.

Po Kutchins profundiza sobre la serie documental ‘Enfrentada a un asesino’ de Starz

Po Kutchins es una show-runner, productora, directora y escritora ganadora del premio Emmy, que ha trabajado en televisión y cine durante los últimos 20 años y ha puesto más de 200 programas en emisión. Po ha sido pionera en el campo de la programación de documentales dramáticos sin guion desde sus inicios, trabajando en todos los aspectos del medio y utilizando sus habilidades narrativas multifacéticas para ayudar a desarrollar un nuevo género de televisión. Su largometraje ‘Prison Town, USA’ para POV / PBS fue descrito como «cine documental en su máxima expresión» por el S.F. Chronicle, «Intrigante y elegantemente construido» por The New York Times, y «lo mejor del festival de cine de L.A.» en el medio LA Weekly. ‘.

En esta entrevista podrás leer sus palabras sobre la última serie documental que presenta Starz. Una obra de cinco episodios en los que se relatan los crímenes de Samuel Little, el mayor asesino en serie de la historia estadounidense hasta la fecha.

Comencemos.

¿Qué le intrigó sobre la premisa de Enfrentarse a un asesino en serie?

PO KUTCHINS: Se ha hecho un buen trabajo llevando crímenes reales a pantalla. Tiene un drama y patetismo natural que se presta bien a los documentales, pero deben tratarse con cuidado. En mi mente, tiene que haber un propósito más grande por el que estás contando esa historia. Me preguntaba cómo no había oído hablar de Sam Little. ¿Cómo pudo este tipo haber dejado tanta violencia a su paso durante tanto tiempo? Quería entender. Si no entiendes por qué y cómo pudo salirse con la suya y quiénes fueron sus víctimas, entonces él gana y vuelve a suceder. Sin contar esta importante historia, no podemos solucionar los problemas sistémicos que habilitan a los Sam Little del país, y no podemos hacer nada para remediar el hecho de que borró de la faz de la tierra a esas mujeres y tomó el control de sus narrativas. Con este documental les estamos dando, a ellas, un espacio para existir de nuevo.
La idea de una escritora que había formado una relación con Little, se había involucrado en el caso y, en ese momento, sin darse cuenta, había ayudado a identificar a una Jane Doe parecía una estructura de programa increíble y dinámica. Pensé que Jillian era un sujeto inteligente y carismático con una profunda curiosidad. Ella también es un ejemplo enorme de lo que está comenzando a suceder con detectives de Internet realmente efectivos, no detectives ni investigadores privados o fiscales, que realmente han resuelto delitos.

Ella no está entrenada, está resolviendo todo sobre la marcha.

PK: Y ha sido de gran ayuda para la policía. Cuando estamos haciendo una serie, el objetivo es entenderla de cerca, no a mil pies de altura. Y eso es lo que Jillian nos permitió hacer, porque la violencia la ha perseguido a lo largo de su vida. Al principio, había más hilos conductores en la serie además de Jillian y las historias de las víctimas y sus familias. El Texas Ranger Jim Holland unió fuerzas con el FBI y lideró la investigación nacional sobre Little como asesino en serie. Pero finalmente los Texas Rangers y el FBI se negaron a participar y el show quedó como lo vemos a día de hoy con Jillian como ‘presentadora’.

Háblanos sobre el alcance del trabajo que usted y su equipo llevaron a cabo en la serie.

PK: Quiero mencionar que Joe trabaja a menudo con showrunners , pero en este caso fue particularmente esencial. La mayor parte de su trabajo ha sido sobre el fin de las condenas erróneas de la justicia social. Nuestro enfoque fue muy diferente. Destacamos las historias de mujeres y lo que salió mal en el sistema y en la aplicación de la ley para permitir que este horror continuase durante décadas. Joe fue muy colaborador conmigo y escuchó mis experiencias. Nos concentramos en recopilar entrevistas en Mississippi, Florida y en toda California. En lo que respecta a los casos, decidimos centrarnos en un número finito. En California, realmente nos centramos en Los Ángeles, porque ahí es donde vive Jillian y estaba investigando un montón de casos; San Diego, donde fueron atacadas Laurie Barros y Tonya Jackson; y el Área de la Bahía, que alberga a algunos de los familiares de las víctimas. Luego fuimos a Mississippi, el sitio de múltiples crímenes, incluida Melinda LaPree y las mujeres que sobrevivieron. Finalmente, estuvimos por toda la costa del Golfo, desde Houma, Louisiana hasta varias ciudades de Florida, un área donde Little pasó mucho tiempo. Debido a COVID-19, tuvimos que omitir ciertas historias que habíamos comenzado, lo cual fue una pena. Teníamos un montón de otros lugares a los que íbamos a ir.

¿Cómo fue acercarse a los sobrevivientes y las familias de las víctimas? ¿Querían hablar?

PK: No, es un proceso muy delicado. Fue doloroso para todos hablar y se dedicó mucho esfuerzo a ganar su confianza. Siento un gran sentido de responsabilidad hacia ellos. Quiero apreciarlos a ellos y a sus difuntos seres queridos, trayendo aire y luz. Existe un efecto generacional residual de los delitos violentos.

Bob LaPree, uno de los hermanos de Melinda LaPree, dice: «Somos las víctimas vivas de Sam Little». Las familias han estado tratando de sostener a su ser querido y decirle: «Ella tenía valor», cuando indirectamente se les ha dicho lo contrario. Estamos proporcionando la validación de que la experiencia que soportaron fue incorrecta y atroz. Little les generó un enorme daño a todos ellos, y están tratando de encontrar el camino hacia adelante en lugar de quedarse estancados en el tiempo. A menudo, tenemos la suerte de escuchar a los sobrevivientes y las familias de las víctimas que dicen: “Esto fue catártico para mí. Sentí que estaba ocultando algo todo el tiempo».

¿Cómo funcionó cuando Jillian visitó a Little en prisión? Por ejemplo, ¿Tenían un registro previo a la visita y luego ella les enviaba información conseguida?

PK: Jillian visitó a Sam Little casi todos los domingos hasta Covid. Ella nos contaba lo que había sucedido mientras viajaba de vuelta a casa, pero la mayoría de sus conversaciones ocurrían por teléfono, que comenzaron con llamadas ocasionales y terminaron casi a diario, y a veces varias veces al día. Eso fue muy agotador para ella y su familia, pudimos ver el desgaste, pero ella sintió que tenía que responder siempre por temor a perder el acceso y que él se apagara. Ella simplemente nos subía a una nube todas las llamadas y nos avisaba cuando se decían cosas particularmente importantes o interesantes. Tuvimos más de cien horas de entrevistas telefónicas grabadas que analizamos para el programa. Una vez que nos involucramos, si hubiera un tema específico que quisiéramos que ella explorara, le plantearíamos una estrategia sobre las preguntas que nos gustaría que ella planteara además de su propia investigación. Pero principalmente, ella solo estaba averiguando qué necesitaba para su libro y cómo hacer preguntas de seguimiento planteadas por las fuerzas del orden.

A pesar de que Sam fue encarcelado mientras estabas haciendo el programa, mientras escuchabas las conversaciones de Jillian, ¿Alguna vez tuviste miedo por ella?

PK: Emocionalmente, todos lo estuvimos. Es un mundo muy oscuro y peligroso para entrar. Solo escuchar entrevistas, leer transcripciones, investigar y editar es devastador. Era una persona malvada y manipuladora que también podía ser amable. Tenía que mantener una relación amistosa con él, pero también se resistiría. Pero mientras se dedicara a contar la historia, tenía que permanecer en este extraño paradigma.

Eres madre de una hija. ¿Cómo afectó ‘Enfrentada a un asesino’ tu vida fuera del trabajo?

PK: Es difícil mantenerse alejado del abismo y la desesperanza que puede surgir cuando te das cuenta de lo que Little era capaz de hacer y de cuántas vidas destruyó. Robó a las mujeres de opciones futuras. Hubo decisiones que podrían haber tomado y que los hubieran llevado a otra parte de la vida. Little es el epítome de muchas de las cosas más aterradoras en las que uno puede pensar, pero no existía en el vacío. La gente quiere echarle la culpa a este monstruo, y él era un monstruo, pero todo el sistema en el que existía todavía existe. No es el único. Cuando estás en las trincheras, mantienes tus sentimientos a raya porque tienes tus lentes profesionales puestos. Es cuando no estás completamente comprometido cuando la magnitud de estas tragedias te golpea en la cara. Cuando te tomas un tiempo fuera del proyecto para intentar recuperar el aliento, la luz puede entrar. Al mismo tiempo, la sombra que proyectaba era larga.

¿Qué entrevista con un miembro de la familia te llamó más la atención?

PK: Pearl Nelson, la hija de Audrey Nelson, se ha sentido muy sola viviendo con la historia de su familia durante tanto tiempo. Ella es una criatura tan mágica. Me sentí protectora con ella. Hablar con toda la familia Simmons juntos resonó; fueron sacudidos por la forma en que fueron tratados por las fuerzas del orden. Fuimos el primer y único medio con el que habló Jim LaPree sobre el asesinato de su hermana. Jim fue golpeado con tanta fuerza por la muerte de Mindy que tuvo problemas para funcionar durante muchos años. Solo estar allí con él y ser testigo de su historia, fue poderoso. En cuanto a la escena, la reunión de Laurie Barros con Gary Rempel, el fiscal, fue realmente reveladora. Gary sintió que hizo todo lo que pudo: creía en Laurie y quería hacer lo correcto. Y no podía entender el sesgo más amplio que conllevaba su trabajo: buenos y malos. Laurie estaba tratando de transmitir un mensaje más importante que para él era muy difícil de escuchar.

Si bien la figura del programa es un hombre, ¿Por qué ‘Enfrentada a un asesino’ es una historia sobre la tenacidad de las mujeres?

PK: Little personifica el odio a las mujeres y el deseo de controlarlas y herirlas. Se salió con la suya debido a los prejuicios que existen en todas partes contra las mujeres de color, las trabajadoras sexuales, las adictos a las drogas y las mujeres en general. Un jurado indeciso no creyó el testimonio de primera mano de Laurie Barros sobre un hombre que intentó matarla y la dejó en un montón de basura. Es tan impactante. No solo sobrevivió, sobrevivió al segundo asalto de cómo fue tratada por el sistema de justicia penal. Hubo un par de miembros de las fuerzas del orden que realmente lo intentaron antes de 2012. En Gainesville, Florida, el caso de Patricia Mount perseguía al detective Greg Weeks. Lloró durante nuestra entrevista porque la parcialidad del jurado significaba que no podía sacar a Little de las calles. La detective Mitzi Roberts se hizo cargo de la historia y localizó a Little. Era una persona itinerante, pero ella simplemente no se iba a rendir. Entre su inteligencia, integridad y sentido del humor, es una entre un millón. Y la fiscal Beth Silverman apreciaba a los sobrevivientes, quienes vinieron a Los Ángeles para contar sus historias nuevamente como un acto de rudeza, la piedra angular de su caso. La justicia poética de las mujeres que finalmente derribaron a Little no pasó desapercibida para ellas.

A continuación, Jillian entró en escena exigiendo: ¿Por qué es aceptable la violencia contra las mujeres? Según RAINN [la Red Nacional de Violación, Abuso e Incesto], un estadounidense es agredido sexualmente cada 73 segundos, y en el 90 por ciento de esos casos, la víctima es una mujer. Aunque la gente dice que eso es terrible, ninguna marcha en las calles ocurre como consecuencia de esa increíble carnicería. Las mujeres de los episodios dicen: «No mientras viva. No voy a dejar que esta historia desaparezca».

¿Qué se siente al saber que la serie pronto será accesible para una audiencia global de millones de personas?

PK: Es algo abrumador. Espero que arroje luz sobre los problemas predominantes que permitieron a Little llevar a cabo su ola de crímenes. Espero que ayude a mover la aguja para que las personas puedan ver una falacia en el sesgo que pueden tener contra los que no conocen. Incluso si no quieren admitirlo, algunas personas creen que ciertas vidas son menos valiosas. Tengo una enorme empatía, por eso creo que puedo hacer lo que hago con éxito. A veces, todas las mujeres caminan por la vida lidiando con el sexismo y la misoginia, tanto en la sociedad como en el lugar de trabajo. Conocemos las precauciones que debemos tomar y las realidades que debemos tener en cuenta para tratar de mantenernos a salvo física, emocional y económicamente. He sido víctima de agresión sexual como muchas, muchas mujeres. Así que la perspectiva que pude ayudar a aportar a la narración fue importante. Si hemos hecho nuestro trabajo, los espectadores podrán ver esta serie y decir: «Vaya, hay una diferencia increíble entre la forma en que se trata a algunas comunidades y a otras, y eso no está bien. Esa no es la igualdad que crecimos diciendo que todos se merecían «.


A partir del día 18 podrás ver ‘Enfrentada a un asesino’ en Starzplay. Es una serie documental devastador, pero muy enriquecedora si se hace el trabajo de asimilarla y repensarla.


Otras entrevistas que pueden interesarte son:

Entrevistamos a Luke Neal y Lewis Arnold, guionistas y director de ‘DES’

Web cinematográfica que abarca estrenos, ruedas de prensa, cine independiente, series, documentales, clásicos y mucho más. ¡Todo el 7º arte! Apasionados del COMING SOON. Expertos en CINE. Especializados en el género INDEPENDIENTE. Entrevistadores de lo EXCLUSIVO.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*