.

‘Snowpiercer’ (2020), ¿Conseguirá la serie eclipsar a la película?

Con la que está cayendo podían haber arrasado. ‘Snowpiercer’ cuenta con todas las premisas e ingredientes para presentar una serie muy potente, que enganche al espectador, pero en vez de eso sentimos que nos han dejado abandonados en el último vagón.

Una serie que bien podría presentar una lucha brutal de clases donde el destino de la humanidad está en juego merece mucho más.

Ambientada siete años después de que el planeta Tierra se haya convertido en un páramo helado, ‘Snowpiercer’ sigue a los restos de la humanidad, que habitan en un tren de grandes dimensiones en continuo movimiento. Clases sociales, justicia social y juegos políticos se dan dentro de lo que para la humanidad es su único hogar.

‘Snowpiercer’ comienza con fuerza, sobre todo en la intro de animación y tiene sentimiento, los primeros cinco minutos. A partir de ese momento es cuesta abajo y sin frenos. Nada es novedoso, ni lo suficientemente atractivo para hacernos volver a por más.

En España podemos ver esta serie en Netflix, pero hay cosas mucho mejores para ver en su catálogo.

La serie se basa al igual que ya hiciese la película de 2013 interpretada por Chris Evans, en la novela gráfica francesa Le Transperceneige, pero no consigue ni alcanzar la suficiente intensidad en los primeros episodios como para mantener la expectación, ni atrapa con su elenco.

Es una total pena, nos encanta Jennifer Connelly (‘Diamante de sangre’), pero su personaje es bastante soso. Melanie, a pesar de ser quien está tras todo el tinglado, manteniendo a la humanidad sobre raíles gélidos en un intento por sobrevivir a nuestra propia devastación no es capaz ni de mostrar un ápice de intensidad.

Las escenas rodadas en los vagones de la clase alta no dicen nada, llevaba tiempo sin ver nada tan plano. Lo único que vamos a darle es que al menos juega bien con la luz y la paleta cromática. Es de lo único que nos ayuda a diferenciar entre clases.

Por su parte, aquellos que se colaron en su día en el tren, invitados no queridos, tampoco consiguen llegar. El drama debería girar estos primeros episodios en torno a ellos, pero no consiguen mostrar el dolor, el trauma y la sensación de infinito abandono que deberían sentir por la situación que viven.

Se usa la violencia y la revuelta de forma burda, en breves instantes todo lo que se supone es el esfuerzo de una comunidad entera se desvanece. Ni siquiera somos capaces de empatizar con la escena del cumpleaños porque la serie no es capaz de transmitir sentimientos profundos. Supongo que el guion no ayuda en exceso.

Aunque bueno, al César lo que es del César. No todo es malo. A ‘Snowpiercer’ hay que concederle que a pesar de estar ‘rodada’ en un tren de un millar de vagones no da sensación de agobio, no nos sentimos viajando de forma enlatada. La cámara se mueve con bastante soltura y los planos son acertados.

Los decorados acompañan también mucho, aunque por otra parte el guion hace aguas, sobre todo porque no se presenta bien la historia desde un principio. Se desvela mucho más de lo que debería y quizá hubiésemos disfrutado mucho más del piloto si no tuviésemos, todo el rato, la sensación de que están deseando acabar la historia.

Muy mucho van a tener que mejorar los próximos episodios para levantar el ánimo y las expectativas dañadas de los espectadores.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
2
  • Originalidad
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Fotografía

Puntos fuertes

  • Fácil de ver
  • Entretenida
Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario