¿Por qué creó Horacio Alcalá ‘Finlandia’? | Entrevista

Horacio Alcalá, nació en Guadalajara, México en 1978, es director de cine y guionista licenciado en Inter-Universidad Europea en Italia y Alemania. Comenzó su
carrera a través de proyectos independientes en Berlín, largometrajes en Francia así como cortometrajes, y documentales en España. Su trabajo ha cosechado éxitos en todo el mundo y reconocimiento de prestigiosos festivales internacionales de cine en Boston, Nueva York, Tokio y Palm Springs.

Marta es diseñadora y realiza un viaje a Oaxaca para documentarse. Su forma de apreciar la realidad y la visión de sí misma cambia cuando comienza a convivir con las muxes, un colectivo que lucha por el reconocimiento de su género como un tipo más en la sociedad, a la vez que combate con sus propias pasiones, traumas y sentimientos escondidos. Un inesperado terremoto, que sacude todas las emociones de la comunidad, consigue finalmente que Marta y el espectador descubran el origen de su tormento.

Marta: Hola Horacio, encantada de poder estar aquí hablando contigo. ¿Qué tal está yendo la mañana?

Horacio: ¡Hola, encantado! Pues muy bien, llevamos ya algunas entrevistas, todas muy interesantes porque parece que está gustando mucho la película, así que lo estoy disfrutando mucho.

Marta: ¡Yo no voy a decir lo contrario a mis compañeros porque me ha encantado! Ha sido un lujo poder ver ‘Finlandia’ con antelación.

Horacio: Me alegro, me alegro.

Marta: Creo que la primera pregunta sobre ‘Finlandia’ es inevitable. ¿Qué te mueve a realizar este proyecto? Porque no es un tema de conversación que tengamos habitualmente en la cabeza, ¿Cómo llegas a él?

Horacio: Pues mira, precisamente porque no es un tema de conversación y creo que debería serlo, ¿no? El tema de la libertad de poder elegir quién eres y de que la sociedad te acepte debería ser un tema sobre la mesa. Yo soy mexicano y no sabía de la existencia de las muxes, un día en una cena alguien las mencionó y yo creí que eso era ficción. Esa noche no dormí, me pasé la noche viendo documentales y leyendo sobre ellas y al siguiente día le propuse a mi productor Aitor Etxeberría el proyecto, y a los tres meses nos fuimos a Juchitán, lo primero a conocerlas, a investigar sobre ellas. Luego ya el guion vino más tarde, pero fue una de esas cosas que te entra en la cabeza, te enamoras del tema y le propuse hacer esta película porque yo quería hacer una película de resistencia, porque las muxes sobre todo son eso, son historias de resistencia.

Marta: Realmente a mí me parece un tema muy complejo de tratar y de poner en pantalla porque la apropiación cultural realmente es un tema complejo y es muy delicado y la forma en que te acerques a un tema, como lo abordes, es vital. Creo que en la película se deja constancia de ello en todo momento.

Horacio: Cuando nos acercamos a la comunidad muxe le contamos de que iba la película, en general. En realidad, no ha sucedido que alguien haya plagiado a las muxes como tal o al trabajo de las muxes, pero esto ha sucedido en otras comunidades. Esto sucede en toda la industria, no solo en la moda. Y a ellas les parecía bien porque no es un tema que les haya afectado y son dos temas completamente los que yo elegí para mezclar, que son el tema de las muxes y el del plagio. Bueno en realidad no se si debería decir el tema del plagio… yo lo que hago es poner el tema sobre la mesa, no juzgo si está bien o si está mal, simplemente como director digo: “esto está pasando, hablémoslo”.

Marta: Porque claro, se habla de deslocalización industrial, de capitalismo desorbitado, de esa industria tan brutal que hay realmente en el mundo de la moda, la competencia exacerbada… Vivimos en un mundo muy globalizado y eso continuamente está presente a través del personaje de Marta. ¿Era algo que teníais como idea central y como eje central para desarrollar la producción?

