.

‘Miss Baek’ (Lee Ji-Won, 2017) | A Buenas Horas

El pasado como convicta de una mujer la persigue por todos lados e impide que se abra con los demás. En su camino, conocerá a una niña a la que intentará salvar de un cruel destino. Un hombre, enamorado de la mujer, tratará de de protegerla a su manera.

‘Miss Baek’ es una de las cintas más crudas a las que jamás me he enfrentado. Lo miserable y despreciable que puede llegar a ser el ser humano se presenta aquí de forma honesta, sin adornos ni estímulos innecesarios que distraigan nuestra atención. Es a su vez una exquisita puesta en escena de vidas que se encuentran a un golpe más de resquebrajarse y saltar en mil pedazos.

Una historia humana, demasiado corriente, por desgracia, que pone en el centro de atención la vida de una mujer dañada por la negligencia parental que sufrió siendo niña. Cuya vida se encuentra sacudida por la violencia machista y las consecuencias de hacerle frente. Conocerá en el momento que más lo necesita a una niña a la que ya no puede obviar más y a la que decide ayudar cuando descubre que es maltratada de forma sistemática por su padre y la novia de este.

Así ‘Miss Baek’, interpretada por Han Ji Min, en la que es la más seria y convincente de sus interpretaciones hasta la fecha, se encuentra reflejada y atrapada en la vida de la joven Kim Ji-eun (Kim Si-un). Sin quererlo o saberlo, ambas se necesitan y protegen, creándose una situación social muy compleja en torno a la relación que las dos forman. Todos aquellos que las rodean se verán arrastrados por esta inusual amistad, y sus mundos cambiarán por completo.

Impresiona ver como el sistema les falla de forma continuada. El nivel de desprotección de la joven Kim es alarmante, clama al cielo y a pesar de necesitar el mayor de los amparos sociales acaba cayendo entre las grietas de un sistema que solo protege a los que más tienen. Será muy complicado ver las escenas de maltrato y abuso sin sentir rabia e impotencia. Kwon So-hyun es la encargada de dar vida a Joo Mi-kyung, esa novia maltratadora que pone de relieve lo peor del ser humano, una persona que desprecia la vida y roza la psicopatía y llevando una vida de avaricia extrema.

A pesar de todo el dolor y miseria hay lugar para la ternura. Un cariño que les costará mucho trabajo reconocer o aceptar. El conjunto de la trama es una historia de amor y lucha por una mínima justicia social, por poca que sea. Los traumas que padecen, las relaciones que mantienen y sus sentimientos encontrados ponen de relieve que nada es blanco o negro y qué todos, sea cual sea nuestra experiencia vital, vivimos en una escala de grises de infinitos matices.

La capacidad de perdonarnos a nosotros mismos, de creernos merecedores de felicidad y capaces de poder aportarla a otros, es también una de las nociones sobre las que pivota la historia que se nos presenta. Una mujer sin estudios, que ha pasado tiempo en la cárcel es mostrada desnuda ante la cámara, sus relaciones, sus miedos y su forma de vivir se plasman de forma fehaciente mientras el desarrollo del metraje nos permite ver que a pesar de todo hay luz al final del túnel.

La directora Lee Ji-Won se arriesga con un argumento no apto para todos los públicos, y además lo hace contando una historia centrada en mujeres muy imperfectas que sobreviven a un modelo social en el que hay que ser muy afortunada para no salir mal parada.

‘Miss Baek’ es necesaria y delicada. Su ejecución cuida tanto la fotografía como las atmósferas en las que se recrea la acción, sin embargo, lo que captará tu atención será la comedida puesta en escena de sus protagonistas. Una joya de esas que pasan desapercibidas, pero que prometemos te dejará queriendo más de esta directora y su elenco.

No extraña que la acogida social fuera tan espectacular en los días cercanos a su estreno, momento en el que incluso se llegó a levantar un movimiento feminista que promovió la película e incluso permitió que quien no tenía recursos para verla, pudiera hacerlo, siendo entradas pagadas por adelantado por otras personas que ya la habían disfrutado.

Tráiler

¿Pasa el corte?
Overall
3.3
  • Fotografía
  • Guion
  • Edición y montaje
  • Interpretaciones
  • Banda Sonora
Sending
User Review
0 (0 votes)

Puntos fuertes

  • El equilibrio perfecto entre crudeza y delicadeza
  • La acertada interpretación de Han Ji-min y la impresionante actuación de la joven Kim Si-un

Por supuesto que quieres más cine coreano. Aquí tienes dos recomendaciones muy diferentes entre si.

‘Always’ (Song Il-Gon, 2011) | A Buenas Horas

’71: Into the Fire’, las 11 horas de P’ohang-dong (John H. Lee, 2010)

Historiadora del Arte. Cinéfila y seriéfila 24/7. Mis perdiciones, las películas de Clint Eastwood y las series policíacas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*