‘Pretty Hard Cases’ Primeras impresiones de lo nuevo de COSMO

El 6 de septiembre a las 22:00 de la noche llegará a COSMO una nueva serie de factura canadiense y de género cómico dramático que tiene muchas papeletas para hacernos pasar un buen rato. ‘Pretty Hard Cases’ gira en torno a dos peculiares policías Kelly Duff (Adrienne C.Moore) y Sam Wazoski (Meredith McNeill), de diferentes unidades, destinadas a trabajar juntas.

Sam y Kelly son las mejores detectives de sus respectivas unidades. Por eso cuando sus investigaciones chocan, el comienzo de su relación no augura nada bueno. Mientras Sam intenta desmantelar otra banda para añadirla a su impresionante historial, Kelly acaba de regresar de una exitosa operación encubierta y ahora está decidida a sacar las drogas de su comunidad. En un encuentro casual durante una operación fallida, ambas policías se dan cuenta de que van tras el mismo objetivo. Y tras discutir quién debería quedarse con el caso, reconocen que juntas tienen muchas más posibilidades de acabar con la escurridiza banda de los Stockwood.

‘Pretty Hard Cases’ es un acierto, y una de esas series fáciles de ver. Una producción fresca y divertida, que no te cansas de ver, gracias en parte a unas escenas que son dinámicas y entretenidas, protagonizadas por unos personajes que te imposibilitarán dejar de mirar a la pantalla.

Gran parte del éxito de ‘Pretty Hard Cases’ radica en sus protagonistas. Kelly y Sam presentan dos personalidades completamente opuestas y desiguales, que conforme avance la serie se irán complementando cada vez mejor. Al principio, destinadas forzosamente a trabajar juntas chocarán continuamente, pero conforme avanza la serie, cada vez trabajarán mejor y veremos la gran química de opuestos que hay entre ellas.

Kelly y Sam son chicas de calle

Bien es cierto que, la trama principal es el desmantelamiento de la banda de los Stockwood, sin embargo, en esta primera toma de contacto con ‘Pretty Hard Cases’, lo más llamativo de la trama es cómo nuestras protagonistas se infiltran entre los miembros de la banda para conseguir la confesión o mucho mejor aún, pillarlos con las manos en la masa.

Mientras Kelly tiene una capacidad innata para este tipo de trabajos, Sam será mucho más reacia y tendrá más dificultades a la hora de hacerse pasar por otra persona. Son estos momentos y estas escenas de Kelly y Sam trabajando codo a codo en las calles de Toronto, las que hacen de ‘Pretty Hard Cases’ una agradable comedia con tintes de drama, perfecta para desconectar y disfrutar del trabajo de calle de las dos policías.

No nos debe en ningún momento engañar el hecho de que sea una comedia, la trama está muy bien montada y las escenas de acción en las calles son comparables a cualquier serie de acción policial. Además, todo sea dicho, la intriga se encuentra asegurada desde el minuto uno. Nuestras protagonistas tienen mucho trabajo por delante, y todo hace indicar que nos vamos a divertir y vamos a sentir la tensión de la trama, a partes iguales.

Kelly Duff está hecha para la calle

Para aquellos que hayan visto ‘Orange is the new black’ , el personaje de Kelly Duff, nos será familiar y es que Adrienne C.Moore es innata en eso de divertir al espectador y con este personaje, vuelve a recordarnos lo ocurrente y entretenida que es esta astriz. A primera vista, Kelly es espontánea e impulsiva. De las que contagian su ímpetu y entusiasmo en el trabajo y te arrastran a su locura.

Sin embargo, Kelly Duff ya nos deja atisbos de su potencial y de sus posibilidades de desarrollo conforme avance la serie. De hecho, hemos visto mucho menos de su vida personal, que en el caso de Sam, pero no hay dudas de que su historia tiene aptitudes para ir madurando y avanzando conforme pasen los episodios.

Sam Wazoswi y su traje como identidad

Sam Wazoski, es todo lo contrario a Kelly, en todos los aspectos menos en el de hacernos reír con su presencia. Mucho más cuadriculada y metódica, se verá forzada a salir de esa zona de confort y adentrarse en el azar que conlleva trabajar en la calle y más aún con las bandas organizadas que venden droga. El personaje de Sam está creado para divertirnos simplemente con su forma de ser y con la reacción ante situaciones que se escapan de la normalidad de su vida.

Al igual que Kelly, la vida personal de Sam forma una parte activa de la trama. De hecho, en estos primeros capítulos, descubrimos de ella mucho más que de Kelly. Divorciada y con un hijo adolescente que ignora diariamente a su madre. El desarrollo de este personaje a lo largo de la serie está asegurado, y seguramente nos ayude a explicar muchos de los comportamientos de Sam.

¿Merece la pena ‘Pretty Hard Cases’?

La respuesta es sí. No es una serie más que hace cómico el trabajo policial, es una serie divertida y fresca, con una temática más profunda de la que a priori podemos imaginar y que todo hace indicar que irá desarrollándose con el paso de los episodios.

Tanto las relaciones personales de las protagonistas, como la de los personajes secundarios son un punto fuerte en esta serie y un potencial que se va explotando y madurando capítulo tras capítulo. Los personajes secundarios, tanto los policías, como los integrantes de la banda Stockwood, complementan perfectamente la narración.

No sabemos cómo serán los siguientes capítulos, pero estos dos primeros tienen una trama que permite al espectador engancharse a la historia y querer seguir viendo y conociendo a los integrantes de esta serie. Por tanto, ‘Pretty Hard Cases’ se nos presenta como una aliada perfecta en este septiembre gracias a su frescura y su agradable visionado.

Tráiler

dejo aqui por si subis uno a youtube

¿Nos encanta?
Overall
2.9
  • Originalidad
  • Guion
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Banda sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.