta difícil vaticinar lo que le deparará al arácnido en su futuro cercano, a día de hoy puede que el acuerdo sea imposible, pero nadie puede asegurar que la situación no cambie de manera favorable para Disney en los próximos meses. Spider-Man: Lejos de casa ha sido la primera película en superar la barrera de los mil millones  y ha tenido buena acogida entre la crítica especializada y el espectador medio, ha sido un éxito rotundo en todos los sentidos, pero también lo fue Venom sin pertenecer al Universo Cinematográfico de Marvel.  ¿Acaso Sony piensa que puede replicar los resultados de Disney y montárselo por su cuenta? Es posible y sería lícito por su parte intentarlo. En esta historia no hay buenos ni malos, Disney y Sony son empresas que buscan el mayor beneficio de sus productos, así funcionan los negocios. En esta situación solo hay perjudicados, y somos nosotros como consumidores de sus películas.

Lo que perdemos

Ver a Spider-Man rodeado de otros superhéroes y luchando para salvar al mundo es un regalo para todo fanático de los cómics y del espectáculo. Antes podías vivir sin ello porque era una quimera que solo se materializaba en tu imaginación, pero después de haberlo visto en tres películas… La cosa cambia, amigos. No tendremos a Spidey comiendo chimichangas al lado de Deadpool, no le veremos haciendo combos con otros héroes y, por supuesto, no habrá otro “Vengadores, reuníos”.

Esperad porque la cosa no se va a quedar ahí, todavía hay más. Perdemos toda la progresión del personaje y su futuro arco evolutivo de manera repentina. La escena post-créditos de Lejos de casa va directa a la máquina de reciclaje para hacerle compañía a otras ideas que tuvieron mejor vida. Le sacaran de un universo al que ya estaba arraigado para llevarle a un lugar en el que se sentirá como un extraño que no termina de encajar. La próxima película se llamará Spider-Man: Fuera de sitio.

Lo que ganamos

Sony ha sido capaz de hacer muy buenas películas de Spider-Man y conocen el potencial de su personaje. Como crítica personal diré que el Spider-Man de Tom Holland tenía una fuerte dependencia de Iron Man y acababa eclipsándole en muchos momentos. Spider-Man tiene derecho a volar libremente sin estar subordinado a otros héroes, no tiene que abrazar el legado de Tony Stark para convertirse en su digno sucesor, simplemente tiene que ser nuestro amigo y vecino Spider-Man.

Quedaría abierta la puerta de juntarle con el Venom de Tom Hardy y al posible Morbius de Jared Leto (si es que acaba viendo la luz en algún momento). Sería Spider-Man contra sus villanos de siempre. Es un hecho que seguiremos teniendo películas de nuestro trepamuros favorito, pero no me gustaría verme en la papeleta del equipo creativo cuando tenga que intentar solventar todas las lagunas que se producirán si acaba saliendo de Disney.

Lo que está claro es que pase lo que pase será imposible contentar a todos.

No tengo carné cinéfilo, pero no se lo digáis a nadie. Será nuestro pequeño secretito.

Deja un comentario