.

‘Mr. Sunshine’, excelencia cinematográfica en Netflix

¿Existe la serie perfecta? Puede que sin querer la haya encontrado en Netflix. Han sido muchas las veces que he pasado por delante de ‘Mr. Sunshine’, pero no me había atrevido con ella hasta la fecha. Han sido las mejores treinta horas de cuarentena, cinematográficamente hablando, y eso que he visto muchas horas de metraje en los días que ya han pasado de confinamiento.

Cómo no se ha hecho eco el mundo de ella a voces es algo que aún no soy capaz de explicar. La serie creada y estrenada en el 2018, de haber sido una producción americana habría sido el tema de conversación de todos los festivales y galas de premios de la industria, pero al tratarse de una producción coreana ha sido denostada y mandada al olvido. Un craso error.

No recuerdo la última vez que caí prendada de la fotografía de una serie en menos de cinco minutos de metraje, pero esa es la magia de esta serie. Es literalmente preciosa, atrevida y trepidante en todos sus aspectos.

‘Mr. Sunshine’ es un drama ambientado a principios del siglo XX, justo antes de la de la ocupación japonesa de Corea (1910-1945). Es una oda a la convivencia, la supervivencia y la resilencia humana.

Yoo Yeon-seok como Gu Dong-mae y Kim Min-jung en el papel de Hina Kudo. Fotografía de Hwa&Dam

Técnicamente roza la perfección. Todo está en su sitio, siempre. Nada destaca y todo lo hace. Nada más empezar nos vemos envueltos en una estética preciosista que cuida el detalle de las sedas más lujosas, suaves y coloridas que jamás hayas visto, el cambiar de estaciones con detalles cromáticos que se ven acentuados por el caer de los pétalos, por el rugido del mar o el galopar de caballos.

Lo visual y lo auditivo son solo uno y esto hace que la inmersión sea tal que muy pronto nos volvemos adictos a su trama y a un mundo que por lejano y fascinante nos atrapa. Una vez has empezado a ver ‘Mr. Sunshine’ ya no hay vuelta atrás.

Quedarás fascinada.

La historia vital de sus personajes, concretamente la de sus personajes principales, Eugene Choi, Go Ae Shin, Goo Dong Mae y Kudo Hina nos permite conocer de primera mano cómo pudo haber sido sobrevivir en una tierra dejada a los designios de las grandes potencias coloniales. Una tierra saqueada y golpeada por la violencia pasiva de aquellos que solo tienen algo que ganar vertiendo la sangre de otros pueblos.

Una de las cosas que más altura da a la serie, en su conjunto es que cada uno de sus personajes, por ‘insignificante’ que sea presenta un buen trabajo de fondo. Todos los participantes tienen entidad propia, trasfondo y se imagina para todos ellos un futuro.

Sus vidas, las de todos los habitantes de Joseon están ligadas en una compleja madeja de decisiones individuales que son mostradas en pantalla, gracias a un guion cuidado que no olvida a ninguno de los participantes, enriqueciéndose así la acción casi infinitamente.

Todos y cada uno de los personajes es mostrado en todo su esplendor, hay tantas luces como sombras en sus decisiones, comportamiento y palabras. En un guion donde más de treinta personajes son parte de la historia, es toda una hazaña, que merece ser reconocida.

Ese guion del que hablamos no solo está bien hilado. Es, a su vez, una obra de arte que te mantiene en el filo del sofá gracias a que es capaz de mantener la tensión in crescendo durante toda la serie. Cuando creemos que podemos bajar la guardia, un golpe de intensidad, ya sea de tono dramático, romántico o histórico nos sacude y volvemos a quedar prendados.

La sensación que ha estado viva durante toda la serie era la de estar viendo la historia más épica jamás contada. Tiene un toque de western que yo solo pensaba se conseguía en las áridas tierras de Tabernas, enfrentadas una frescura y vitalidad dignas del Himalaya. Es todo lo que una serie americana querría ser, y se aprovecha de ello. Los gags y detalles del guion dejan momentos que te sacan una sonrisa y arrancan una carcajada, que es siempre, inevitable. Es tan romántica y delicada como solo una grabación oriental podría serlo, es, en resumen, un compendio de todas las cosas que hacen del cine el séptimo arte.

A pesar de tener un trasfondo político muy fuerte, no se apoya en ello tanto como lo hace el aspecto social, aunque siempre van intrínsecamente ligados.

La presentación de la historia, al hacerse principalmente a través de las vivencias y vidas de sus personajes nos deriva más a la venganza, las ansias de cambio y la necesidad de dar sentido a el tiempo que estamos en la tierra.

Byun Yo-han (Kim Hui-seong), Yoo Yeon-seok (Gu Dong-mae), y Lee Byung-hun (Eugene Choi)
Fotografía de Hwa&Dam

La trama gira así en torno a un niño que consigue escapar a la muerte en su tierra natal, Joseon, alcanzando Estados Unidos, donde, para sobrevivir se une al ejército. Los designios militares de su nuevo país le llevaran a regresar al sitio que le vio nacer, dándose así la oportunidad perfecta para poder vengar a su familia.

Personajes

Comienza así esta historia que irá presentando y uniendo inexorablemente a sus personajes. Eugene Choi, nuestro soldado americano, acabará vinculado a una joven aristócrata llamada Go Ae Shin, quien se encuentra luchando una batalla única por sí misma y su tierra.

Junto a ellos irán apareciendo personajes como Goo Dong Mae, un samurái dañado por el peso del clasismo y la crueldad humana. Conoceremos también a Kudo Hina, una superviviente nata movida por el dolor y la rabia, una mezcolanza de estirpes, religiones, clases sociales y nacionalidades cuyo círculo se ve cerrado por la introducción de un noble, Kim Hee Sung, quien aportará al conjunto de los personajes frescura, descaro y lealtad a partes iguales.

La historia promete aportar a cada instante intensidad, honestidad, crueldad y belleza. Es, de fondo, y de principio a fin, la lucha de un pueblo por superar y deshacerse del yugo de aquellos que lo asfixian. Sobrevivir es el destino final de su historia.

Todo eso que hemos mencionado es envuelto en una banda sonora que querrás volver a escuchar.

Una historia con todos los ingredientes para alcanzar la grandeza cinematográfica, que, por suerte, puedes disfrutar en el salón de casa.

Si quieres conocer un poco más al reparto, aquí tienes sus nombres:

Lee Byung Hun = Eugene Choi
Kim Tae Ri = Go Ae Shin
Yoo Yeon Seok = Goo Dong Mae
Kim Min Jung = Kudo Hina
Byun Yo Han = Kim Hee Sung

¿Pasa el corte?
Overall
4.8
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Edición y montaje
  • Banda Sonora
  • Originalidad
  • Guion
Sending
User Review
5 (2 votes)

Puntos fuertes

    • Una fotografía que quita el hipo
    • Delicadeza y cuidado de los detalles
    • El mejor ‘bromance’ de los últimos tiempos
    • Guion apasionante

Te recomendamos

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

2 Comments

  1. Marta comparto contigo tus sensaciones y descripciones. Es un verdadero sueño esta serie. Cada uno de los personajes es absolutamente necesario para disfrutarla. Duermo con esa música y me enamoro cada dia de una manera diferente.

    Reply
    • Me alegra muchísimo saber que no soy la única que quedó prendada de ella. Seguiremos en la incesante búsqueda de otra que la iguale, o la supere, si es que es posible. Muchas gracias por escribir.

      Reply

Deja un comentario