.

‘Sole’ (Carlo Sironi, 2019), una cinta muy real

Ermanno (Claudio Segaluscio) es un joven cuyas jornadas transcurren entre tragaperras y pequeños hurtos. Lena (Sandra Drzymalska) es una joven polaca embarazada de siete meses que llega a Italia desde Polonia para dar en adopción el bebé que va a dar a luz a cambio de dinero. La misión de Ermanno es vigilar a Lena y cuidar de ella durante su estancia en Italia. Una vez que nazca la niña, deberá reconocerla como su hija para poder dársela en adopción a sus tíos.

‘Sole’ es una cinta que va de menos a más en todos los sentidos. Comienza pareciendo una película sencilla, con un mensaje más o menos claro para pasar a ser todo un estudio psicológico de sus personajes principales y hablar de una temática que casi ninguno de nosotros ha pensado en todos sus matices y ramificaciones.

Tanto Ermanno como Lena son prisioneros en sus propias vidas. Ya sea por las cartas que les ha tocado jugar, por una sociedad que no acoge sino que segrega o por todo ello mezclado con decisiones de las que uno nunca está seguro, sus vidas son solitarias y de pura supervivencia.

Sandra Drzymalska y Claudio Segaluscio prestan su cuerpo y alma a estos jóvenes personajes y lo hacen de forma excepcional. La desidia, la desesperación y la vergüenza taimada se ve en sus ojos y forma de andar, mientras que a su vez no fallan en mostrar el brillo de orgullo, felicidad y cariño de algunos pequeños gestos.

En ese aspecto la cinta sobresale. Es capaz de mostrar la soledad más absoluta de un entorno depresivo que lleva a una joven a la noción de vender al bebé en su vientre y a otro a pasar por padre y hacer de carcelero en la búsqueda de un camino que mejore su existencia.

Ambos personajes se conocen en circunstancias complejas y parecen pisar sobre cristales cuando están juntos al principio. Ver como poco a poco se acomodan el uno al otro y viendo como se acostumbran el uno al otro de una forma que solo la convivencia y el paso del tiempo logra, es una de las mejores cosas que deja el film tras de sí.

Quizá por eso la interpretación destaca tanto, ya sea porque es brutalmente honesta e intimista o porque se trata de una situación en la que nada parece ser lo correcto, caemos rendidos ante los dos personajes, aunque no lo sabemos hasta que no se acaba el metraje.

Si ‘Sole’ ya se presentaba compleja solo por sus personajes espera a adentrarte en la temática. Es una miríada de decisiones que esperas no tener que tomar nunca y un tema complejo del que se habla demasiado poco.

El halo de desesperación, desestructuración familiar y falta de estabilidad emocional que presentan los protagonistas contrasta ligeramente con la presencia de la pareja que busca quedarse con el bebé de Lena, o eso creemos en un principio.

¿Es ser madre un derecho o un privilegio? ¿Está todo permitido si quiero serlo? ¿Y si no, también? ¿Hasta que momento mi cuerpo es mío y todo lo que crece en él está bajo mi tutela? ¿Es lícito abortar? ¿Y vender o comprar a un bebé?

Todas estas preguntas con su millar de respuestas y acciones con consecuencias muy reales se plantea en un guion sencillo, que no simple. Carlo Sironi, las plantea todas, las lanza al aire y muestra como unos seres humanos responden a sus propias decisiones.

Y solo por eso debes ver ‘Sole’, porque te golpea con una realidad abrumadora y desgarradora mientras habla de maternidad, pobreza estructural, moralidad, patriarcado y supervivencia.

La fotografía y en encuadre de sus escenas es tan taimado como brusco, pero es parte de su encanto porque parece acompañar a las personalidades de los protagonistas. ‘Sole’ es una película de esas que se quedan contigo, probablemente porque tiene un cierre que impresiona, real y sin miramientos.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.2
  • Guion
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Montaje y edición
  • Banda Sonora
  • Fotografía
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • La presencia de sus personajes
  • Su calma antes de la tormenta
  • La simpleza pulcra de sus líneas

Otro joven director al que no puedes perderle tampoco la pista es Pedro Collantes, te lo recomendamos

‘El arte de volver’ (Pedro Collantes, 2020)

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*