.

‘Save Me’, el diablo viste de blanco (2017)

Kdrama Save Me: Sinopsis, Reparto, Reseña Y Mucho Más

Cuando la la violencia, la vanidad, la avaricia y la oscuridad se visten de benevolencia y salvación sabes que nada bueno puede salir de esa mezcla. Saber que todo está mal, esa sensación de incomodidad que una vez aparece ya no se va, son los compañeros de camino en los dieciséis episodios que dura ‘Save Me’. Desde el primer minuto sabes lo que estás viendo, por donde van a ir los tiros, pero no te vas a poder sacudir de encima la pesadumbre, la impotencia y ni que decir tiene que tu estómago no se calmará hasta que acabes con ella.

Coloquialmente utilizaríamos la frase ‘vaya mal rollo da desde el principio’ para resumirla sin ceder muchos más datos que pudieran arruinar la experiencia de visionado de aquellos que se acercan por primera vez a este k-drama. Pero ciertamente podemos hablar, y mucho de ‘Save Me’ sin spoilear a nadie en exceso, porque esta serie merece ser analizada desde muchas perspectivas. Da juego para eso, y mucho más.

Im Sang-mi (Seo Ye-ji), es una joven que acaba arrastrada, tras circunstancias traumáticas, a vivir en una comunidad en la montaña en la que nada es lo que debería ser. En un intento por escapar susurrará la palabra «Sálvenme» a un grupo de amigos que se cruzan por casualidad en su camino. Cuando la escuchan Suk Dong-chul (Woo Do-hwan), Han Sang-hwan (Ok Taec-yeon), Woo Jung-hoon (Lee David) y Choi Man-hee (Ha Hwa-jung) intentan rescatarla. ‘Save Me’ no podría ser más terrorífica si lo intentara.

Ya hemos dicho que ‘Save Me’ te tiene con mal cuerpo el 90% del tiempo, y lo peor de todo es que solo es una sensación. Nada de lo que ves te da motivos para ello. La intensidad es tal que tu cerebro no para de trabajar mientras la ve. Hay que estar en el lugar mental adecuado para verla, o no serás capaz de terminarla o disfrutarla. La tragedia se mastica en cada escena, aunque esa oscuridad que se cierne sobre ella se ve tapada por una felicidad y vitalidad juvenil que viene dada por nuestros protagonistas, quienes nos permiten coger resuello para lo que está por llegar.

Cuando empezamos a verla hay normalidad. Una familia que se muda de la gran ciudad a una zona rural para que sus hijos puedan vivir con mayor tranquilidad y seguridad. Las historias de los personajes empiezan a entrelazarse en esa llegada a Mujin. Al principio no sabremos muy bien como acabarán unidas, pero mientras la trama toma cuerpo, solo una fotografía bañada en tonos fríos nos dirá que no será una historia fácil y que el camino a recorrer no será placentero. A través de ella se creará un ambiente enrarecido y decadente que secuestra la posible alegría que pudieran aportarnos esos jóvenes con toda una vida por delante.

Lo que nos ofrece ‘Save Me’, y que en pocas ocasiones podemos ver en el mundo kdramático es la presentación de una historia oscura conformada por infinidad de temas sociales que normalmente se barren debajo de la alfombra por incómodos. La realidad que se muestra en esta ficción es tal que cuesta creerla. Muchos vivimos alejados de lo que se muestra, pero cuando somos capaces de aceptar que de ficción tiene solo los nombres, entonces es cuando de verdad este k-drama se hace difícil, pero necesario de ver.

El horror empieza donde menos lo esperas

‘Save Me’ es la puesta en escena del infierno en la tierra. En ella vemos como la vida puede ser un suplicio que parece no tener fin, sin importar hacia donde corras, huyas o donde te escondas. Y es también esa muestra perfecta de que en unos pocos minutos tu vida puede derrumbarse aniquilando con ello el futuro que tanto ansiabas conseguir.

Es así en como en la primera parte vemos como las vidas de Im Sang-mi y su hermano no encuentran descanso. Todas las esperanzas que pudieran haber albergado tras marcharse de Seúl, huyendo así del bullying que allí sufría el hermano pequeño, salen por la ventana cuando en el nuevo centro la pesadilla resurge con demonios de distinto rostro, pero mismas intenciones. Este será el hilo conductor de toda la miseria que se desate. Gracias a su presentación en pantalla no solo se tratará el tema del acoso y la violencia escolar. Se introducirá el de la lealtad, la valentía, lo difícil que es pedir ayuda, y sobre todo, encontrar a alguien que esté ahí cuando más lo necesitas.

Tus instintos siempre tienen razón

La salvación ha llegado. ‘El Gran Cielo Nuevo’ se encargará de que así sea. Los cultos es lo que tienen, que te absorben, toman control de ti, y bajo ningún concepto te dejan marchar en paz. Locura, éxtasis, fe ciega, autoengaño y sobre todo desesperación son los pilares que sustentan a la institución que se oculta bajo la fachada de culto religioso para nada manipulador o tergiversador de la verdad.

A través de los personajes que conforman la cúpula de poder de la Iglesia ‘El Gran Cielo Nuevo’ sentimos nuestras entrañas apuñaladas. Ninguno de ellos se salvaría de un Juicio Final semi decente. El abuso de poder, la corrupción, pero sobre todo la manipulación extrema de los sentimientos de los demás es brutalmente devastadora. Son seres desalmados que saben muy bien lo que hacen en todo momento, encubriéndolo, a ratos, con fanatismo religioso y a otros con una fachada de buena voluntad que apesta a falsedad.

Si consigues no pensar en el mucho asco que te da verlos en pantalla te darás cuenta de todos ellos entregan una puesta en escena magistral. Jo Sung Ha (‘The K2‘), quien hace de líder supremo del culto bajo el nombre Baek Jung Ki, es uno de esos personajes que no sabes bien si roza la psicopatía o una genialidad puesta a mal servicio. Simplemente diabólico. Su mera presencia en pantalla te hará querer romper cosas a tu alrededor.

Jung Hae Kyun (‘My ahjussi’), el padre de Im Sang-mi y Park Ji Young, a quien ya odiaste en ‘When I was most beautiful‘, haciendo las veces de pastor que cree ciegamente en la fe de ‘El Gran Cielo Nuevo’ nos dejarán una variedad impresionante de expresiones, sentimientos y un saber estar en pantalla como merece un tema oscuro y malvado como el que trata ‘Save Me’. Junto a ellos estará Jo Jae Yoon como Jo Wan Tae. Este es el personaje cuyo cuello querrás retorcer en todo momento, y esto no hace más que decirnos que lo borda mientras da vida a uno de los seres más despreciables que he conocido en mi año viendo k-dramas.

Cada uno de ellos tendrá un papel clave dentro del culto. Aunque la finalidad será la misma. Engañar al máximo número de personas para sacarles todo lo que tienen antes de morir mientras juegan con sus miedos y esperanzas. Así la misión de Im Sang-mi (Seo Ye-ji) irá cambiando conforme avance la trama. Partirá de un deseo básico de supervivencia, solo pensará en escapar, a uno de venganza con forma de misión en la que dar a conocer lo que está pasando en Goosunwon. A quienes conocemos ya a esta joven, pero asentada actriz no nos sorprende el nivel que le vemos. Su rostro pasa de la impasibilidad al horror como solo ocurre en situaciones infinitamente traumáticas. Seo Ye Ji se atreve, como hace cada vez que toca un papel con personajes con fondo, calado y mucha personalidad.

Tal y como hace el siempre acertado Woo Do Hwan, quien en este caso da vida a Suk Dong-chul, un joven de familia muy pobre que solo cuenta en su haber con una personalidad valiente, honesta y justa. Woo Do Hwan vuelve a ser el personaje de las mil caras gracias a un papel que tiene un amplio margen para el contraste. Las muchas escenas de acción están ejecutadas a la perfección y el dolor y su mirada desafiante nos meten aún más si cabe en la historia de un joven que sabe muy bien como funciona este mundo.

Por su parte, Taecyeon, a pesar de ser el protagonista principal mientras da vida a Han Sang Hwan, es quizá el que más fuera de lugar se encuentra de todos. Se utiliza como hilo conductor, pero es un hilo que nos sobra en muchas ocasiones y a quien no conseguimos cuadrar en todos los puntos clave de la historia que se nos presenta. ‘Save Me’ no habría sido muy distinta sin él, y eso habla mucho de la poca profundidad que finalmente gana en el guion a pesar de encontrarse este hilado entorno a él.

Ciertamente ‘Save Me’ no es para todos los públicos, pero puedo asegurarte que es una joya absoluta sin consigues dejar atrás todas esas ideas locas que a veces nos asaltan cuando leemos una sinopsis como la de este k-drama. Si, es oscura, si, es difícil de ver porque te atrapa en una oscuridad impresionante y te arrastra de miseria en miseria, pero es una muestra imprescindible de la enorme variedad argumental que hay en el mundo dramalover, sin mencionar que es un trabajo sobresaliente a nivel fotográfico e interpretativo.

Lo único que quizá puedas echarle en cara es que por momentos se hace larga, hay muchos personajes, y al intentar darles cabida a todos, a veces se ramifica demasiado, perdiendo focalidad. Pero será lo único, porque una vez la empieces deberás terminarla para quedarte tranquilo y poder conciliar de nuevo el sueño con normalidad.

No muchas veces pasa, pero ‘Save Me’ tiene segunda temporada, aunque no al uso. En el año 2019 se emitió una historia de tintes similares basada en la película de animación ‘The Fake’ (2013) del director y guionista surcoreano Yeon Sang-ho. La serie está protagonizada por Uhm Tae Goo a quien has visto en ‘The Great Battle‘ y la recién estrenada ‘Night in Paradise’.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.3
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Originalidad
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • La impresionante calidad interpretativa de Seo Ye Ji y las mil caras que vuelve a mostrar Woo Do Hwan.
  • El hecho de que no te deja respirar tranquila desde que empieza hasta que acaba.
  • La oscuridad que rodea a cada uno de los temas que se tratan.

Otros k-dramas en los que puedes ver a estos protagonistas son:

‘It’s okay to not be okay’, la familia que se escoge (2020)

‘El rey, monarca eterno’ (2020), duelo dinástico intratemporal

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*