.

‘Megalodón’ (Jon Turteltaub, 2018) | A buenas horas

‘Megalodón’. Un submarino de aguas profundas, que forma parte de un programa internacional, es atacado por una enorme criatura y queda averiado en el fondo de la fosa oceánica más profunda del Pacífico, con su tripulación atrapada en el interior. El tiempo se acaba y un oceanógrafo chino, el Dr. Chang, recluta a Jonas Taylor (Jason Statham), un especialista en rescate en aguas profundas, en contra de los deseos de su hija Suyin (Li Bingbing) que cree que puede rescatar a la tripulación por sus propios medios.

Pero ambos deberán unir sus fuerzas para salvar a la tripulación y también al océano de una amenaza imparable: un tiburón prehistórico de 23 metros conocido con el nombre de Megalodón. Aunque se creía que estaba extinguido, el Meg está vivo y coleando… y está de caza. Cinco años antes, Jonas se había encontrado con esta misma criatura aterradora, pero nadie le creyó en ese momento. Ahora Jonas debe enfrentarse a sus miedos para volver a las profundidades marinas… donde volverá a verse cara a cara con el depredador más temible de todos los tiempos.

Fotograma de 'Megalodón'
Fotograma de ‘Megalodón’

‘Megalodón’, como tal, ya es un punto.

Filtro, lo que es filtro, poquito. Quizás esa sea una de las razones por las cuales mis puntuaciones y ganas de ver una película de este calado y con esta premisa son siempre demasiado altas para lo que el producto final promete en realidad. Estoy hablando de tiburones con dientes como barcos, monstruos que golpean rascacielos con la rodilla o seres venidos de lugares rarillostodo esto entra en las típicas películas que disfruto mucho sin necesitar que sean excelsas o con gran calidad. Si bien es cierto que no puede haber muchas más ideas creativas con tiburones de por medio que el cine no haya realizado ya (no olvidemos ‘Sharknado’; ‘A 47 metros’; ‘Deep Blue Sea’ y todas esas…), pero ver a un escualo de más de 20 metros sembrar el caos…

‘Megalodón’ se atreve con ciertas cosas más que una película de tiburones al uso pueda hacer. Todo comienza con una relativa calma y un descubrimiento científico que nos deja boquiabiertos frente a la pantalla. En dicho descubrimiento tenemos un amalgama de imágenes con las que interaccionan los personajes que hacen las delicias del público. Obviamente estamos ante una cinta que sabemos no va a ser así todo el tiempo, pero son esas imágenes las que hacen que nuestro cuerpo adquiera una sensación relajada ante lo que se avecina desde las profundidades.

Fotograma de 'Megalodón'
Fotograma de ‘Megalodón’

El tiburón como protagonista.

Teniendo en cuenta que un tiburón prehistórico de más de 20 metros de largo es lo que aparece tras dicho descubrimiento científico, la parte interpretativa de la cinta para a tener que ser un mero acompañamiento del principal protagonista del film. Si bien Jason Statham siempre será Jason Statham (‘Parker’, ‘Transporter’, ‘Los mercenarios’) y añade una calidad interpretativa merecedora de ser tenida en cuenta, no podemos negar que no es su mejor papel como actor.

El grupo de personas que nutren la cinta y que tratan de librar al mundo de semejante criatura son, además del conocido Statham: Li Bingbing (‘Resident Evil’, ‘El reino prohibido’) ofreciendo un papel que no deja de ser simple y plano, aunque poseedor de cierto momentos graciosos; Cliff Curtis (‘Fear The Walking Dead’, ‘Training Day’) que aparece quizás menos de lo que debiera por lo que aporta; Ruby Rose, Riann Wilson, Page Kennedy, Shuya Sophia Cai… secundarios casi, pero aportando a la historia, lo cual ya es mucho decir de una cinta de tiburones, ¿no?

Fotograma de 'Megalodón'
Fotograma de ‘Megalodón’

Obviando cosas…

Obviando detalles estamos pues ante una película divertida, de digestión sencilla y cuya trama es simple; creada para el entretenimiento más puro cinematográficamente hablando. Posibles enseñanzas de hombre vs naturaleza aparte, no hay nada dentro de ‘Megalodón’ que nos haga enfrentarnos a una película que no haga otra cosa que despertarnos un interés por ver que sucede y qué pasa finalmente con semejante criatura.

Por lo que hay que darle una oportunidad y tratar de dejarse llevar por la cinta, disfrutar de las posibilidades de un buen elenco, de una buena creación con efectos visuales y de mantener la mente alejada de otra cosa que no sea un tiburón queriendo comerse a todo lo que tiene por delante.

Tráiler.

¿Pasa el corte?
Overall
2.6
  • Originalidad
  • Fotografía
  • Montaje y edición
  • Música
  • Guion
  • Interpretaciones
Sending
User Review
0 (0 votes)

Lo mejor

  • Statham siempre es Statham, y para los que gusta como a mí…
  • Escenas donde el megalodón realmente asusta.

Crítica de ‘Mientras dormías’ (Jon Turteltaub, 1995)

Crítica de ‘Under the Skin’ (Jonathan Glazer, 2013)

Diseño Gráfico, Editorial & Web. Hago cosas. Visto camisas, bebo café y me gusta la tinta. Si no te gustan estos defectos, tengo más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*