‘Midnight’, una noche para olvidar (Kwon Oh-Seung, 2021)

‘Midnight’ es una de esas cintas que empieza mostrando todas sus cartas. Desde que arranca sabes quien es quien y eres consciente de sus roles a lo largo de toda la película. Esto bien podría parecer una debilidad, pero el recién llegado Kwon Oh-Seung juega magistralmente con ello, pues nos pone al mismo nivel que a las protagonistas femeninas. Como ellas, nosotros también sabemos la verdadera cara del asesino, pero no tenemos nadie a quien contarlo.

Kyung Mi (Jin Ki-Joo) quien tiene problemas de audición trabaja como consultora de lenguaje de señas en un centro de llamadas. Una noche en Seúl se encuentra con el asesino en serie Do Sik (Wi Ha Joon) y comienza una persecución aterradora.

Una cinta frenética de principio a fin. Desesperante por la situación de desamparo que viven sus protagonistas y por la intensidad del personaje protagonizado por Wi Ha Joon, a quien te crees de principio a fin. ‘Midnight’ es un thriller de esos que recuerdas durante algún tiempo porque cuenta con muchas particularidades que la hacen destacar dentro del género, aunque, por supuesto, no es perfecta. Vayamos por partes.

Si nos centramos en la trama pronto vemos que es de un planteamiento muy sencillo. Un asesino que encuentra truncado su siguiente asesinato cuando una joven se tropieza con él en pleno ataque. Hasta aquí nada nuevo bajo el sol. En el momento en que se añade a esa trama una protagonista con rasgos particulares como es sufrir de pérdida auditiva total, todo cambia, porque las reglas del juego no son las mismas. ‘Midnight’ juega con ello a la perfección, creando una atmósfera que no esperábamos encontrar.

Ciertamente no es la primera película que juega con connotaciones similares. Si has visto ‘Hush’ de 2016, donde una escritora sorda se va a una casa en la montaña a terminar su libro y allí aparece un asesino, o ‘A ciegas‘ de Sandra Bullock donde el sentido de la vista debe ser bloqueado para sobrevivir, quizá te hagas una idea de la frustración y agonía de las protagonistas de ‘Midnight’, pero aún no hablaremos de ello. Lo fantástico de esta cinta es como juega con las ausencias de sonido, con el silencio sepulcral que se planta delante nuestra y que ni siquiera percibimos por lo metidos que estamos en la película.

Estamos tan acostumbrados al ruido base de nuestras vidas que no lo contamos como tal. Estar en silencio no implica ruido cero para nosotros, y eso lo descubrimos en esta película mientras vivimos a través de sus personajes. Técnicamente la edición de sonido es de diez, porque te introduce en una realidad imposible de recrear en condiciones normales en nuestro día a día. A través de ‘Midnight’ vivirás la realidad de sus personajes y notarás el peso del silencio como nunca antes.

Rara vez nos planteamos las dificultades diarias a las que se enfrentan otras personas, el bullicio y caos de nuestras vidas no nos dejan tiempo para ello, pero aquí la inmersión es tal que a partir de su visionado, tu percepción del mundo que te rodea cambiará. ¿Te imaginas intentar comunicarte y ser obviado? ¿Querer gritar o pedir ayuda y no poder? ‘Midnight’ te tira a la cara todas estas situaciones y te hace recapacitar sobre el privilegio con el que cuentas sin crear víctimas en el camino. La sordera de la protagonista no es para ella una forma de infelicidad pero sí algo con lo que vivir cada día, siendo muchos los retos y variables a tener en cuenta en un mundo que fluye a la velocidad de la luz y no espera a nadie.

Mientras corren los minutos, socialmente, ‘Midnight’ expone como los prejuicios y el machismo de una sociedad patriarcal están muy presentes aún. Todos los grandes asesinos en serie han pasado ampliamente desapercibidos por su capacidad camaleónica y por contar a su favor con una sociedad que cree mucho antes la realidad que ellos presentan a la que cuentan sus víctimas. Formar parte de una minoría hace que a Kyung Mi y a su madre no se le tengan tan en cuenta como debería. Es incómodo comunicarse con ellas, de hecho requiere más trabajo y dedicación que hacerlo con otras personas que si pueden hablar y oír bien, y en ese esfuerzo es donde hace hincapié la película.

La puesta en escena global crea momentos culmen y nos mantiene en vilo durante todo el metraje, pero falla el guion en el verismo, en el intentar hacernos creer que nadie, ni un solo alma es capaz de ser un profesional competente o un humano decente que socorrería a alguien en apuros.

Ciertamente necesitamos este tipo de actitud para que la película pueda tornar de la forma en la que lo hace. No es muy original en su idea base, ni en como presenta a los personajes, pero si en su puesta en escena. Además de una muy buena edición de sonido, debemos aplaudir la estética y sobre todo el montaje, que es fluido, atractivo y enérgico. A pesar de ser un novato, su director aquí demuestra muy buena escuela. Nunca es fácil acertar con persecuciones de alta intensidad en calles sinuosas y oscuras y, en ‘Midnight’, son parte fundamental de la historia que se cuenta, porque en este tipo de cintas, es en el huir del asesino donde está la verdadera esencia.

Así, la intensidad se va in crescendo, porque al ser conscientes de quien es el asesino, le vamos añadiendo minuto tras minuto un sentimiento de desesperanza que no hace más que crecer y asentarse en nosotros. ¿Por qué nadie las escucha? ¿Por qué la policía no actúa? ¿De verdad nadie se da cuenta de lo que nosotros de forma tan clara y patente vemos? Gracias a unas interpretaciones sólidas en todos los participantes la película atrapa de principio a fin. A Wi Ha Joon lo hemos mencionado al principio, tal es su transformación en ‘Midnight’ con respecto a sus trabajos previos que quedamos doblemente sorprendidos y complacidos con su actuación. Nunca lo has visto así, este papel queda en una dirección totalmente opuesta a ‘18 again‘ o ‘Romance is a Bonus Book‘.

Por su parte Jin Ki-Joo, dando vida a Kyung Mi supera todas nuestras expectativas al transformarse por completo y hacernos creer que realmente no puede oír. Lo mismo pasa con Gil Hae-Yeon, que hace las veces de madre de la protagonista, a quien has visto hace nada en ‘Law School‘ y ‘The Silent Sea‘, cuyo rostro y presencia en la historia son claves para generar la carga y tensión emotivas del conjunto. De ella poco podemos decir salvo que es una profesional que nunca decepciona. El elenco lo completa Park Hoon, dando vida a un vecino del barrio donde viven las protagonistas, que busca a su hermana en la misma noche en que los caminos de Do Sik y Kyung Mi se cruzan.

Si buscas una cinta que te haga transportarte a la acción que está presentando, con una edición de sonido potente, una fotografía y localizaciones acertadas y un reparto que da la talla, ponte ‘Midnight’. Eso sí, prepárate para verte inundado por sentimientos de frustración, desesperación, pánico pero también valor y decisión. No podrás decir cuando acabe que te has aburrido mientras la veías.

Tráiler de ‘Midnight’

¿Nos encanta?
Overall
3.5
  • Fotografía
  • Interpretaciones
  • Guion
  • Originalidad
  • Edición y montaje
  • Edición de sonido
Sending
User Review
0 (0 votes)

Otras cintas coreanas que mantendrán tu tensión alta son:

The Wailing’, terror en todas sus modalidades (Na Hong-jin, 2016) | A Buenas Horas

No Mercy’, la inconmensurable crueldad humana (Kim Hyeong-joon, 2010) | A Buenas Horas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.