.

‘Private Eyes’ (T3)

Más y mejor en esta nueva temporada

Huele a verano y podemos volver a disfrutar de una de las series canadienses que más ganas teníamos de volver a ver. ‘Private Eyes’ ha regresado en su tercera temporada con 12 episodios en los que poder volver a olvidarnos de todo y solo seguir los pasos de sus protagonistas. La serie tuvo en 2016 una gran acogida y desde entonces los distintos casos que han caído en las manos de Angie y Matt nos han enganchado uno tras otro. Muchas veces no tanto por el caso en sí sino por la química y las relaciones personales que se han ido desarrollando caso tras caso.

La temporada pasada quedaba con un cierre de esos que te dejan con la boca abierta, aunque sabes que conforme empiece de nuevo la temporada todo va a volver a su cauce habitual. No iba a ser menos con esta serie, en eso no logran sorprendernos aún los guionistas canadienses. Bastante hicieron en su día al reconvertir a una estrella del hockey en detective privado.

En esta nueva temporada de la que solo llevamos 3 episodios hasta la fecha, Shade ya ha puesto en la línea todo lo que tenía para que ‘Everett & Shade’ no desaparezca, Jules se sale del guión al que nos tiene acostumbrados mientras sigue en Italia y Angie se ha pasado al naranja como color menos favorito. Además de todo esto hemos ido de boda o, mejor dicho, de preboda en uno de los episodios.

Aún estamos por ver cómo se desarrollará la temporada de forma completa, esperamos poder seguir viviendo la ciudad a través de cada uno de los capítulos como pasase en las anteriores, ya que si algo tiene de especial ‘Private Eyes’ es que te acerca a la ciudad de Toronto y muestra otro tipo de ciudad, acogedora, agradable y fácil de ser vivida. La trama central sigue girando en torno a la vida de los protagonistas y cada vez más se irá centrando la trama en su relación personal. Drama y risas más que aseguradas en esas situaciones diarias que hacen que en algún momento dado del episodio nos veamos relacionados con ellos.

Esa es la tónica de la serie, la sencillez con la que se ven los capítulos pasar. Sabemos que la intensidad no es su punto fuerte, pero sí lo es su parecido a ‘Castle’ en el aspecto en el que nos ofrece un descanso a esos absorbentes dramas que tanto nos gustan y que sobre todo consumimos en invierno.

Si viste las dos temporadas previas, querrás ver esta y si por algún casual has llegado a este post sin saber de la existencia de ‘Private Eyes’, estás de suerte, porque puedes ver dos temporadas en modo maratón para ponerte al día. Habrá cuarta temporada así que también teníamos esa buena noticia para los fans de la serie.

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario