.

‘One Spring Night’ y lo socialmente aceptado

Cuando nos acercamos a estos dramas románticos coreanos muchas veces quedamos sacudidos por lo diferente de los usos y costumbres sociales. Hay infinidad de cosas que no compartimos, y menos mal, y quizá otras que no nos vendría mal tener en mente.

‘One Spring night’ habla de esas tendencias sociales, de las relaciones entre distintas generaciones e incluso entre ‘iguales’ hablando claramente de edad, que no de sexo, ya que ahí las diferencias vuelven a ser abismales.

En esta trama encontramos con una joven bibliotecaria que se encuentra inmersa en una relación que se encuentra estancada y que de la noche a la mañana se encuentra repensando toda su relación y futuro cuando empieza a sobrevolar la idea de matrimonio. Junto a ella, en esa cara B, un joven farmacéutico llamado Yoo Ji Ho, Jung Hae In, que se cruza en su camino cuando Lee Jung In, interpretada por Han Ji Min, entra a la farmacia a comprar medicación para curar la resaca.

Hasta aquí todo puede parecer más o menos normal (visto como beben en estas series, supongo que ya veo normal que quieran paliar un dolor de cabeza casi constante), pero todo se ve marcado enormemente por el hecho de que Yoo Ji Ho, nuestro farmaceútico es soltero y tiene un hijo.

Nada más conocerse sus vidas van a cambiar por completo, es así de corriente y de tópica esta serie, pero eso no nos echa hacía atrás en ningún caso. Es divertida, está bien grabada y montada y sobre todo cuenta con una cantidad de personajes secundarios que aportan calidad en cada momento de la trama.

Nuestra protagonista es parte de una familia de clase media/alta que cuenta con un total de cinco miembros. Son por lo tanto tres hermanas, una de ellas, la mayor, es presentadora de televisión, muy afamada y por ende dependiente de su cómo se presenta su vida públicamente. Esto la hace estar atada a un matrimonio abusivo del cual la veremos salir, gracias al apoyo indiscutible de sus hermanas y madre.

La más joven de todas, es un poco esa bala perdida que ha visto suficiente mundo para hacer las cosas distinto y hablar incluso cuando molesta, un rasgo que apreciamos y mucho aunque nos lo vendan como negativo.

Nuestra protagonista por su parte se enfrenta a ese abismo que se genera cuando la incertidumbre toma raíces. La vemos navegar entre relaciones, intentando no mojarse pero cayendo de lleno a la piscina. Es egoísta, lo sabe y se disculpa, lo justo, por ello. Encuentra una felicidad que no había conocido hasta la fecha y se aferra a ella a pesar de que socialmente esto va a hacerle caer en desgracia, y por eso todo lo demás queda al margen.

‘One Spring night’ aporta mucho en el campo del saber estar y en el trato respetuoso entre humanos, pocas veces las series y sus guiones se preocupan tanto de ello. Sus personajes son lo suficientemente maduros como para ponerse en el lugar del otro y empatizar, no cae en lo fácil y desarrolla y mantiene conversaciones sobre cómo actuar cuando están en juego sentimientos ajenos.

La cadencia y sucesión de hechos es rápida, nada repetitiva, algo de lo que sí pecan otras producciones surcoreanas. El nivel interpretativo de sus protagonistas es bastante elevado y los vemos pasar por una gran cantidad de registros y situaciones.

Todo empieza una noche de primavera, la flor de cerezo lo inunda todo y añade a esa belleza que ya tiene de base. Sus localizaciones son casi todas urbanas, pero se llenan de color gracias a los paseos por los parques de la ciudad.

Sí te gustó ‘Something in the rain’ esta seguro te enganchará y sí es la primera vez que te acercas a una serie de este estilo, seguro volverás a por más.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.1
  • Fotografía
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
  • Edición y montaje
  • Originalidad

Puntos fuertes

  • La ternura que aporta el niño 
  • La temática social
  • La sororidad entre hermanas

También te recomendamos

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario