.

‘Nobel’, lo que la paz esconde (Per-Olav Sørensen, 2017) | Filmin

En ‘Nobel’, un veterano de la guerra de Afganistán se convierte en el peón de una conspiración internacional que pondrá a prueba su devoción por su familia. Su papel le lleva a cuestionar seriamente hasta dónde está dispuesto a llegar para mantener la paz.

La tensión de una bomba a punto de estallar, arena y calor sin fin, francotiradores apostados en tejados, días de mercado y un conflicto que no parece acabe jamás. Así comienza ‘Nobel’, y sí, esta miniserie es capaz de mantener la tensión a lo largo de sus ocho episodios.

Si te pasa como a muchos de nosotros, a los que nos encantan las tramas bélicas, estás más que acostumbrado a esa tensión y escenarios. Los has visto en ‘Seal Team’ o ‘Six’ y en infinidad de producciones cinematográficas, pero ‘Nobel’ va un paso más allá al traer el conflicto a suelo noruego.

Es ahí cuando la serie despega, cuando el caos y la muerte se saltan el paso de llamar a la puerta y entran de golpe en una de las naciones más tranquilas y seguras del planeta. La seguridad de sus protagonistas se esfuma y el nerviosismo, la intranquilidad y las dudas acerca de donde parten caminos el bien y el mal se adueñan del mundo de nuestros protagonistas.

‘Nobel’ está protagonizada por Aksel Hennie (‘Marte’) y dirigida por Per-Olav Sørensen, responsable de otras series nórdicas de gran éxito como ‘Operación Telemark’ o ‘Arenas movedizas’. Si conoces alguna de esas producciones sabes que estarás viendo calidad cinematográfica y de guion cuando veas ‘Nobel’. En este apartado no nos hemos sorprendido en absoluto. La serie cuenta con una factura excelente. El nivel de realismo es estratosférico y tan real que te ves transportado a dos mundos opuestos y te sientes igual de atraído por ellos.

Mientras la historia discurre en Afganistán, a la que viajamos en casi todos los episodios gracias a los saltos temporales y flashbacks que nos muestra, una paleta de ocres y colores tierra bañan la pantalla. Notamos a través de los fotogramas el calor pegajoso y la arena casi golpeándonos en la piel, pero sobre todo somos conscientes, gracias a las miradas y palabras que se cruzan los protagonistas de lo complejo que es sobrevivir física y emocionalmente en una zona de conflicto.

- "No estamos aquí para matar"
- "Cierto, estamos aquí para morir"

Los soldados que nos muestra ‘Nobel’ se comparan asiduamente con los americanos. No hay tapujos, se habla de libertad para matar, de líneas demasiado borrosas y del no volver a casa con vida. No abrir fuego a no ser que hayas sido disparado antes es una de las máximas con las que viven estos soldados noruegos y no podemos evitar, como les pasa a ellos, comparar con otras fuerzas militares de élite.

Mucho de lo que vemos en ‘Nobel’ es más de lo de siempre, es inevitable, pero al menos intenta jugar con los elementos clave de este tipo de producciones bélicas para ofrecernos algo distinto. Una de esas cosas que me ha sorprendido gratamente es que es capaz de dedicarle minutos de su metraje a un elemento tradicional y de encajarlo en su guion de forma excelsa. Cuando veas la serie, lo reconocerás enseguida.

La geopolítica, el juego del engaño y la ganancia económica escondida tras la mayor de la condescendencia patriótica, se abren paso nada más pisar la serie suelo noruego. De pronto cambiamos de paleta, nos vamos a los fríos azules y grises, y solo el lujo de galas benéficas y conciertos de música clásica aportan alguna nota más de color, porque la opulencia y seguridad en sus fronteras ya se dan por sentado.

Fue un desafío fantástico poder llevar a la audiencia una historia tan compleja y atractiva, un thriller dramático sobre la amistad, la familia, y la política.

Sørensen, director de ‘Nobel’

Cuando la trama llega a Oslo, todo se sacude, o al menos eso creemos nosotros, porque nuestros personajes, acostumbrados a mover los hilos desde las sombras, embajada tras embajada, reunión tras reunión, parecen sorprenderse de poco cuando todo parece estar a punto de desmoronarse políticamente. Pero debemos hablar de un elemento vital en ‘Nobel’, la familia.

Es en el núcleo familiar y en las relaciones personales donde esta miniserie se vuelve muy interesante. Vemos a lo largo de toda la historia la relación del protagonista, jefe de escuadrón de las fuerzas especiales, con su esposa, que es la secretaria del ministro de exteriores noruego, y escena a escena nos adentramos en su complicidad, inseguridades y miedos.

Es muy reseñable el trabajo que realiza la actriz Tuva Novotny al dar vida a Johanne. Gracias a ella la intensidad emocional toma la importancia que debe en una trama de estas características. Johanne sufre las consecuencias de dejar de vivir en la comodidad del desconocimiento, y es en ella en quien nos vemos reflejados, ya que la barbarie de la guerra tenemos la suerte de no conocerla de primera mano.

Así, la relación del matrimonio y la introspección que realizan ambos, cada uno de ellos a un nivel y con finalidad distintos, son lo más destacable de este thriller bélico que prometo, va a cumplir con todas tus expectativas y va a dejarte con muy buen sabor de boca.

Filmin estrena el hoy martes 12 de enero, por primera vez en España, ‘Nobel’, una de las mejores series europeas de los últimos años, ganadora del Prix Europa a la Mejor Miniserie de TV en 2016. ¿La vas a dejar pasar?

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.8
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Banda Sonora
  • Edición y Montaje
  • Fotografía
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Su guion e intensidad
  • La interpretación de Tuva Novotny como Johanne

Otras series buenísimas de Filmin son:

‘Honor’, patriarcado en estado puro (Richard Laxton, 2020) |Filmin

‘Moscow Noir’ (2018), una historia rusa | Filmin

‘El tiempo de la felicidad’ o como lo llaman los noruegos, Lykkeland | Filmin |

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario