.

‘My First First Love’, la familia que se escoge (2019) | Netflix

¿Buscas una serie ligera, cálida y divertida que además cuente con los momentos justos de drama?

Solo tienes que encender Netflix, buscar ‘My First First Love’ y darle al play.

Esta serie, que para muchos pasaría inadvertida es sorprendentemente divertida y para nada manida. Es cierto que es una historia que hemos visto miles de veces, y que se seguirá representando hasta que el mundo deje de ser mundo.

Pero ‘My First First Love’ la presenta bien estructurada, mezclando emociones y sobre todo mostrando el desarrollo y crecimiento personal de sus personajes con honestidad.

Ji Soo,Choi Ri, Jung Jin Young, Jung Chae Yeon y Kang Tae Oh

Ji Soo da vida a Yoon Tae Oh, un joven de una familia acomodada que vive solo en la casa que perteneció a su abuelo, justo en el barrio donde pasó su infancia y donde todos sus recuerdos se guardan. Jung Chae Yeon es Han Song Yi la amiga de toda la vida de Tae Oh. Sus vidas corren paralelas, siempre ha sido así.

Jung Jin Young interpreta el papel de Seo Do Hyun un joven de familia humilde cuya dinámica vital consiste en estudiar y trabajar para conseguir la estabilidad económica que nunca ha tenido.

Se une al reparto Kang Tae Oh como Choi Hoon, un joven alegre y soñador que huye de casa para perseguir sus sueños. Cierra el elenco Choi Ri dando vida Oh Ga Rin una joven que siempre ha vivido aislada en una caja de cristal llena de privilegios que decide dar un cambio radical a su vida.

Cinematográficamente la serie cuenta con tonos terrosos en su mayoría. La calidez y amabilidad que destila su fotografía se trasvasa al comportamiento de sus personajes.

En más de una ocasión esta comedia coral bien podría pasar por una obra de Lina Morgan o de los hermanos Marx. Las situaciones se presentan como cómicas, pero cómo todos los personajes llegan a unirse bajo un mismo techo tiene un fondo mucho más oscuro.

¿Es realmente el mundo un lugar amable?

Esta pregunta resuena de forma continuada con el pasar de los episodios. Los vínculos que unen a los protagonistas se afianzan con el paso de las estaciones y la relación de amistad que existía entre ellos pronto pasa a ser una de codependencia y familiaridad que esperaban encontrar pero que aún así les sorprende.

Vivir en pos de un sueño o una vida mejor es algo que todos hacemos de forma inconsciente. ‘My First First Love’ centra su atención en ese momento clave de nuestras vidas en el que todos los caminos se abren ante nosotros. Es el momento de elegir, pero elegir nunca fue fácil.

Pronto el guion nos presenta que recorrer el camino pocas veces puede hacerse solo. Buscamos pertenecer y ser vistos mientras nos descubrimos a nosotros mismos. Ese es el canto con el que encandila este drama coreano. Un canto a todas esas primeras veces que solo ocurren cuando tu vida adulta comienza.

Los episodios vuelan, encontrarás ocho en cada una de las dos temporadas que componen la serie. Esta división, aunque extraña para este tipo de series, fue una jugada magistral por parte de Netflix.

La primera temporada nos presenta a los protagonistas, sus situaciones personales y encauza su relación de amistad. Dejando, para la segunda temporada proseguir de esas relaciones, que poco a poco se complican, pierden inocencia y maduran.

El punto clave para adorar esta serie está en cómo su guion presenta y desarrolla las relaciones personales entre sus protagonistas. No lo hace burdamente ni condescendientemente. Todo lo contrario, brotan naturales, tan reales como las que a veces tenemos la suerte de desarrollar en nuestras vidas.

El amor, el recelo, la envidia, la empatía, el cariño y toda esa amalgama de sentimientos que se concentran en nosotros y que la mayoría de las veces no sabemos controlar o mostrar aparecen representados en pantalla con candidez.

La relación infinita que Tae Oh y Han Song Yi mantienen es una de plena confianza, apoyo y respeto mutuo. Cuando la tragedia golpea sus vidas se protegen y cuidan hasta tal punto que ninguno de ellos imagina vivir sin el otro en su vida.

Algo verdaderamente remarcable del guion es la madurez con la que se presentan las relaciones y su desarrollo. Los personajes descubren y bucean en sus sentimientos. A veces la envidia, el miedo y los celos se apoderan de ellos, pero nunca hay resentimiento o un intento de hacer sufrir a quien han querido.

Ojalá más series mostrasen esta cara tan necesaria y amable de las relaciones entre amigos y pareja. Incluso cuando se presentan las más que normales tensiones o disputas entre ellos, siempre a posteriori hay un seguimiento de ellas. Todo lo que se desarrolla o dice tiene un efecto sobre los personajes y sobre la trama, y el seguimiento de esos hechos es llevado hasta el final.

Todo queda atado y nada forzado. Y supongo que eso es lo que hace que quieras seguir viéndolos crecer, aunque sentimos decirte que no habrá tercera temporada.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3
  • Originalidad
  • Interpretaciones
  • Fotografía
  • Banda Sonora
  • Guion
  • Edición y montaje
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • Tan divertida como dramática
  • Banda sonora que te pone de buen humor
  • Cálida y amable

Si quieres seguir pasando un buen rato tienes que ver

‘Limpia con pasión por ahora’ (2019), tan divertida como obsesiva

O por si el contrario te apetece un drama médico con tintes de thriller…

‘Life’, Cuando la medicina y los negocios pasan a ser lo mismo (2018)

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Deja un comentario