‘My name’, ahora perteneces a la organización (Kim Jin Min, 2021) | Netflix

Una bomba de adrenalina y acción, con una realización exquisita, quizá te recuerde a ese otro K-drama de Netflix que lleva por nombre ‘Extracurricular‘, y no nos extraña, está firmado por el mismo director y hemos quedado igual de maravilladas con esta entrega que pone delante de la cámara a una mujer entrenada para matar. ¿Quieres una serie en la que la intensidad se mantiene 24/7 sin perderse en ningún momento? Sigue leyendo, vas a ponerte, si aún no lo has hecho, ‘My name’ conforme termines el post.

Tras el asesinato de su padre, una mujer con sed de venganza decide confiar en el poderoso jefe de una red criminal… y se infiltra en la policía bajo sus órdenes.

Han So Hee (‘Nevertheless’) entrega una interpretación estelar de principio a fin. Convincente en su dolor, rabia, necesidad de venganza y sobre todo en su lucha interna por hacer lo que considera correcto mientras busca darle sentido a su vida. Yoon Ji Woo, la adolescente a la que interpreta en el primer tercio de k-drama, pronto se transforma en una mujer que no parará ante nada. Así vemos como su personaje pasa del miedo y las dudas a la convicción y valor de alguien que ha decidido cual es su meta. No hay mucho margen de maniobra para escenas «profundas» al uso dramático, pero la actriz encarna a la perfección el papel que se le da. Los requerimientos físicos y el nivel de concentración han debido ser estratosféricos y en ningún caso su interpretación adolece, sino más bien lo contrario.

Do Gang Jae: ¿Para qué has venido aquí?  
Yoon Ji Woo: Para hacerme más fuerte

El personaje de Han So Hee dice todas las cosas correctas en el momento en que debe decirlas. Nuestra protagonista es coherente consigo misma y con sus metas vitales. Será capaz de adaptarse a cualquier situación y eso la hace increíblemente fuerte, mental y físicamente. Su tenacidad no tiene límite, y aun cuando está a punto de romperse en mil pedazos es capaz de tomar el impulso justo para mantenerse a flote aunque solo sea por estar un día más cerca de su objetivo vital.

Una mujer que responde con sus acciones, porque las palabras se las lleva el viento, y ella, mejor que nadie, sabe de eso. Para sobrevivir en un mundo lleno de personas mucho más fuertes, corpulentas y musculosas que ella deberá aprender a usar su agilidad e ingenio para poder ganar cualquier lucha que se le plante enfrente. Conocemos a una Yoon Ji Woo que se transforma con el paso de los meses. El entrenamiento al que se somete la joven adolescente es tan transformador como el de la teniente O’Neill y está grabado con agilidad y precisos movimientos de cámara.

¿Original? No; ¿Adictiva? Mucho

No hay quien sostenga que este K-Drama es original, porque no lo es. Hemos visto demasiadas historias de venganza como para no ver venir muchos de los hechos que aquí acontecen, pero, no va a importarte lo más mínimo una vez la cinta se ponga a correr y una historia potente y bien hilada, con personajes bien construidos se presenten ante ti.

‘My name’ tiene una corporeidad que no todas las series de acción y thrillers consiguen en el montaje final. Aquí vives con la protagonista la historia principal, y conforme su mundo se expande lo hace el tuyo. En muy pocas ocasiones, y solo las necesarias se cambia nuestro foco de atención a otro personaje, y cuando lo hace es para dar sentido a un mundo complejísimo, del que desconocemos todo. La traición, la lealtad y sobre todo el desconocimiento de lo que realmente ocurrió en el pasado sobrevuela toda la serie.

Ahora perteneces a la Organización. La Organización te protegerá sin importar lo que hayas hecho.

¿Dónde reside la lealtad? ¿Será capaz de llevar a cabo su venganza? ¿Cuál será el precio a pagar? Estas preguntas parecen estar claras para nuestra protagonista mientras su mundo es pequeño, y se centra solo en su entrenamiento. La cosa se pondrá mucho más interesante cuando su radio de acción crezca y con ello se vayan introduciendo personajes secundarios que harán tambalear todas sus creencias, formas de actuar y ver el mundo.

El blanco y negro puros pasarán a convertirse en una amalgama de grises y la empatía y humanidad subyacentes junto con las verdades pasadas que irá descubriendo nos permitirán disfrutar de una lucha interna que hará crecer al personaje ofreciéndonos mayor tridimensionalidad y realismo. La brutalidad de la vida en una organización mafiosa se mezcla con la cotidianeidad de una investigación policial. El juego de dos caras, que no de dos mundos, en el que participa Yoon Ji Woo nos atrapará y arrastrará con ella, y no podrás hacer nada por evitarlo, salvo poner el siguiente episodio.

Técnicamente, puro entretenimiento audiovisual

La banda sonora y la edición de sonido de los K-dramas puede no ser por lo qué llegué a Dramaland, pero es probablemente la razón de más peso por la que me quedé. En ‘My name’, un thriller de acción de esos redondos, juega un papel vital. Durante los ocho episodios se mantiene la tensión y la intensidad. Ésta puede bajar de nivel, pero nunca cesa. Podemos descansar con el sonido del mar a la par que lo hace nuestra protagonista, pero de igual manera sentimos el sonido desgarrador del acero rompiendo la piel y atravesando vísceras.

Las escenas de pelea son de lo mejorcito de Dramaland. ‘Vagabond‘ las tiene brutales, lo mismo ‘The Uncanny Counter’, ‘The K2‘ o ‘Healer‘, pero esto es de otra liga. Si eres fan, como me pasa a mi, de las secuencias de lucha rodadas en espacios reducidos como un pasillo, aquí tendrás ración doble bañada en neones azules y rosas, que puedo asegurarte, te dejará con ganas de mucho más por su buen hacer.

La calidad de su fotografía te llegará a través de fotogramas específicos. No hay muchas ocasiones en las que la serie te permite descansar o en los que pare lo suficiente en su acción para dejarte fijar la atención en algo concreto, pero habrá momentos en los que a los pies del río, en plena noche veas la ciudad recortarse de fondo, y quedes fascinada por la belleza de la escena en una serie en la que la sangre y la brutalidad humana son dueñas del conjunto. Seguro que acabas encontrando tu momento mágico porque se permite hasta una primera nevada y eso cualquier dramalover lo agradece profundamente, por todo lo que significa, y sobre todo porque entra en escena en el momento adecuado.

Puedes comparar »My name’ con cualquiera thriller de acción icónico surcoreano y no se quedará atrás. Es digno de ponerse en el top de Corea del Sur, y eso ya lo dice todo de este K-drama.

Tráiler

¿Nos encanta?
Overall
4.3
  • Fotografía
  • Banda Sonora y Edición de Sonido
  • Edición y montaje
  • Guion
  • Interpretaciones
  • Originalidad
Sending
User Review
5 (1 vote)

Puntos fuertes

  • La ciudad bañada en la lejanía de luces vista desde el río
  • Una protagonista cuyo dilema moral no hace más que crecer
  • Un guion que te engancha de principio a fin
  • Tiene escena de primera nevada, te encanta, y lo sabes.

Te dejamos otros dos K-dramas del director, porque seguro que sigues con mono de más acción:

Extracurricular’, el negocio de la explotación (2020) | Netflix

Lawless Lawyer’, impunidad vestida de justicia (2018)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *