‘Narco-Saints’, nada que envidiar a Pablo (2022) | Netflix

‘Narco- Saints’ es la recreación de una historia basada en hechos reales pensada para darnos 7 horas de entretenimiento explosivo del que no será posible despegar la mirada. Todo en este K-drama está cuadrado al milímetro, no podrás reprocharle nada si lo que buscas es potencial interpretativo, calidad técnica y una producción que se ha dejado cantidades estratosféricas de dinero y talento en darle vida.

Kang In Gu (Ha Jung-Woo) comienza su negocio en el país sudamericano de Surinam. Se ve empujado a una situación, en la que debe cooperar con el NIS de Corea del Sur para atrapar a Jeon Yo Hwan (Hwang Jung-Min), al cual se le conoce como un rey de la droga que dirige su operación de contrabando de drogas desde Surinam.

Las imágenes de archivo inundan la acción durante unos primeros minutos trascendentales que nos avisan que la Surinam que nos presentan es tan brutal como real, pero te avisamos, en esta serie es mucho lo que se queda fuera del tintero. Su director llegó a decir de ella que tuvo que dejar bastantes eventos fuera para hacerla mas sobria y creíble. Mucha más fue la sangre derramada, increíbles las realidades que ocurrieron e incontables las vidas perdidas como consecuencia de esta red de narcotráfico de la que no sabíamos nada hasta que Netflix Corea nos la puso en bandeja.

Yoo Yeon-Seok, Ha Jung-Woo, Hwang Jung-Min y Park Hae-Soo.

¿Qué es verdaderamente ‘Narcos-Saints’? Una historia llena de verdades presentadas de forma ficticia. Quedarás sorprendida, sobre todo, con la naturalidad con la que se desenvuelve la trama así como con la facilidad con la que sus personajes se ven involucrados los unos con los otros en acciones y situaciones que jamás pasarían por nuestra cabeza.

Un capo de la droga escondido tras el aura de un pastor religioso. ¿La tapadera perfecta? Probablemente. Jeon Yo-hwan, llevado a la vida por Hwang Jung-min, es uno de los personajes más crueles y dramáticos de todo este 2022 en Dramaland. Carismático y camaleónico como pocos, nos sorprende minuto tras minuto por sus cambios de humor, tono y discurso. De él sabes que pensar, pero no que esperar y eso es clave para generar un eje central fuerte en un guion que cuenta con personajes muy potentes que chocarían frontalmente los unos con los otros si no le tuviesen a él como objetivo final.

Una vez veas a Hwag Jung-min interpretándolo no querrás a nadie más. El actor al que has visto en incontables producciones como ‘Deliver Us From Evil‘ o la clásica ‘Shiri‘ es insustituible en ‘Narco-Saints’. Y sí, esta figura realmente existió, su nombre era Cho Bong-haeng, falleció a los 64 años de edad en 2016, tras cumplir pena y verse reducida ésta por enfermedad crónica.

Ha Jung-Woo, otro incontestable de la industria del entretenimiento surcoreano, a quien conocemos sobre todo por su faceta interpretativa, pero que también dirige, produce y escribe guiones, es el encargado de encarnar a Kang In-Gu, un empresario de esos que ha luchado toda su vida contra la pobreza sistemática y la adversidad continua, y que gracias a un amigo viaja a un país desconocido para explotar el filón que salvará a su familia del pozo sin fondo en el que siempre han vivido.

Kang In-Gu es, sin lugar a dudas, el personaje que más a fondo conocemos y también el más cambiante y con desarrollo del drama. Caerás rendida ante su afán de superación, su fuerza de voluntad y su deseo inquebrantable de conseguir, sean los medios los que sean, cumplir la promesa hecha a su familia de una vida mejor. Los escrúpulos y la verdad, saldrán por la ventana en el momento en que el instinto de supervivencia entre en juego, y será entonces cuando realmente te enganches a ‘Narco-Saints’ y no puedas parar de animar a un protagonista que será quien tenga que ser para sobrevivir a pesar de su dudosa moralidad.

Y, por supuesto, no puede faltar la estrella del momento en un reparto épico como este. Choi Chang-Ho, el agente del NIS que busca acabar con el entramado criminal que nos lleva hasta Surinam, es interpretado por Park Hae-Soo a quien medio planeta conoce por ‘El juego del calamar‘, pero que tu como K-dramática ya tenías en tu radar por ‘Legend of the blue sea‘ o ‘Recuerdos de la Alhambra‘. La suya es una presencia constante y estable, probablemente la única de toda la trama. En sus capacidades como agente le vemos transformarse cuando se infiltra, pero siempre están presentes sus valores y esencia primaria, algo que no consigue sacudirse mientras está infiltrado y que da mucho juego delante de la pantalla al actor para dejarnos con escenas memorables.

Jo Woo-Jin

Finalmente, dentro del reparto principal aparece uno de nuestros favoritos de Dramaland, y también del mundo del cine. No necesita presentación Yoo Yeon-Seok (‘The beauty Inside‘), uno de esos actores versátiles que siempre encuentra papeles acertados con los que demostrar que no importa a quién le toque interpretar, siempre estará creíble, incluso cuando desarrolla personajes con una presencia más taimada como le ocurre mientras interpreta a David Park.

Y por si fuera poco después de este póker de ases aún queda hueco en el reparto para hablar de Jo Woo-Jin (‘Mr.Sunshine‘ y ‘Chicago Typewriter‘), que se marca las mejores escenas de acción que has visto en un K-drama y no estoy exagerando. Son brutales, te dejan sin aliento y además están grabadas con un seguimiento de cámara que las hace de infarto. De su personaje creerás esperar lo esperable, te lo dará y luego te sorprenderá hasta límites insospechados.

La presencia de Chang Chen será clave para introducir un elemento salvaje, en todos los sentidos, a la historia. Dando vida a Chen Zhen, un narcotraficante que controla todo el territorio de influencia oriental de Surinam, sentirás, gracias a su presencia la inestabilidad de lidiar y negociar con alguien ingobernable. Finalmente, Hyun Bong-Sik (‘D.P.‘ o ‘The veil‘) será el encargado de aportar calidez y normalidad a una historia caótica y brutal, estando presente el aura de su personaje en todo el entramado independientemente de su presencia física.

La construcción de todos los personajes es acertada y contundente. Ninguno de ellos hace aguas o sobresale por encima del que está a su lado, haciendo creíble las luchas de poder que se dan entre ellos mientras se permite, a un mismo tiempo, mostrar sus lados más vulnerables y preocupaciones a través de escenas silentes que no echan de menos el diálogo para expresar de forma acertada donde se encuentra la historia y hacia donde se dirigen sus protagonistas.

Lo que menos nos engancha de ‘Narco-Saints’ es la introducción de elementos gubernamentales tanto del país en el que se está llevando acabo la trama como en la parte americana. La primera se muestra forzada, irreal, como si se tratase de una cosa de la lista que había que tachar para mostrar que la corrupción invade todas las esferas sociales y económicas independientemente del privilegio, y la segunda, bueno, nos chirría siempre que los surcoreanos introducen en sus producciones un elemento foráneo y más si es estadounidense.

Dan la sensación de estar viendo una producción totalmente distinta, casi de serie B, lo cual nos saca fuera de la dinámica y ritmo magistrales que durante todo el conjunto tiene el drama a pesar de ser bastante predecible en su narración. Pero, cómo hemos comentado, las sorpresas no vienen tanto en el desenlace o desarrollo de la serie, sino más bien lo hace en los detalles y acciones, que nos dejan con la boca abierta por su puesta en escena.

Técnicamente impecable, ‘Narco-Saints‘ es una concatenación perfecta de introducciones de personajes que se comen la pantalla con su carisma y presencia física, que solo se ve eclipsada por el juego psicológico y tridimensionalidad que cada uno de ellos ofrece a la narración global de los eventos. Las relaciones entre los personajes son dinámicas y explosivas. Nunca sabes muy bien por donde van a salir ninguno de ellos, y la tensión no hace más que acumularse dejándonos con una sensación de peso sobre los hombros de la que solo te das cuenta cuando la situación se ha resuelto y como espectador te das cuenta estabas manteniendo la respiración.

Si crees que nada podía llenar el vacío que había dejado ‘Narcos‘, puedes quitarte la espinita disfrutando de esta producción, que va a sorprenderte gratamente si eres un fan del género. Pásate a contarnos tus impresiones una vez la hayas visto. Puedes dejar tu comentario un poquito más abajo.

Tráiler de ‘Narco-Saints’

¿Nos encanta?
Overall
4.1
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Guion
  • Originalidad
Sending
User Review
4 (1 vote)

Más K-dramas para seguir disfrutando de Dramaland

My name’, ahora perteneces a la organización (Kim Jin Min, 2021) | Netflix

Stranger 2’, dime que habrá tercera temporada (2020)

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *