‘Percy’, y tú, ¿sabes lo que comes? (Clark Johnson, 2020) | Filmin

Basada en hechos reales, ‘Percy’ es una historia de David contra Goliat en defensa de la agricultura tradicional extensiva norteamericana. Épica del enfrentamiento de las multinacionales, en este caso de la agricultura de la biogenética y los agroquímicos y los modelos tradicionales de producción industrial de alimentos esenciales para dar de comer a 7500 millones de humanos.

Percy Schmeiser es un pequeño granjero que lucha por la supervivencia de su negocio. Tras una serie de desconcertantes eventos, descubre que sus cultivos de canola proceden de semillas genéticamente modificadas, sin haber sido informado de ello por el gran conglomerado que las distribuye. Cuando protesta contra ello,  descubre que su caso no es único, y que en realidad está representando a miles de granjeros que han sufrido el mismo problema. De repente, se convierte en un inesperado héroe rural en una lucha sin cuartel para proteger a los granjeros del despiadado y codicioso mundo corporativo.

La película se desarrolla en Canadá, Saskatchewan, que es la provincia central de las Praderas canadienses, su capital es Regina, y su ciudad más poblada es Saskatoon. La agricultura es una parte fundamental en su economía, sobre todo el trigo. No obstante, la película se basa en una explotación regentada por la familia de Percy (Percy Schmeiser), donde se cosecha la colza, una planta de interés alimentario para la producción de aceite de uso humano, forraje para el ganado, y para la producción de biodiesel.

La multinacional Monsanto es el Goliat de esta historia, con una trayectoria que abarca desde su fundación en 1901 hasta su compra por parte de Bayer en 2018, dejando tras de sí una larga historia de atentados medioambientales. Ni tras el lavado de cara que supuso su desaparición, su huella en la salud de las personas a través de productos como el Roundup (glifosato) y las semillas modificadas genéticamente, que atentan gravemente contra la biodiversidad, han podido reestablecer la reputación de la compañía.

El papel protagónico recae sobre Christopher Walken, un actor norteamericano de solvencia contrastada que se adapta a su edad y que lleva en escena desde 1953. No tenemos una referencia de la credibilidad de su personaje y si verdaderamente lo ha mimetizado con su alter ego en la película, pero desempeña el papel de forma sorprendente adaptándose a los registros tópicos de un agricultor curtido entre aperos de granja y con relaciones parcas y francas con su cercanos. Clark Johnson pretende mostrarnos una persona antisocial, tímida e insegura cuando existe tras él un fuerte carácter de convicción y sentido de la responsabilidad. Está muy bien acompañado en el reparto por unos personajes secundarios como su cónyuge, su hijo y nieta que delimitan su sentido de la vida y sus preocupaciones. Trata la amistad y la comunidad muy distantemente pero con matiz interdependiente, entre lo oriental y lo nórdico, donde la lealtad y la desconfianza son equidistantes.

El director cuenta una historia que sabe contar y que quiere contar, no hay dilación alguna para marcar ideológicamente donde se posiciona, pero su relato es limpio, creíble, y lo mejor es que no es nada apasionado, deja correr el nudo de la horca a través de un guion que termina ajusticiando como en un western a Monsanto y sus cómplices. Los espectadores disfrutamos fotograma a fotograma, gota a gota, y lentamente asistimos a como se desgrana la historia donde el poderoso cae, no por poderoso, y si por criminal.

Clark Johnson condensa en esta historia otros trabajos destacados como en ‘La sombra de la sospecha’ (2006), o las series: ‘Miénteme’ (2009), ‘The wire’ (2002), ‘The walking dead‘ (2010), ‘Person of interest’ (2011) y ‘Homeland‘ (2011) Con estos antecedentes no nos resulta extraño que el resultado final de ‘Percy’ sea el que es, una película con valor pseudodocumental que informa y genera conciencia universal, y que, además, te hace, una vez has terminado de verla, mirar irremediablemente las etiquetas de lo que te llevas a la boca. ‘Percy’ es un grano en el semillero de la conciencia ecológica, ya sabemos que “un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”, la polisemia de ”grano” nos permite decir que ‘Percy’ va al grano, y da en el clavo los 120 minutos de su metraje.

Tráiler

¿Nos encanta?
Overall
4
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Guion
Sending
User Review
5 (1 vote)

Otras cintas que ver en Filmin son:

Gunda’, caerás rendido a sus pies (Viktor Kossakovsky, 2021)

El colapso’, horror en plano secuencia | Filmin

Por M.P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.