.

‘Ramy’, más de lo mismo, menos mal | T2

Ramy (Ramy Youssef) y Maysa (Hiam Abbass) foto de Craig Blankenhorn

Ser milenial no es fácil, ser milenial y musulmán lo es menos, y ya, serlo en Estados Unidos puede hacerlo verdaderamente complejo.

Así empezábamos la crítica de la primera temporada y así volvemos a hacerlo en esta segunda entrega. Si hace un año era verdad, ahora ya es un credo, y más con la que está cayendo.

La vida de Ramy poco o nada ha cambiado en esta segunda temporada. De hecho, los eventos que desarrolla siguen con nada de margen a los acaecidos en la primera parte de la serie. Su día a día sigue siendo un despropósito.

Mientras ves pasar ante tus ojos su vida solo puedes pensar «Se me antoja cierto que estoy en su pellejo». Ramy sigue intentando encontrarse, cambiar hacía lo que el cree debe ser un buen musulmán pero nadie a su alrededor lo cree capaz y luchar contra viento y marea cuando no tienes un modelo a seguir puede suponer el caos.

Durante la primera temporada de ‘Ramy’ vemos como éste lucha por mantenerse a flote en el mundo de las citas mientras es profundamente presionado por su familia y amigos. ¿Recuerdas ese Ramadán que no tuvo los resultados deseados? Es la historia de su vida, nada sale como planea. Ni siquiera lo hizo en ese viaje a Egipto para encontrarse con sus raíces.

Al volver seguimos como estábamos, pero lo raro sería que esta criatura saliese de su espiral de locura teniendo en cuenta que las conversaciones/discusiones que mantiene con la gente que le rodea tienen entre otros temas qué clase de música escuchar para parecer un buen musulmán, ver o no ver ‘Shark Tank’ en familia junto a conversaciones más bien raras en la mezquita. A las pruebas nos remitimos.

Así que se cómo nuestro profeta
Nuestro profeta no veía porno
Se como el profeta

Imán de la mezquita de Ramy

Dena (May Calamawy), Ramy (Ramy Youssef), Zainab (MaameYaa Boafo) y Steve (Steve Way) foto de Craig Blankenhorn

La serie es tan honestamente real que le ha llevado, una vez más a destacar por encima de otras comedias. Esta vez lo ha hecho en las nominaciones de los premios Emmy, donde el director, creador y actor de la serie, Ramy Youssef está nominado a mejor actor principal a la par que en dirección de comedia. Por supuesto no podía faltar la nominación de Mahershala Ali por su destacado papel como actor de reparto en una comedia.

Se habla de múltiples temas, pero quizá los que más resuenan son la religión, su aceptación o no y todos los tabúes que circulan a su alrededor, así como el abandono de los veteranos a nivel social. Ramy se preocupa en darle momentos cruciales dentro de la trama poniendo en relevancia las infinitas carencias del sistema político, social y de valores de la sociedad americana. Y lo hace sin despeinarse y arrancándote una sonrisa.

La serie llega a StarzPlay en nuestro país el 6 de agosto. Podemos asegurarte que va a ser el guion más refrescante que puedas echarte a la cara este verano. Dale una oportunidad a esta comedia que además contará con una tercera temporada.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.7
  • Originalidad
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Interpretaciones muy sólidas
  • Muchas risas
  • Un guion tan necesario como impecable

Si aún no has visto la primera temporada quizá te interesa leer nuestra crítica de la primera temporada. Aquí la tienes.

‘Ramy’, una comedia necesaria.

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario