.

‘Normal People’, tan real y honesta que la devorarás

Starzplay España estrenará pronto ‘Normal People’, una de esas series que de no ser por su factura impecable pronto habría pasado enormemente desapercibida por el público general.

A día de hoy son tantas las producciones que inundan el mercado que es verdaderamente complejo estar al tanto de todo lo que ocurre y se estrena. Es por lo tanto necesario seleccionar, y muy bien, que ver. ‘Normal People’ es esa serie que no solo NECESITAS VER, sino que, además, recomendarás encarecidamente una vez acabes.

La serie está basada en la obra homónima de Sally Rooney, un bestseller que narra, tal y como pasa en la ficción televisiva la historia vital de dos jóvenes irlandeses, Marianne (Daisy Edgar-Jones) y Connell (Paul Mescal). Su relación nos llevará a adentrarnos y a recorrer junto a ellos ese emocionalmente conflictivo, honesto, crudo y emocionante camino que es el primer amor.

Una historia de amor real, con sus muchos más bajos que altos y sobre todo llena de pasión gracias a unos diálogos en los que todos nosotros podríamos sumergirnos sin dudarlo y con una presencia del sexo que desborda todas nuestras expectativas. El sexo evoluciona con sus personajes, madura y torna en mil matices conforme sus personajes se conocen y por supuesto cambian.

Una historia que comienza en plena adolescencia, dejándonos ver la enorme fragilidad existente en los egos y mentes a esta edad y que nos lleva, casi sin darnos cuenta, a través de la juventud de sus protagonistas a pasear por los pasillos de la universidad mientras redescubrimos, a la par que lo hacen ellos, los sentimientos enterrados y abandonados por miedo a volver a ser heridos.

Pero lo mejor, sin lugar a dudas, es la bella representación que se ofrece de los personajes principales. Daisy Edgar-Jones y Paul Mescal se comen la cámara, no puedes dejar de mirarlos, captan nuestra atención con su jovialidad, con su tristeza melancólica, con su pasión y sobre la pausada cadencia de sus voces.

Los diálogos entre ellos, se den en el momento en el que se den, son brutalmente honestos y acertados. Se perciben las dudas e inseguridades en sus miradas y gestos. Uno de los grandes logros de ‘Normal People’ es que transmite en cada fotograma la tensión, ansiedad y felicidad de sus personajes.

El éxito de esta serie subyace en, tal y como, anuncia su título, gente normal. Son vidas que bien podrían ser las nuestras, o al menos fragmentos o experiencias vividas, y se presentan de forma tan cuidada y magistral que nos hace quedar prendados y deseando más.

Nuestros protagonistas conectan en el momento más vulnerable y complejo. Un momento vital en el que conforme somos dejamos de ser. Una fase en la que mientras nos inventamos cambiamos por completo, y con ese cambio, cambian nuestras percepciones y sentimientos, al menos la gran parte.

En ese cambio vital se hila la atracción entre ambos. Una atracción que es amor, desamor, pasión, inseguridad y traición a un mismo tiempo. Algo tan real como la vida misma.

Como marco y telón de esta historia tenemos una pequeña localidad del condado Sligo así como la ciudad de Dublín. Sus tonos ocres nos pasean por playas infinitas y sus grises por incesantes días de lluvia que suelen acompañar al humor de sus protagonistas.

Pero, ¿Quienes son Marianne y Connell? ¿Cómo se nos presentan por vez primera? A primera vista ambos personajes solo comparten clase en el instituto al que asisten, pero una vez pasamos esa primera impresión y entramos en la intimidad de sus hogares vemos que están ligados por algo más. La madre de Connell trabaja limpiando en la casa de Marianne. En este momento vemos como los lazos son más amplios y fuertes de lo que pensábamos.

Las figuras maternales son diametralmente opuestas, casi como pasa con Marianne y Connell. Mientras que Connell es atractivo, atlético y admirado entre sus iguales, pero muy, muy reservado. Por su parte Marianne es una joven sarcástica y muy inteligente que por su peculiar personalidad vive aislada del resto de gente de su edad.

La madre de Marianne, interpretada por Aislín McGuckin, es la viva imagen de una persona arrollada por la tristeza y la decepción, mientras que Lorraine (Sarah Greene), la madre de Connell es la representación de una madre que adora a su hijo pero que no idolatra.

Es fascinante ver las dinámicas familiares y cómo éstas afectan enormemente a las acciones y palabras de los protagonistas. El hecho de que estén ligados a nivel familiar añade matices muy interesantes.

Marianne y Connell somos todos nosotros, o mejor dicho, han sido alguna vez nosotros. StarzPlay acierta de lleno con ‘Normal People’ porque es capaz de hacernos recordar y empatizar en todo momento con una mezcla de sentimientos agridulces que resurgen de nuestro yo más profundo en un momento para luego regresar a su lugar al final de la serie.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
4
  • Originalidad
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Fotografía
  • Banda sonora

Puntos fuertes

  • Una historia delicadamente contada
  • Interpretaciones de diez
  • Intensos diálogos

Otras series de StarzPlay son:


‘Dublin Murders’ ¿Serás capaz de seguir el hilo de sus secretos?

‘The Rook’, Starz lo intenta con poderes sobrenaturales.

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario