.

‘Pose’ (2018), una historia llena de optimismo

Que el mundo de las series y el cine están cambiando no es nada nuevo. Prueba de ello es la cantidad de series y películas que estamos viendo con historias detrás que ayudan a muchas minorías a sentir que el mundo en el que vivimos, finalmente, también les pertenece.

Dentro de esta pequeña gran revolución es obligatorio hablar de ‘Pose’, una maravilla visual y una historia honesta llena de optimismo sobre uno de los momentos más difíciles del colectivo LGTBI de las últimas décadas.

Pose está ambientada en 1986 y se desarrolla en la ciudad de Nueva York. La ficción explorará la yuxtaposición de diversos segmentos de la vida y la sociedad de una de las ciudades más importante de Estados Unidos. La trama se centrará en el surgimiento del universo de la lujosa era Trump, la subcultura LGBTI conocida como ‘ball culture’ y el declive social y de la escena literaria que se está viviendo a lo largo de todo el mundo.

‘Pose’ es un drama que deja huella. Su historia es emocionante y sobrecogedora. Cierto es que la serie no es el tipo de drama que cabría esperar de una historia que gira en torno a un grupo de personas del colectivo LGTBI, mayormente mujeres negras trans, que se enfrentan a la exclusión, al racismo y al VIH.

Con esta temática a tratar, los creadores de la serie podrían haber centrado la historia en el sufrimiento del colectivo. Por el contrario, ‘Pose’ elige ser un canto a la vida, una bellísima oda al colectivo LGTBI de los años 80 que luchó contra la exclusión, la homofobia, el racismo y la epidemia de VIH que les lastró durante más de una década.

La lucha es una batalla metafórica y literal. Literal en los ballroom, donde cada noche se reúnen para bailar y desfilar compitiendo por Casas por ser los mejores y ganar el mayor número de trofeos para su familia. Y metafórica porque detrás de la subcultura Ball se esconde una batalla por la inclusión y la igualdad de oportunidades.

A nivel visual, las batallas entre casas en el Ballroom alcanzan la perfección técnica. Pray Tell presenta, The category is…y nace la magia. Los detalles se cuidan al detalle con el objetivo de conseguir en el espectador una experiencia sensorial de las que cortan la respiración. El uso del color es exquisito y de una belleza que encandila. No querrás que acaben.

Y en medio de toda la puesta en escena, dos personajes que brillan por encima de los demás. El primero Pray Tell, presentador y conductor de las batallas (justo merecedor del Emmy). Su voz se nos mete en el sentido y nos invita a seguir mirando.

Por otro lado, tenemos a Elektra Abundance, reina de los Balls y con razón. Su elegancia es impecable e insuperable por ningún humano que pise la tierra.

En la historia, cada personaje de esta maravillosa producción tiene la función de enseñarnos, de removernos algo en las entrañas y hacernos reaccionar. No hay papeles pequeños, es casi imposible destacar un personaje, habría que hablar de todos y siempre ofreciéndoles los mejores halagos.

La trama gira en torno a la familia, no la biológica, sino aquella que eliges cuando la tuya te repudia. Las madres ‘Pose’ son mujeres que consiguen hacer frente a las adversidades por y para sus hijos, para que lleguen a ser las personas que quieren ser en un mundo que solo hay espacio para heterosexuales blancos.

Blanca Evangelista sobresale por encima de todas las madres de ‘Pose. Siempre se sobrepone, nunca se rinde. Lucha por sus hijos y saca las uñas por sus sueños. No ha tenido una vida fácil y lo único que quiere es mejorar el mundo para las generaciones venideras. Un ejemplo y un personaje de los que no se olvidan.

Es cierto que, para muchos, hablar de problemas tan duros como los que aquí se ven, desde el optimismo y la positividad que aquí lo hacen, podría parecerles una distorsión de la realidad. Sin embargo, es el punto fuerte de la serie.

El colectivo sufrió y sigue sufriendo durísimas discriminaciones y vejaciones. En ‘Pose’ también las sufren, sin embargo, en vez de regocijarse en los problemas, se extienden en cómo trataron de sobrevivir unidos ante las adversidades.

‘Pose’ es una serie importante, de obligado visionado. Importante por el mensaje que nos deja, por el reparto y por todo lo que significa para una comunidad que rara vez se les representa correctamente en series y películas. Una pequeña obra de arte que no te dejará indiferente y te hará disfrutar momentos de una belleza incalculable.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.8
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Guion
  • Edición y montaje

Puntos Fuertes

  • La importancia de la historia que se cuenta
  • Un reparto inclusivo y de lo mejor de la televisión actual.

Otras series que no te puedes perder son…

‘In the dark’ un drama con suspense asegurado (2019)

‘3%’, ¿Una distopía o un espejo de nuestra sociedad?

Química. Me encantan las series, especialmente un buen drama. La lectura y el binge-watching como formas de vida.

Deja un comentario