‘Reply 1994’ ¿Recuerdas vivir en los 90? (2013)

Dos estudiantes de medicina, tres estudiantes de ingeniería informática y el primo de uno de ellos, jugador profesional del equipo de béisbol de la Universidad de Yonsei, se reúnen bajo el techo de la también universitaria Na Jeong y sus padres. Así comienza ‘Reply 1994‘, y muy pronto sabes que las experiencias que están a punto de vivir y su convivencia diaria están por dejar muchas carcajadas y situaciones que traerán a la memoria más de un recuerdo de aquellos noventa en los que la tecnología estaba a punto de globalizar el mundo con un impacto definitivo en nuestras vidas.

Seis universitarios provenientes de distintas provincias de Corea del Sur (como Jeolla, Chungcheoen y Gyeongsang ) viven juntos en una casa estudiantil de Sinchon, Seúl, la cual es administrada por una pareja con una hija llamada Sung Na-jung.

Comienza la era de los mensajes, las largas esperas en cabinas para poder escucharlos y toda una vida por delante que compartir con esa familia que no se escoge, que el azar pone en tu camino y de la que ya nunca te separarás por mucho tiempo o kilómetros que las circunstancias pongan en tu camino. ‘Reply 1994′ es un ‘slice of life’ lleno de risas, lágrimas, aprendizaje y crecimiento que pone en valor a quienes nos rodean algo que queda demasiadas veces en segundo plano invisibilizándose.

Go Ara como Sung Na-jung es la joven perfecta si lo que buscas es alguien alocado, un poco-bastante fangirl, tremendamente intensa pero con un corazón enorme. Un chica que se enamora por primera vez sin saber muy bien como gestionarlo. Como cada vez que nos la encontramos en pantalla Go Ara recrea a la perfección al personaje que se le da. Consigue que a un mismo tiempo queramos zarandearla y abrazarla, siendo su puesta en escena una muy humana y relacionable. Es una mujer con todo por descubrir y aprender mientras se introduce en una vida adulta para la que ni ella ni quienes la rodean están preparados.

El estudio de las relaciones personajes que ‘Reply 1994’ nos deja es minucioso y verdaderamente interesante. Al principio las interacciones pueden parecer exageradas e incluso demasiado cómicas o extravagantes, pero en realidad la vida familiar es un cúmulo de situaciones, gestos y palabras que solo se entienden en ese reducido hábitat que es el hogar. Aún así, ciertamente nadie les quita que son muy personajes, en todo el sentido de la palabra.

Quizá el mayor de esos personajes sea el interpretado por Jung Woo que mientras da vida a “Sseureki” deja una retahíla de situaciones embarazosas y patéticas que con el paso de los episodios son contrarrestadas de forma magistral por momentos de candidez y lucidez muy adultos que le ayudan a salvar los muebles. Íntimo amigo de la familia, es casi un miembro más de la casa de Na-jung. Vive con ellos, come con ellos y siente las pérdidas familiares como propias. Necesitarás paciencia en los primeros episodios para verlo sin ponerte de los nervios, pero poco a poco el personaje se va descubriendo y se hace interesante y muy relevante en la trama general.

Yoo Yeon-seok es “Chilbong”.​ Este personaje no solo cae rendido a los pies de la protagonista, de la que se enamora locamente con solo ver lo divertida y alegre que es. Lo que verdaderamente siente y ya nunca puede dejar atrás es la vida familiar que jamás antes había experimentado. El bullicio y calor de una casa llena, de comidas copiosas rodeado de personas que comparten momentos. Yoo Yeon-seok es puro amor y no podrás evitar acercarte a él deseando verlo en acción. Si viste ‘Mr.Sunshine‘ o ‘Gu Family Book’ sabes a que sensación me refiero, si no las has visto, te las recomiendo encarecidamente.

Por otra parte encontramos a Kim Sung-kyun quien interpreta a “Samcheonpo” y a Son Ho-jun dando vida a “Haitai”. Estos dos jóvenes no podrían ser más distintos en personalidad, pero ambos se encontrarán compartiendo dormitorio y ayudándose el uno al otro mientras por supuesto discuten por todo mínimo detalle. Baro interpreta Bing Geu Re el más joven e inocente de todos los protagonistas. Un joven que nunca ha sabido que quiere hacer con su vida porque nunca le han permitido cuestionárselo. Aquí se verá forzado a elegir, crecer y afrontar las consecuencias de esas acciones. Un gran primer papel de este actor que sobresale con una excelsa actuación quedándose en tu memoria mucho después de terminada la serie.

Do-hee da vida a Jo Yoon-jin una joven que lleva el fanatismo por la música y sus creadores a otro nivel. Muchos diríamos que roza el papel de acosadora nata ya que vive por y para estar a la última de su grupo favorito. Conforme avanzan los episodios se le va dando más protagonismo y margen de maniobra, siendo uno de los personajes que más crece a lo largo del K-drama. Puedo asegurarte que la serie no sería lo mismo sin ella, porque es honesta y real y eso lo hace todo dentro de las dinámicas grupales.