Horacio: A ver, en la producción había varios temas centrales. Uno de los temas centrales, a lo mejor no visual, pero está el chamanismo. A nivel sonoro está muy presente porque esto es parte del misticismo de Oaxaca. El otro tema es el terremoto, como un terremoto puede traer cosas buenas, muchas cosas malas, pero para otras historias cosas buenas. Y el tema de… el tema de Marta es un tema que lo tengo bastante conocido porque conozco a dos personas que trabajan en el tema de la moda y que me han ayudado cuando estuvimos desarrollando el tema incluso con frases muy concretas técnicas de la industria de la moda y que podemos decir que estamos documentados sobre eso.

Marta: Y a nivel técnico, a mi hay una cosa que me ha fascinado totalmente y tengo que preguntarte es sobre la fotografía. El color y para mis esos momentos que hay en la cinta que son planos retratos cuando están fotografiando a las muxes, me recuerda mucho a los lienzos flamencos:  Van Eyck, Vermeer, etc. y también tengo ahí una cosa que no me quito de fondo que es Fortuni (algunos cuadros que tiene contra pared y tomando como el sol los lienzos), entonces querría preguntarte si has tenido influencias al respecto.

Horacio: A ver, la influencia ha venido más de los pintores flamencos, Van Dyck, por ejemplo, con el director de fotografía David Palacios, hemos tenido una investigación de los pintores flamencos y la luz, aunque hay muy pocos interiores en la película, las escenas que hay de interiores están basadas en estos pintores. Las escenas de exteriores en realidad son cosas, a lo mejor mi manera de ver Oaxaca. Simplemente una gran perspectiva para ver lo máximo posible y los personajes muy pequeñitos, como un poco perdidos en el campo. El tema de la fotografía es muy interesante porque usamos luz natural. El 95% de la película es luz natural y los colores no están retocados, tal y como se ven en la película así son los colores de Oaxaca, así es México.

Marta: Es que es espectacular, impresiona muchísimo. Claro, a mí me ha pillado en casa, y estás un poquito a oscuras y de pronto tienes en pantalla tantos colores vibrantes y vivos y me ha llamado mucho la atención. Pero sobre todo es que esas escenas de plano retrato me recordaron enseguida a la obra de esos pintores. Quería hacerte unas últimas preguntas sobre todo porque claro, ‘Finlandia’ en principio era un proyecto pequeñito, modesto, pero, habéis cautivado a más de un festival… ¿Cómo está siendo ese resurgir o renacer de la película, por así decirlo?

Horacio: Digamos que ‘Finlandia’ es una película pequeñita pero hecha con un gran corazón. Sí, es una pequeña producción, ya llevamos seis premios internacionales, a mí me ha traído el premio a Mejor Director del festival de Seattle, estamos en muchísimos festivales más, a partir de ahora vienen más de veinte festivales internacionales, y para mí lo importante es que mucha gente la vea para que nos devuelva cosas. Porque para mí el cine es un diálogo y por eso hice la película, para tener un diálogo con la audiencia sobre lo que es el tercer género, lo que es el plagio y sobre todo lo que es México.

Marta: Yo creo que totalmente la película te mueve a buscar información y a compartirla con otra gente por lo que yo espero que, a partir de este viernes aquí en España, la gente se anime muchísimo y que tengáis suerte con la promoción.

Horacio: Yo espero que sí. Estamos muy contentos con todos los proyectos y con como nos ha acogido la prensa también.

Marta: Me alegro muchísimo. No te robo más tiempo que se que estáis ajustadillos. Te agradezco mucho los minutos igual que a Andrea, ha sido un placer.

Horacio: Un placer Marta, hasta luego.

Marta: Suerte.

Tienes que leer la entrevista a Andrea Guasch para completar la experiencia ‘Finlandia‘, aquí:

Andrea Guasch nos habla de su experiencia en ‘Finlandia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.