.

Crítica de 'Objetivo: Washington D.C.'

El servicio del Presidente sigue manteniendo la forma. Tras un ataque sorpresa con drones, el agente Mike Banning (Gerard Butler) es acusado de un intento de asesinato del presidente de los Estados Unidos. Perseguido por su propia agencia y por el FBI, Banning inicia una carrera a contrarreloj en la que ha de desvelar al auténtico grupo terrorista que ha puesto su mirada sobre el presidente.

Banning, quédate cerquita…

Sí, correcto. Es más de lo mismo. ‘Objetivo: Washington D.C.’ es una arquetípica película donde los protagonistas son de nuevo el Presidente y Mike Banning, un Gerald Butler que se sigue sintiendo tan cómodo en este tipo de películas como antaño hacía.

Si bien es cierto que este Presidente al que da vida Morgan Freeman ya ha perdido tiempo en pantalla en beneficio de tanto el propio Banning como de personajes secundarios que han ganado fuerza. A saber el padre de Banning y su familia, y sobre todo una visión más cercana del enemigo de la cinta. Esto hace que haya mucha gente que contiene una cantidad de minutos de metraje mucho más que decente y que se den una cantidad de situaciones con

La trama pues es la misma con pequeñas diferencias que atienden a su vez a la proposición del ritmo narrativo. El objetivo oficial ya no parece ser el presidente en un edificio emblemático o en una ciudad completa: el camino se bifurca y da paso tanto a la lucha de Banning contra los enemigos por un lado, como en su propia búsqueda y posterior defensa del político más importante de los Estados Unidos.

Pero despacito que estoy mayor

Y es que el ritmo de la cinta que acabo de comentar por encima se muestra más pausado y lento. Quizás eso le lleva a ser una cinta de acción que se apoya más en la inteligencia y en la preparación que en el malgasto de balas de calibres enormes sin ton ni son.

Ojo, que lo hay. Estamos la saga Has Fallen y el presupuesto para munición es alto. Esto nos lleva a unas escenas de acción que poseen suficiente capacidad de ataque que inunda la pantalla en muchos de los momentos y que la envuelve en humo, fuego y gente. De hecho sigue siendo el gran atractivo de la cinta: poner a Banning contra las cuerdas una y otra vez y ver como se desenvuelve en estas situaciones y como intenta salir a flote con un único objetivo, el cual normalmente es salvar al presidente. Su tozudez profesional.

Más suspense es el resultado. Ese guion ha mejorado en cuanto a que ya no se formaliza únicamente en: estamos aquí, el malo está aquí y el paquete está aquí, que no se junten las tres variantes. Ahora hay un más allá: hay resultados de la guerra, hay gente que entra y sale, hay consecuencias y, sobre todo, hay un ambiente de no saber que ocurrirá en la siguiente escena del metraje que causa sensación de agobio y de querer conocer. Los temas burocráticos también copan un escalafón mayor, pero sigue quedando mucho en el tintero en cuanto al funcionamiento de todos en una situación así.

Aquí no dimite nadie

Aquí queremos más Has Fallen por que el resultado de esta es, cuanto menos, aceptable para ser disfrutada y más que prometedora de cara a que pase con esta saga como con otras al estilo ‘Misión Imposible’ o ‘Transporter’.

Es de un ritmo más lento, pero aún así vibrante. Unifica la acción y el suspense a partes parecidas y esto hace que la cinta quede como una película altamente disfrutable. Mucho Has Fallen, pero estas películas siguen estando muy de pie.

Good

  • Banning y su "tozudez profesional"
  • Las escenas de acción, como durante toda la saga

Bad

  • ¿Qué más podrán inventarse?
6

Chachi

Fotografía - 6
Montaje y edición - 5.5
Música - 5
Guion - 6.5
Interpretaciones - 7
Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Deja un comentario