Sung Dong-il es Sung Dong-il y eso de por si ya habla solo. Este actor es uno de los pulmones de Dramaland. Verlo en pantalla es sinónimo de calidad artística y risas, muchas risas. En el papel de padre, una vez más disfrutamos de un personaje con un enorme corazón y paciencia, aunque la justa. Sus interacciones con los jóvenes que viven en la casa son adorables y muy divertidas. Es un personaje que se preocupa por cuidar a aquellos que están bajo su techo, pero que bajo ninguna circunstancia se muerde la lengua lo cual siempre deja unos diálogos rápidos y muy irónicos cuando se encuentra interactuando con el resto de personajes.

Lee Il-hwa es Lee Il-hwa y sencillamente es la mejor y más brillante de todas las estrellas de este K-drama. No hay escena en la que no sobresalga a pesar de tener el papel más recóndito de todos. Es divertida, ácida, cariñosa, atenta y todas las cosas que una madre debe ser, incluso cuando no son tus niños los que viven bajo tu techo. Lo mejor de este ‘Reply’ y de todos los demás es que las madres son mucho más que eso, son seres tridimensionales tratados con entidad propia y eso permite al guion dejar perlas continuas y poner a este personaje y todas las mujeres que eligen su propio destino en el pedestal que merecen, independientemente de que ese destino las tenga en casa, una oficina o el Polo Norte.

No importa lo muy nostálgica que seas, hasta la más reticente y dura de nosotras acaba cayendo rendida ante ‘Reply 1994’, un K-drama que te transporta a la vida en la gran ciudad de Seúl cuando todavía no lo era tanto. Una ciudad en ciernes en la que jóvenes de toda Corea probaban suerte dejando atrás sus localidades rurales en la que era la aventura de toda una vida. Perderse en el metro, entrar de lleno en una revuelta estudiantil que ruge en las calles e intentar adaptarse a las nuevas formas de vivir, comer y relacionarse mientras poco a poco se diluye el acento primigenio que, a veces, da demasiadas pistas de nuestro pasado es la maravillosa inmersión que haremos con nuestros protagonistas.

Aquellos maravillosos noventa

Una de las cosas que más atrapa de la saga ‘Reply‘ es descubrir los eventos históricos y sociales que marcaron la época que se presenta en pantalla a través de la experiencia de los protagonistas. Por eso, es imposible, no sonreír de oreja a oreja cuando sentados en el sofá de casa esta familia atípica habla y especula sobre la fascinante ‘Sandglass‘, que mantuvo en vilo y con sus calles vacías a toda Corea del Sur. Ciertamente es imposible decidirse entre Choi Min-soo y Lee Jung-jae. Sí o sí tienes que tener un “team”, hay decisiones duras en la vida, y esta es una de ellas. ¿Tú de quien eres?

Otros eventos de relevancia son algunos desastres que coparon portadas en periódicos y minutos en los noticiarios como incendios, cortes de luz o el derrumbe de los grandes almacenes de Sampoong, un momento traumático para la ciudad que dejó, en el verano de 1995, más de quinientos muertos y que también ha sido tratado en otros K-dramas como ‘Just Between Lovers‘. Dejando en ‘Reply 1994’ una de las secuencias más emotivas de los 21 episodios que componen la serie.

Por supuesto los años 90 también fueron una eclosión del deporte en Corea del Sur. Algunos de los eventos más sonados fueron los partidos que enfrentaron a las selecciones de fútbol surcoreana y española en los mundiales de 1994 y 2002 y esos momentos históricos no se dejan pasar, celebrándose por todo lo alto generando a su vez momentos muy cómicos dentro de la serie.

Con una banda sonora de diez, que introduce canciones muy pegadizas, baladas tristes y elementos melódicos muy dinámicos dependiendo de la escena es uno de los mejores elementos técnicos de esta producción. A nivel de fotografía no hay nada que te quite el hipo salvo una escena en mar abierto y alguna que otra perla coloreada de neones en plena ciudad nocturna. Aún así no lo necesitas porque se compensa sobremanera con un buen montaje y mucho dinamismo en su guion.

Lo verdaderamente bonito y agradable de ‘Reply 1994’ es cómo se trata la vida familiar, la amistad y las relaciones románticas. Los personajes crecen y sufren juntos, pero en ningún momento son dañinos o malvados, sus errores son sencillamente humanos y el apoyo es continuo a pesar de los sentimientos encontrados que muchas veces surgen entre ellos. Ese nivel de madurez emocional logra, a pesar de lo tontorrones e infantiles que a veces puedan parecer, que la serie acabe ganándose un hueco en nuestros corazones.

Reply 1994′ es todos aquellos mensajes que nunca se grabaron, aquellos que se escucharon tarde y cientos de interacciones personales triviales que dan forma continuamente a la vida de las personas. Un viaje a un pasado no demasiado remoto, pero si muy distinto a la realidad frenética que hoy vivimos. Déjate sumergir en su mundo mientras disfrutas de un visionado cálido, amable y entretenido. Eso sí, te aviso, deberás ser capaz de pasar los primeros episodios. Se le coge cariño conforme avanzas, una vez llegues al episodio cuatro o al fascinante y maravilloso seis, ya no habrá vuelta atrás.

Tráiler de ‘Reply 1994’

¿Nos encanta?
Overall
3.5
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Su elenco, indiscutible a día de hoy dentro de Dramaland.
  • Momentos cliché por doquier que enamoran tanto como el primer día.
  • Una historia bonita, humana, bien contada.

¿Te apetecen más ‘Slice of life’? Tienes que ver:

Reply 1988’, it takes a village (2015) | Viki

When the Camellia Blooms’, el despertar del hipopótamo (2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.