.

Mujeres y cine, la triste realidad

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, para muchos no tendrá sentido, y para otros será imprescindible. Hasta que solo debamos recordar la lucha que se ha llevado a cabo, y que se lleva a cabo diariamente en nuestra sociedad aún quedan muchas lunas. La victoria por la equidad y el respeto a la condición humana en todo el globo está muy lejos de llegar, pero no es imposible de alcanzar. En el mundo del cine la mujer ha tenido siempre bastante presencia, claro, necesitaban y necesitamos actrices para poder llevar a cabo ciertos papeles, ya que alguien tenía que limpiar la casa, llorar por las esquinas y suspirar por héroes que las rescatasen de simplemente ser mujeres. Esto ha sido la triste realidad desde que el cine se inventó, aunque siempre ha habido rebeldes que han luchado por equilibrar la balanza, y lo han hecho poniéndose en la línea de fuego, usando sus cuerpos para de forma “escandalosa” por fin atraer algo de atención al problema, el cual es bien sencillo: el cine era y sigue siendo un mundo de hombres.

Es un mundo de hombres, pero eso nunca se ha debido a la falta de capacidad o ganas de una mujer de ponerse tras la cámara para poder dirigir, o de crear una bella banda sonora, o de producir una película, se ha tratado de un estado de subyugación del que no se podía escapar porque culturalmente no se nos permitía. Transgresión tras transgresión, poco a poco hemos alcanzado el siglo XXI. Hemos conseguido votar, acceder a la universidad y “tener las mismas oportunidades”, pero aún queda mucho que cambiar. Este último año se ha hablado muchísimo de la diferencia salarial entre un mismo reparto, a pesar de tener un reconocimiento a veces mucho más alto la actriz que el actor. Meryl Streep, Jennifer Lawrence, Emma Stone, Sandra Bullock y otras muchas actrices luchan y hablan de ello, hacen que el problema se visualice, para conseguir un sueldo justo de las que aún están por llegar a nuestras pantallas.

En el año 2015 los datos eran abrumadores en las películas que más ingresaron. Hablamos de las más “taquilleras”, de las que más apoyo económico y respaldo de las productoras, estudios y Hollywood suelen tener.

Como podemos observar en la gráfica, menos del 1% de las compositoras fueron mujeres, solo el 11% de las escritoras y guionistas son mujeres, y aunque en el mundo de la producción la cosa está algo más elevada, solo llegamos al 22%. Finalmente un dato brutal, el de mujeres directoras, únicamente el 7.5 % del total.

Fuente: https://womeninfilm.org/

Estos datos no sorprenden, ya que como pudimos leer en ‘The Guardian’ hace un tiempo dos de los mayores estudios cinematográficos (20th Century Fox y Paramount) no tienen ninguna película prevista hasta 2019 con mujeres dirigiéndolas. Las 22 películas que lanzará Fox y las 25 de Paramount estarán todas y cada una de ellas dirigidas por hombres.

Queda mucho camino que andar, mucho que luchar cada día. El cine seguirá dando vida a esas heroínas del pasado y las que están por venir, seguirá mostrando que el cambio es posible y que las mujeres seguirán abriéndose hueco, contando sus historias y vidas porque…

Debemos ser quien queramos ser  ¿Te despertó ‘Mulán’?, debemos apoyarnos e instar al cambio ¿Viste ‘Criadas y Señoras’?, debemos luchar por nuestros derechos, ¿Recuerdas ‘Sufragistas?,  y mostrar que podemos si perseveramos como ocurriese en ‘La sonrisa de Mona Lisa’,.  Además, debemos tener el coraje y la fuerza por poner un par de los cientos de ejemplos posibles, de las protagonista de ‘Erin Brokovich’ o ‘En tierra de hombres’, para que el cine, y todos los demás ámbitos de la vida dejen de ser tierra de un sólo género.

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*